En primera instancia, Jon Ander Garrido sujeta a un perro.
En primera instancia, Jon Ander Garrido sujeta a un perro.

Cádiz CF

Garrido: “Tenemos que dar un paso adelante en el juego”

El vasco cree que el factor anímico está pasando factura al Cádiz CF

Por  8:05 h.

Jon Ander garrido volvió al once el sábado pasado y de su cabeza salió el primer gol del equipo conseguido por Carrillo. El vasco, que descansó ante el Sevilla Atlético en el partido intersemanal, habló ayer para los medios de cara al duelo de mañana en Huesca. Lo único que tiene más claro después de seis partidos sin ganar es que hay que cambiar dinámica cuanto antes.

“Lo que queremos es sacar un buen resultado, sobre todo para que nos dé fuerzas anímicas y nos ponga arriba, que es donde debemos y queremos estar”, comenzó diciendo.

Para Garrido, que el Cádiz CF se encuentre en plena crisis de resultados es un compendio de muchas cosas porque “todo cuenta. Perjudica todo un poco; hemos tenido muchas lesiones y creo que deberíamos haber sacado algún punto más. Quieras o no, lo del Osasuna fue duro porque no merecimos perder. Y también, y aunque bajamos el nivel en la segunda parte, no es normal que pase lo del otro día ante la Cultural. Son golpes duros pero hay que conseguir una victoria cuanto antes para que todo se olvide”, manifestó el vasco a sabiendas de que el equipo tampoco ande muy bien a pesar de la mala suerte.

Poco a poco, entre los lesionados y la carga de partidos, están participando muchos futbolistas. Para Garrido es lo normal porque “somos muchos y cualquiera puede jugar. Hubo otros partidos que me tocó a mi verlo desde fuera”, recordó.

El pasado miércoles Garrido no entrenó junto a sus compañeros debido a “ligeras molestias” por las que se prefirió “prevenir para llegar bien y menos cargado al fin de semana”.

No piensa que el problema de las últimas jornadas se deba a falta de actitud. “No creo que nos hayamos relajado,”, aunque admite que en la segunda parte ante la Cultural “se bajó el ritmo porque igual corrimos mucho en la primera parte”. Además, el mediocentro también cree que influyen más aspectos en un partido. “Jugar en la situación en la que estamos parece que cuesta todo un poco más. Te meten un gol y tienes ya a la mosca detrás de la oreja. Hay que aprender de las cosas que nos pasan porque son esos momento en los que hay que unirnos, parar el partido y ser un poco más inteligentes”.

Garrido desea que el equipo recupere esa chispa que ha perdido y que cree que puede volver con la consecución de resultados. Y sí, asume también que no se está jugando ni llegando al área rival con la alegria de antaño. “Creo que el problema es más anímico, aunque es verdad que en el juego tenemos que dar todos un paso adelante porque nos está costando más hacer ese juego”. Igualmente, no reniega en absoluto de la fórmula de Cervera. “Tenemos que seguir en la línea de juego que dice el míster y de la que está hecho el equipo”, sostiene. Y apostilla. “En cuanto, llegue la victoria mejora el juego”.

No tiene preferencias sobre el sustituto de Salvi ya que confía plenamente en todos sus compañeros. Se rió cuando fue preguntado si era capaz de enumerar las virtudes de los Moha, Aitor, Nico y compañía. “¡Vaya pregunta! Si tuviera que ponerme a decir aquí las virtudes de cada uno de ellos estaría aquí todo el día. Lo importante es que quien entre lo haga sabiendo bien que es lo que quiere de él el entrenador y seguro que lo sabrá”.

Por último, destacó el campo del Huesca como “poco idóneo” para salir del bache de malos resultados porque es un equipo que “está haciendo las cosas bien y en su casa es fuerte”.