Garrido en sala de prensa
Garrido en sala de prensa

Cádiz CF

Garrido: “Saldremos ganando porque tenemos un plantillón”

El vasco se muestra optimista de cara a un hipotético regreso a la Liga porque confía de pleno en todos sus compañeros

Por  12:25 h.

El centrocampista Jon Ander Garrido no está llevando del todo mal el confinamiento. Así lo dijo a finales de esta semana a Radio Cádiz, donde habló de su rutina. “Lo llevo bien. Entretenido, siempre estoy haciendo algo. Entre leer, juegos de mesa y jugar con los amigos a algún videojuego así se pasan los días. También entreno, lógicamente”, comentaba antes de contestar que tiene dos perros que los saca a la calle, pero “los saco juntos”, bromeó para aclarar que no hace trampas con tal de darse más paseos al aire libre.

Explicó su forma de mantener la forma, dentro de lo poco que se puede mantener encerrado en casa. Tengo una esterilla en el salón y voy haciendo ahí lo que puedo. Cómodo no es, pero es lo que hay. Nos han dado bici (en el club) a todos para entrenar un poco el corazón porque si no cuando volvamos no vamos a hacer capaces de hacer un sprint. Y haré unos 20 minutos de bici”.

Las miradas de los profesionales están puestas en la vuelta a los entrenamientos antes que en la competición en sí. Y es que son muchos los que piden tiempo para recuperar la forma para prevenir lesiones, algo a lo que alude precisamente Garrido. “Habrá muchas lesiones si no se hace una pretemporada mínima de dos semanas porque no se rendirá al cien por cien. Se pierde mucha forma física”, acierta a decir. Y sigue argumentando que “un jugador tiene que correr, entrenar y en casa no se puede hacer y eso se tiene que notar por mucho que llegues con el tono muscular y el mismo peso. La mayoría no tenemos jardín para correr y es importante esas dos semanas que nos tendrán que dar”.

Y una vez regrese la Liga, es de suponer que lo hará a marchas forzadas y jugándose un par de encuentros por semana. Garrido no termina de verlo pero se muestra optimista. “Si tenemmos que jugar dos partidos por semanas qué menos que necesitaremos un tiempo de preparación”. Y es aquí donde se acuerda confiado del fondo de armario de los suyos. “Imagino que los equipos no tendrán otra que tirar de toda la plantilla porque no se es capaz de aguantar tantos partidos en tan poco tiempo”. Y repite: “Tendrás que tirar de toda la plantilla y saldremos ganando porque tenemos un plantillón”.

Porque a pesar de ser de los indiscutibles, Garrido confía de pleno en todos sus compañeros, incluso los que no juegan habitualmente. “Creo que nos vendrá bien jugar en poco tiempo porque tenemos una plantilla muy amplia y muy competitiva; es verdad que también la tendrán buenas otros equipos, pero nosotros tenemos que mirar nuestro ombliguito y saber que tenemos muchas posibilidades”, destaca.

La pregunta que se le suele hacer a todos los profesionales es que jueguen a adivino, a qué creen que pasará. Para Garrido, más allá de irse por las ramas, la razón y la lógica estarán con el Cádiz CF porque “llegado el caso lo más justo sería dejarlo como estar, es lo que creo. Se ha jugado más de un 70% y a nadie le han regalado nada y si estás ahí es por algo. Si no hay descenso podría entenderlo, pero tampoco estaría muy de acuerdo”.

Por todo ello, el vasco no puede pensar que el año del Cádiz CF se vaya por el sumidero después de todo lo que han pasado. Por eso, descarta por completo la idea que ha surgido en algunos clubes de acabar la Liga así y sin ascensos y comenzar la siguiente temporada con los puntos de ventaja que cada equipo haya cosechado. “Hemos sufrido mucho este año. No creo que nadie pueda defender eso de empezar con esa ventaja una Liga nueva porque no sería justo y no sería una ventaja real. No me entra en la cabeza que pueda pasar eso”.

Lo que sí parece claro es que la temporada regresará pero a puerta cerrada, algo que lamenta Garrido por el factor Carranza. “Hay muchos equipos que lo notaremos más que otros y es un hándicap, pero tal y como está el tema no hay otra opción. Tenemos que saber que nuestra gente estará con nosotros, pero va a ser raro. Hay equipos como Numancia o Fuenlabrada que saldrán ganando, pero bueno…”, dice aludiendo a la presión que pueda ejercer Carranza a diferencia de otros campos más fríos y con menos espectadores en la grada.

Hace poco el equipo ha llegado a un acuerdo para rebajarse el sueldo debido a la crisis sanitaria y económica existente. En este punto, Garrido se acuerda de los más vulnerables. “Hemos hablado con el presidente, con quien tenemos siempre con un trato cercano, y vamos de la mano; lo que no queremos es que los empleados pierdan dinero porque son los que peor lo están pasando. Llegamos a un acuerdo para que ellos no pierdan. Está pasando en todo el mundo. A nadie le gusta que le quiten el dinero de su trabajo pero es lo que toca en todos los sectores. Si podemos ayudar a los que no tienen tanta suerte como nosotros, pues es mejor. Estamos de acuerdo en casi todo y no habrá problemas. El presidente sabe que tiene un buen grupo, creo que somos muy sensatos y no ha sido muy difícil negociar entre junta directiva y nosotros”.

Garrido se lleva bien con todo el vestuario, donde destaca por su sentido del humor. De sus compañeros, mantiene más afinidad “con los capitanes Cifu y José Mari, también con Marcos Mauro y con Bodiger”, cuenta. Y de Fali también tiene palabras buenas. “Es un personaje bueno, no tiene filtro. En el vestuario se le quiere mucho”. Y se explaya en el día a día del valenciano. “Tiene que estar liando una buena en el piso; además con la familia numerosa que tiene. Es un tío muy transparente, de esos que sabes que no te va a fallar, lo que ves es como es. A veces es demasiado claro, pero por eso se le quiere tanto”,

Si la vuelta a la normalidad escalonada se sigue dando y se comienza a permitir los desplazamientos para que se jueguen los encuentros, Garrido dice no tener tanto problema por él como por los demás. Así lo ve. “No tengo miedo por mí, sí por la gente a la que pueda perjudicar, pero a mí en lo personal no me da miedo volver. Se dice que la gente sana y más joven no tiene problemas, pero lo único que me da respeto es por la gente ajena, mayores y vulnerables”, expone.

Garrido sufre molestias en la rodilla desde hace ya una temporada. Preguntado por si este mes de confinamiento le ha venido bien para recuperar, lo niega por desgracia. “Las molestias de la rodilla han mejorado pero no tanto, van muy lento”, dice sobre el edema óseo que sufre y a la que se le suma una tendinitis que le “sigue dando guerra” y no puede tratarse en estos momentos.

Por último, desvela que “con el mister he hablado una vez por el wasap. Está solo y está jodido”, dice sobre Cervera, que a diferencia de él pasa el encierro en la soledad de su hogar. “Yo estoy con  con mi novia, pero la gente que esté sola es más jodido”.