Cádiz CF

Espanyol-Cádiz CF (1-0) La Copa se rompe en el mejor de los tragos

Un gol de Hernán Perez a quince minutos del final desmerece el gran partido de los de Cervera en Cornellá

Por  23:55 h.
Espanyol
1
Cádiz
0
Espanyol: Roberto, Pedrosa, Hermoso, David Lópes, Rosales, Darder, Roca, Piatti (Hernán Pérez, 72'), Melendo (Víctor Sánchez, 79'), Leo Baptistao y Puado (Borja Iglesias, 61').
Cádiz CF: David Gil, Carmona, Marcos Mauro, Kecojevic, Matos, Karim, Edu Ramos, Agra (Barco, 57') (Álex Fernández, 65'), Perea (Jairo, 76'), Aketxe y Carrillo.
Gol: 1-0 (Hernán Pérez, 75')
Árbitro: Ricardo de Burgos Bengoetxea, vasco. Amonestó al local Víctor Sánchez y a los cadistas Matos y Kecojevic.
Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de los dieciseisavos de final.
Estadio RCDE Stadium.

Este Cádiz CF, que en la Liga ya está aproximándose a los puestos de ‘play off’ de ascenso, ha cogido una pinta de equipo de Primera que no puede con ella. Su encuentro en Cornellá lo demuestra ya que los de Cervera estuvieron muy cerca de meterse en octavos de final tras medirse sin complejo alguno a un Espanyol que no se guardó nada pese a tener este fin de semana su derbi ante el Barça. Por contra, los suplentes de Cervera dieron una imagen sobresaliente durante unos 90 minutos en los que pudieron adelantarse incluso varias veces en el marcador.

Un gol a doce del final de Hernán Pérez daba al traste con el esfuerzo encomiable de un equipo que volvió, con Akexte y Perea en el campo a demostrar a su entrenador que sigue teniendo mimbres necesarios para, llegado el caso y según las circunstancias, jugar al ‘toque y me voy’.

Salió el Espanyol a piñón fijo e intenso y con un once casi que sin reservas debido a las urgencias y pese al derbi contra el Barcelona de este fin de semana. En ningún momento los de Rubi, que acumulaban tres derrotas seguidas en Liga, dieron la impresión de salir a ganar por la inercia del escudo y desde el primer minuto se apoderó del balón, le dio ritmo para someter cuanto antes al Cádiz CF. Así llegó, en apenas cinco minutos, la primera ocasión de Darder, que tras recibir de Puado tras una buena combinación disparó desviado ligeramente.

No tenía otra el once amarilla, antes este primer arreón perico, que frenar a los locales con faltas, una tras otra. Poco o nada le duraba la pelota a los cadistas, que a marchas forzadas y ahogados por la intensidad del sexto clasificado de Primera, intentaba como podía meterse en el partido.

Pese a ello, la primera llegada gaditana casi acaba en gol tras una buena internada y posterior centro de Agra al segundo palo donde llegaba con fuerza Matos. El disparo del exsevillista acabó en la bota izquierda de un Carrillo que casi aloja el balón en la portería.

Como no podía ser de otro modo mandaba el Espanyol, pero no por ello el Cádiz CF se dejaba dominar sencillamente. En una salida de Karim Azamoum, el francés llevó con fuerza y garra el balón al área rival para que Carrillo por poco conectase en el primer palo de no ser por la aparición de un central.

Lo estaba pasando mal Matos, que en el 19′ de juego veía una amarilla por una dura entrada a destiempo a Baptistao.

