Cala ha llegado con la idea de jugar en Primera con el Cádiz CF.
Cala ha llegado con la idea de jugar en Primera con el Cádiz CF.

Cádiz CF

(II parte) Cala: “Cervera es un fenómeno, eso sí, mientras le cumplas en el campo”

"Estaba convencido de que este sistema de juego me iba a venir muy bien", dice el zaguero lebrijano

Por  17:53 h.

Como la mayoría de los niños, Cala no comenzó dirigiendo una defensa y asumiendo la responsabilidad de liderarla. Como tantos otros, a Juan lo que le iba era irse de otros, driblar, rematar y meter goles. Y esas cositas, donde mejor se hacían eran cerca de la portería contraria. Es por ello que sus primeros pinitos en el fútbol los diera como delantero o mediapunta, muy lejos de la zona seria, aburrida y alejada de los focos de lo que viene siendo la retaguardia. Así fue hasta que llegó al Sevilla…

-Yo era cadete, y recuerdo que un técnico que todavía está en las categorías inferiores del Sevilla me dijo: ‘oye, si quieres jugar en Primera algún día tienes que jugar de central, no de mediocentro ni mediapunta’. Así que desde ese momento ahí que me puse y como también tenía la característica de que había jugado de delantero años atrás pues tenía cierto gol me convertí en un central vistoso porque en la estrategia solía meter goles. Ya en el mundo profesional también he jugado de mediocentro defensivo con Manolo Jiménez o incluso de lateral con Álvarez. Tengo esa polivalencia aunque es verdad que con los años tal vez la he ido perdiendo.

-La Liga no ha podido empezar mejor pero ahí queda ese borrón de Alcorcón. ¿Entiende que se haga siete cambios en un equipo que contaba sus partidos por victorias?

Yo si lo entiendo o no lo entiendo ni lo voy a decir y mucho menos en una entrevista (risas) porque sería una torpeza por mi parte. Pero es el míster el que mejor conoce al equipo, al club, conoce muy bien a la plantilla y lleva muchos años aquí y yo estoy aprendiendo de los que más tiempo llevan aquí. Al fin y al cabo, y yo creo que esa es la clave en el crecimiento de este Cádiz CF,  todo el que viene nuevo viene con una base muy fuerte que ve en jugadores como Salvi, Garrido o Cifuentes, que llevan aquí desde Segunda B. Ellos se ha comido esa Segunda B y son el estandarte de este vestuario y a estos se une José Maro, Álex, gente con experiencia que unido al entrenador fortalecen las ideas. Ni yo ni nadie puede llegar a cambiar eso porque son esas personas lo que te explican qué es el Cádiz Cf y cómo se juega y se entrena aquí, a muerte. Así que todo lo que decida el míster, bueno es.

-¿Cómo lleva un defensa, que vive entre agarrones y forcejeos, esto del VAR?

-El VAR ha llegado para quedarse y me parece muy bien y justo pero como todo habrá que mejorarlo. Dicho eso, hay avances del fútbol que se dan sin que se le pregunte a los protagonistas, que son los futbolistas. Pasa con eso y con todo. Hace poco se ha cambiado el balón de la competición y nadie nos ha preguntado a nosotros. También con la nueva reglamentación del pisotón por detrás, que los hay, pero pueden ser malintencionados o no. Cuando los futbolistas nos quejamos es por algo y creo que es eso lo que está creando más confusión. Es una faena para todos, tanto para el árbitro como para nosotros por eso habría que reorganizarse mejor, favoreciendo el espectáculo pero sin perder la esencia del deporte, que es contacto.

-¿Sería partidario de meter en la cabina del VAR a exfutbolistas?

-No lo descartaría, pero los mismos árbitros saben qué se hace sin querer y qué no, pero le han dicho que eso es roja y cumplen la ley.

-¿Cómo define a Cervera como entrenador y persona?

