Rafael Van der Vaart, en la presentación con el Real Madrid con su familia materna.
Rafael Van der Vaart, en la presentación con el Real Madrid con su familia materna.

CÁDIZ CF

Fallece el abuelo chiclanero de Rafael Van der Vaart

Rafael García, que no pudo ver a su nieto jugar en el Cádiz CF, muere con el honor de verlo triunfar en los terrenos de juego

Por  13:07 h.

Rafael García, el abuelo chiclanero de Rafael Van der Vaart, ha fallecido. Se va sin poder ver a su nieto, ya retirado, jugar en el Cádiz CF, pero con el honor de verlo triunfar en los terrenos de juego.

Nacido en Holanda, pero de familia chiclanera por parte materna, Van der Vaart era noticia hace alrededor de cuatro años con unas declaraciones inesperadas. Por aquel entonces era el Cádiz CF equipo de Segunda B y el centrocampista holandés seguía jugando en grandes competiciones. «Le prometí a mi abuelo que jugaría mi última temporada en el Cádiz CF y una promesa es una promesa», señalaba. Al final no se cumplió ese sueño.

«Mis abuelos viven en Chiclana de la Frontera, que está a 15 kilómetros de Cádiz. Y el Cádiz CF me parece un escenario muy interesante. Ahora el Cádiz CF juega en Segunda División B, que es la Tercera División de España, pero a mí no me importa en qué Liga esté ahora ni en la que estará en unos cuatro años. El Cádiz CF será de todos modos mi destino final», aseguraba en la revista Panorama. El tiempo le ha quitado la razón.

Es más, Van der Vaart apuntaba: «Todavía puedo estar cuatro o cinco años jugando al fútbol y nunca voy a decir adiós a la selección prematuramente. Mientras juegue al fútbol estaré disponible porque el deseo y la ambición están todavía presentes. Yo sólo quiero jugar al fútbol y hablar del final tal vez es pronto, pero será en mi 36º cumpleaños en el Cádiz CF». Así de tajante se mostraba un futbolista con orígenes chiclaneros.

Manuel Vizcaíno, ya por aquel entonces presidente del Cádiz CF, recogía el mensaje del holandés: «Rafa es buen futbolista y es de Cadiz así que ¿por qué no?».

Un adiós por culpa de las lesiones

Al final, su adiós a los terrenos de juego llegó a los 35 años de edad, tal y como señala el diario holandés De Telegraaf. Su principal motivo: las lesiones. «Es el momento de parar. No estoy en el mundo del fútbol para estar rehabilitándome sino para jugar. Quería ser un auténtico veterano de este deporte, pero no pudo ser, desgraciadamente», ha señalado.

Formado en la cantera del Ajax, Rafael Van der Vaart empezó a destacar en Holanda y pasó a formar parte del Hamburgo en Alemania. Desde ahí dio el salto al Real Madrid en la temporada 2008/09.

Tottenham, vuelta al Hamburgo, paso gris por el Betis y aventura danesa en equipos como Midtjylland y Esbjerg, donde se retira, dan forma a una carrera que se completa con su presencia en la selección holandesa. Ahí vivió uno de sus mayores logros como futbolista, ya que llegó a jugar la final del Mundial de 2010 en Sudáfrica ante España. Eso sí, no pudo levantar el título de campeón del mundo por culpa de Andrés Iniesta.

Una trayectoria de altura que se quedó sin cumplir el sueño de su abuelo Rafael: ver a su nieto triunfar en el Cádiz CF. 

Descanse en paz.