Bueno, a la media hora de juego ‘había partido’. No solo partido, eliminatoria ya que el empate sin goles seguía clasificando a un Cádiz CF que, aunque seguía como era lógico dominado por su superior adversario, comenzaba a creer en sus posibilidades. Tantas tenía que incluso ya llegaba a área rival con cierta frecuencia, sobre todo por la banda de Agra, que metió un centro pasado que le llegó a Matos para que el lateral rematase en semifallo. Nuevo aviso amarillo, que al minuto realizó otro pero el disparo de Perea, tras fintar a dos rivales no encontró puerta cuando hasta Cervera estaba viendo un gol por la escuadra.Y si antes la tuvo el ex del Barcelona B, más clara la tuvo en el 35′ de partido después de una gran que él mismo comenzó abriendo a la banda de Akexte, que vio la subida de Carmona para que el centro del lateral diestro fuese rematado con gran intención por Perea, que casi consigue un gol medio celebrado ya por su banquillo.

Se gustaba tanto el Cádiz CF que hasta se hizo merecedor del gol ante un Espanyol que confirmaba que no le iba a ser nada fácil el encuentro. No obstante, los de Rubi siempre que se pisaban campo ajeno llevaban la inquietud a la portería de David Gil, quien tuvo sus complicaciones para hacerse con un balón al saque de una falta que finalmente acabó yéndose al limbo tras la indecisión del meta canterano, quien estuvo imperial en el 41′ tras despejar un disparo seco y fuerte de Piatti. El rechace le llegó a Puado, que fusiló para chocar contra el muro de Marcos Mauro. Fue la doble ocasión más clara de un Espanyol que se iba al descanso con la preocupación de no poder superar al combativo Cádiz CF.

Tanto se le creyó el Cádiz CF que salió atacando en el segundo tiempo. Por primera vez Roberto tuvo que usar sus guantes después de un cabezazo a Carrillo tras un buen centro de Aketxe. Y quien diría que el partido metería una marcha más por culpa de la decisión cadista. Abierto el partido, también tuvo que entrar en juego el meta cadista al repeler a córner un disparo de Leo Baptistao. Comenzaba a desesperarse el Espanyoll que por mediación de Roca lo intentaba con un disparo lejano al que volvía a responder con seguridad Gil.

Se le estaban poniendo las cosas feas al Espanyol y Rubi no tuvo otra que sacar a Borja Iglesias, su máximo goleador. Poco antes, Kecojevic sacó bajo palos un lanzamiento de Baptistao tras recibir de Piatti. Apretaba el Espanyol de lo lindo, como de lo lindo estuvo David Gil para desviar a saque de esquina un obús de Baptistao.

Movió el banquillo Cervera quitando a Agra por un Barco que se lesionaba a los seis minutos de entrar para al final acabar Álex Fernández para darle mayor contención al equipo, que sufría con profesionalidad.

Como mandaba el guión y las nóminas, el espanyol cerró al Cádiz CF casi que en su área, de donde salía de vez en cuando para inquietar a los aficionados de Cornellá.

Metía más leña Rubi a veinte minutos del final con el paraguayo Hernán Pérez, y vaya si acertó porque en la primera que tuvo logró batir a David Gil por su palo tras recibir un dulce balón desde la línea de fondo de Rosales.

Eliminado como estaba el Cádiz CF, se fue hacia arriba a buscar el gol y cerca estuvo de verse sentenciado de no ser por la acertada y valiente salida de David Gil a las botas de Borja Iglesias. Clasificado ya como estaba por su parte Rubi, sacaba al veterano Víctor Sánchez para amarrar la medular en los minutos finales en los que el Cádiz CF buscaría el empate con grandes dosis de cabeza.

Entre el recién salido Jairo, Álex y Aketxe, el Cádiz CF merodeaba el área de Roberto, que tuvo que intervenir de puños en un par de centro peligrosos. Mientras, David Gil volvía a intervenir brillantemente a un disparo de Borja Iglesias que buscaba la cepa del palo. Lanzado ya su equipo, el meta cadista salvó de nuevo el segundo en un mano a mano con Darder.

Aún con vida llegó lo que pudo ser la locura de no ser por la posición antirreglamentaria de Karim, que se iba convirtiendo en el héroe de la eliminatoria si su cabezazo, como en la ida, sube al marcador en lo que fue la última jugada del partido.