-Va directo y te mira a los ojos cuando te habla. Y ese tipo de personas me gusta. Él es él y desde el primer día que entré en el vestuario observé que había un ‘feeling’ especial entre los jugadores que llevan más tiempo y él y eso no se regala; eso se tiene o no se tiene. Cuanto observas eso te puede parecer más tímido o menos, más raro o no, pero eso está y está claro que este míster lo tiene. Es una persona que se vive muy bien el día a día con él porque se trabaja muy feliz. Sabes que tienes que salir al campo y correr como un león porque, entre otras cosas, hay un aparatito que mide lo que corres o no corres y ahí no se puede engañar a nadie. Y mientras le cumplas ahí, en el vestuario es un fenómeno. Y eso es personalmente lo que quiero, por eso me recuerda mucho a Bordalás. Son entrenadores que quieren que se trabaje duro mientras se trabaja, después si quieres nos gastamos veinte bromas. Por eso el ‘feeling’ que tiene con el vestuario es especial.

-Ha llegado con la etiqueta de ‘fichaje presidencial’ pese a que pocos entrenadores no querrían contar con central de su trayectoria, pero ¿el hecho de que venir de mano del presidente le hizo albergar ciertos temores de cómo sería recibido en el vestuario?

-No, no… También se ha dicho que venía a retirarme y tengo 29 años… Primero, no creo que me considere un fichaje presidencial, aunque está claro que el ‘presi’ me conoce y habrá dado su opinión. Pero también estoy seguro que Óscar Arias ha avalado mi fichaje y el míster lo ha aceptado. En cuanto a lo que pueda pensar el vestuario, pues, decir que en el fútbol casi todos nos conocemos y casi todos tenemos amigos comunes. El que pudiese tener dudas estoy seguro que habrá llamado a algún amigo en común para pedir referencias y demás. Yo he tenido pocos enemigos, la verdad, y cuando he estado en tantos vestuarios y no se habla mal de mí en temas extradeportivos o de disciplina pues algo bueno habré hecho. Me precio de tener a muy buenos amigos dentro del fútbol. Yo estaba seguro de que las cosas iban a salir bien. Además tengo una edad propicia y estaba convencido de que este sistema de juego me iba a venir muy bien. Poco a poco. las dudas se van disipando con el día a día.

-¿Puede ser contraproducente este excelente arranque liguero por aquello de haber puesto el nivel muy alto?

-Para nada, entre otras cosas, porque aquí se ha instalado el ‘partido a partido’. Además, el palo del otro día en Alcorcón fue bestial y esto es así. La clave para hacer algo bonito este año es no perder puntos en Carranza. Si somos capaces de estar toda la Liga sin perder en Carranza vas a estar arriba. Bordalás decía una cosa nada más llegar al Getafe, que íbamos penúltimos en la octava jornada: “Las ligas se ganan o se pierden de local”. Y eso es verdad porque en las segundas vueltas es muy difícil ganar fuera de casa, por eso hay que hacerse fuerte en ella y rascar algo fuera. Y como aprieta este estadio, eso es más fácil para los futbolistas porque impacta tanto para el rival como para nosotros, que nos da la vida.

-¿Cree que esta plantilla es mejor que las anteriores que ha conocido desde fuera?

-Yo creo que sí. Óscar (Arias) ha hecho un gran trabajo. El club ha hecho una apuesta importante por mejorarla puesto por puesto y me consta que así ha sido porque me interesé por ello cuando estaba decidiendo mi futuro. Ellos tenían muy claro que era el momento de dar un pasito más y mejorar los puestos. Creo que esto es el resultado de otros años en los que al principio el entrenador ha sufrido un poco más porque no se podía invertir tanto en la plantilla y ahora se merece esta mejora. Han respetado su base y se ha aportado en cada línea una dosis más de carácter, de jerarquía, de calidad o de lo que. Se ha hecho un grupo muy bueno, pero la clave es de lo que ya estaba aquí y el trabajo que ya estaba hecho. Nosotros hemos venido a aportar sobre el trabajo que ya está hecho. Lo que está claro que el que venga y no aporte la misma base es la que se encarga de quitarlo de en medio. Eso es lo positivo de todo esto.