David Ferreiro, ahora en el Huesca, vuelve este sábado a Carranza.
David Ferreiro, ahora en el Huesca, vuelve este sábado a Carranza.

CÁDIZ CF

Ferreiro: «Cádiz es diferente por la forma en que se vive el fútbol»

El gallego regresa a Carranza por primera vez como enemigo, en las filas del Huesca: «Más que presión, nosotros tenemos ambición por crecer»

Por  18:23 h.

Joven, tímido, humilde. David Ferreiro (Orense, 01 de abril de 1988) no se ganó a la hinchada del Cádiz CF por su carácter, su forma de celebrar los goles, sus gritos, sus palabras ante los medios o su palmarés. El gallego conquistó Carranza única y exclusivamente por el fútbol que desplegaba cada domingo sobre el terreno de juego. Procedente del Zamora, maravilló vestido de amarillo en la temporada 2011-12, la de los ‘inmortales’ y la de Lugo, la que se rozó el ascenso con la yema de los dedos.

Ahora es un futbolista consagrado en la categoría de plata y, por primera vez, visitará el coliseo amarillo en las filas enemigas. Milita en la SD Huesca y alterna el titular con el banquillo, pero su compromiso le convierte en un futbolista muy peligroso dispute uno o noventa minutos.

Aquel curso se ganaba todos los premios individuales posibles como mejor jugador indiscutible en una plantilla con Ikechi Ania, Yuste, Murillo, Óscar Pérez y Juanjo, lo que le otorga mayor valor. Y de esperanza a amenaza. El extremo comparte con CANAL AMARILLO las vivencias de su época en el Cádiz y su pronóstico para el choque del sábado.

-Cuatro años después volverá a Carranza. Qué recuerdos.

-Y muchísimos buenos. Fue un año fantástico empañado por esa triste tanda de penaltis. Pero es el primero en el que empecé a jugar al fútbol como profesional. Desde que marché no he vuelto a jugar en ese estadio y tengo ganas de encontrarme con una de las mejores aficiones de España.

-Ese 2012 tuvieron el ascenso en la palma de las manos. ¿Esperaba que el Cádiz CF tardaría tanto en ascender de categoría?

-El fútbol es así de caprichoso. Han sido un año tras otro luchando para subir a Segunda y alguna vez tenía que ser. Yo confiaba en que lo lograran antes, me sorprendió la tardanza, pero esa categoría es muy complicada porque te juegas todo en el ‘play off’ y debes tener la pizca de suerte necesaria. Me alegré muchísimo cuando consiguió el objetivo.

-Esa plantilla era tremenda. Lástima el triste epílogo.

-Estuvimos líderes toda la segunda vuelta, y cuando sortearon las eliminatorias nos tocó el Real Madrid Castilla. Mire donde están Morata, Carvajal, Jesé… Después todo se complicó muchísimo, y nada más saltar al Anxo Carro de Lugo ya se veía que iba a ser un mal día. Llovía a cántaros, el terreno de juego estaba encharcado y sucedió lo que todos vimos sobre el terreno de juego. Pero es fútbol y había que seguir hacia adelante.

-¿Qué pensará cuando vuelva a poner sus pies sobre el verde del coliseo gaditano?

-Se me ponen los vellos de punta de pensarlo. El ambiente que se genera cuando saltas al terreno de juego es espectacular, contagia a todos los futbolistas. Te hace que te entren más ganas aún de jugar ese partido.

-¿Hubo alguna vez posibilidad de volver al Cádiz CF?

-En estos cuatro años nunca me llegó ninguna oferta. En las dos últimas temporadas estaba contento en el Lugo, en mi tierra, y ahora me apetecía este proyecto en Huesca, que se marca crecer como entidad con muchos jugadores nuevos y jóvenes.

-¿Mantiene contacto con futbolistas de aquella plantilla del 2011-12?

-En otros equipos he coincidido con Héctor Yuste, con Óscar Pérez, y nos acordábamos del infortunio en los penaltis. Había gente en ese equipo que bajó de Segunda porque confiaba en crecer en la entidad amarilla, y se unieron jóvenes como Ikechi o Murillo que luego han estado en grandes equipos. De haber subido se hubieran consolidado en Segunda, y la prueba es que muchos se han quedado en esta categoría. Por mi parte, Jose González marcó una pauta en mi progresión al darme la oportunidad de jugar muchos partidos.

-Y ahora se ha consolidado en Segunda División.

-He entendido bastante bien la categoría de plata. Es muy complicada. Son muchos encuentros y hay que competir con mucha intensidad; en estas temporadas he jugado más de 35 partidos cada año, titular o desde el banquillo. Necesitas saber cuándo tienes que ir a por la victoria o cuándo hay que guardarse más, no cometer fallos, la estrategia es importante… son factores que definen a la Segunda División.

-¿No ha habido posibilidad de dar el salto a Primera?

-Tuve contrato con el Granada pero nunca pude hacer la pretemporada con el primer equipo. Fui al Racing, un equipo grande con aspiración de ascenso, después de mi actuación en Cádiz, y no fue un buen año. Esa fue la pena. Ahora lucho por mantenerme.

-Llegó del Zamora y ha pasado por Santander, Alicante, Lugo y ahora Huesca. ¿Qué diferencia a Cádiz de estos lugares?

-La forma en que se vive el fútbol.  Nunca estuve en una ciudad donde la gente va toda vestido de amarillo. Su primer equipo es el Cádiz CF, por encima de Real Madrid o Barcelona, y eso no pasa en ningún lugar.

-¿Qué espera del choque de este sábado en Carranza? 

-Cada duelo es complicado. El Cádiz CF viene de ganar en un campo muy difícil como el del Lugo. Es un bloque sólido que aprovecha sus ocasiones y posee mucha calidad en ataque, con Ortuño y Güiza. Por las bandas genera mucho peligro y es temible al contragolpe. Por nuestra parte, somos un grupo muy sólido, compacto, en el que corremos todos.

-Llegan en un buen momento. 

-Sí. Nos costó al principio, pero en casa somos muy fuertes y eso es fundamental para poder hacer grandes cosas. Aún así, no nos relajamos y es que si nos gana el Cádiz CF se pone a un punto de distancia. Vamos con ganas de sacar un buen resultado.

-¿El objetivo va más allá de la permanencia?

-Lo primero, los famosos 50 puntos. Y luego ya iremos viendo.

-¿Cádiz y Huesca tienen plantillas similares? Aunque en la entidad de Carranza siempre hay más presión.

-Puede ser. Son equipos parecidos. El Cádiz CF por trayectoria e historia tiene que estar arriba, y en Huesca más que presión tenemos la ambición de seguir creciendo.

-¿Cómo va esa pugna con Vadillo?

-Bien. Es un jugador descarado, con velocidad, calidad y mucha proyección. Desde que salí del Cádiz CF estoy jugando por la banda izquierda aunque soy diestro.

-¿Qué le parece el Cádiz CF? ¿Le ha decepcionado su comienzo de liga?

-Poco a poco irá mejorando. Es una plantilla con muchos jugadores nuevos, algunos de fuera, y le cuesta adaptarse. Estoy seguro que con lo que costó subir a Segunda no lo van a desperdiciar tan pronto. Y subirán en un futuro a Primera División. Este curso tiene capacidad para estar en mitad de tabla y con los buenos directivos que están al frente no se relajarán. Se pueden salvar perfectamente.

-Precisamente usted fue un ‘chico’ Pina.

-Me fichó para ir al Granada. Es un hombre preparado para el mundo del fútbol, como demostró en el club nazarí, y tiene muchos contactos con jugadores de calidad.