Alberto Perea lleva el balón el pasado viernes ante el Racing en el Ramón de Carranza
Alberto Perea lleva el balón el pasado viernes ante el Racing en el Ramón de Carranza

CÁDIZ CF

El eterno dilema de la posesión

Acostumbrado a otro estilo de fútbol, el Cádiz CF de Cervera también ha cosechado marcadores positivos cuando ha tenido que cambiar el registro

Por  8:30 h.

La posesión del esférico no es el único camino para conseguir éxitos en el mundo del fútbol. En los últimos años, gracias al sistema que tantos y tan buenos resultados dio en el Barça de Guardiola y la selección española campeona de Europa y del mundo, parecía haberse situado como la única e impepinable vía para conseguir el éxito. Pero no, no es así. Y las pruebas están ahí.

Adoptar el estilo del ‘tiki-taka’ parecía ser sinónimo de éxito e incluso había que morir con esa idea, aunque no todo saliera como estaba planeado. El ‘ADN’ era el ‘ADN’.

Sin embargo, otros estilos y opciones también eran posibles y con ellos se podía alcanzar el éxito. Y ahí se edificó el Cádiz CF de Álvaro Cervera, con un juego solvente atrás y eléctrico por las bandas, apostando por una contra feroz que decida los encuentros. Era una de las múltiples alternativas, aunque para los más ‘puristas’ ese triunfo se quede sin el jugo que aporta el fútbol como espectáculo.

Mil veces insistió Cervera en que la posesión no era el único camino para triunfar. Y acertó. Pero cuando ha sido necesario utilizarla, tampoco le ha ido mal al equipo cadista. Al menos así lo dejan entrever las estadísticas.

Más que nunca

El Cádiz CF firmó ante el Racing de Santander su encuentro con mayor posesión de la presente temporada: 62%. La situación lo requería, pues el rival, colista de la categoría de plata, estaba con diez hombres desde el primer cuarto de hora de la cita debido a la expulsión de Olaortúa tras la brutal entrada a Nano Mesa, acción que lesionó al delantero insular de la escuadra gaditana.

Los amarillos tenían la obligación de atacar ante un adversario metido atrás y al que el punto le venía bien. El Cádiz CF, por lo tanto, tenía que dar el paso al frente. Era cuestión de cambiar el registro. Y al final, aunque costó Dios y ayuda, la jugada salió bien con el gol de Cala en la prolongación. Más allá de los debates sobre el juego.

En líneas generales, el Cádiz CF ha sacado resultados positivos cuando ha apostado o le han obligado a apostar por la posesión esta temporada.

Sin ir más lejos, ante Mirandés (1-2 con el 59% de posesión), Ponferradina (3-1 con el 59% de posesión) y Lugo (2-1 con el 53% de posesión) también se pudo sumar de tres en tres.

Lo contrario se vivió en los dos encuentros ante el Deportivo. En el Ramón de Carranza no se pudo pasar del empate (0-0 con el 60% de posesión) y en Riazor se sufrió recientemente una derrota (1-0 con el 53% de posesión).

A fin de cuentas, unos porcentajes con los que no ganas o pierdes partidos. Los recorridos para alcanzar la gloria son numerosos. A las pruebas hay que remitirse.