Dimitrievski, en un entrenamiento con el Nàstic.
Dimitrievski, en un entrenamiento con el Nàstic.

Cádiz CF

El excadista Dimitrievski la vuelve a liar

El hoy portero del Nàstic provoca la expulsión de un contrario por simular una agresión

Por  13:59 h.

Pasó por la cantera del Cádiz CF solo un año pero se le recuerda mucho más que otros que se pegaron más de cuatro. Era buen portero sí, pero tela de complicado. Mucho carácter, demasiada personalidad y, sobre todo, mucha tontería. Así era el macedonio Stole Dimitrievski cuando defendía la portería del Cádiz CF B en la temporada 2011/12 y por lo que se ve así sigue siendo después de ver su antideportivo comportamiento en La Romareda.

Dimitrievski recaló en el Cádiz CF B de la mano de Pina, su padre fue presidente del Cádiz CF aquella temporada que finalizó ante el Lugo. El portero macedonio llegaba en calidad de cedido por el Udinese, otro club satélite del Granada de Pozzo. Desde el primer momento se hizo con la titularidad en el filial de Juanma Carrillo y sus actuaciones destacaban tanto que incluso llegó a entrenar en el primer equipo de Jose González, que aquel año tenía a Aulestia como portero titular y al madrileño Gonzalo Gutiérrez en la recámara.

Pero si ayer Dimitrievski se convirtió TT en twitter no fue por sus paradas y sí por una acción deplorable y que le costo la expulsión a un compañero de profesión, el delantero del Zaragoza Borja Iglesias. Sucedió en la melé que se forma en el área pequeña en un saque de esquina donde suelen sucederse forcejeos y agarrones de todo tipo. Aprovechando la turba que se concentra por sus dominios, el hoy portero del Nàstic se arrimó al ariete maño para escenificar una escena que dejó al Zaragoza con un jugador menos cuando ganaba 1.0. De pronto, Dimitievski, al sentir un suave contacto, se fue al suelo con las manos en su rostro interpretando que le habían golpeado. El árbitro lo tuvo claro y expulsó a Iglesias ante la incredulidad de todos.

La interpretación de Dimitrievski no ha sido el único caso polémico que el macedonio tiene a sus espaldas. Ya en el Cádiz CF B dejó algunas señas de su carácter explosivo a la par que polémico. Sucedió en Carranza el sábado 5 de mayo de 2012. Al término del partido Cádiz CF B 2 Racing Portuense 1, correspondiente al grupo X de Tercera División. El filial ya estaba salvado y el Portuense de jugaba la permanencia. El portero hace un gran partido, pero al terminar se dirige a la grada donde estaban los seguidores visitantes (Preferencia) y les dedica gestos obscenos hasta que sus propios compañeros tienen que retirarlo.

La marcha de Pina tras el fracaso ante el Lugo motiva que el meta macedonio juegue los próximos cuatros años en el Granada B, donde también protagonizó alguna de las suyas. La más grave de ellas ocurrió en los Cármenes ante el Linares en un encuentro que acabó como el rosario de la aurora y con el hoy director deportivo del Cádiz CF (entonces vicepresidente del club nazarí) propinándole un puñetazo a un jugador del Linares, que había empatado en el descuento con un riguroso penalti. Fue de camino a los vestuarios de ambos equipos cuando se armó el portal y tuvo que intervenir las fuerzas del orden público. En su salsa, Dimitrievski se fue a por los trío arbitral y les dijo que eran unos sinvergüenzas. Estos insultos le costaron al hoy portero de la selección de Macedonia cuatro partidos y no pudo enfrentarse aquel año al Cádiz CF.

Dimitrievski abandonó la disciplina del Granada con la marcha de Pina y este año es su segundo en el Nàstic de Tarragona, donde es titular desde la jornada décima de la pasada campaña. Este gran portero volvió a ser noticia por otros quehaceres.