El jurídico Emilio Cortés.
El jurídico Emilio Cortés.

CÁDIZ CF

Emilio Cortés: «Con ese auto en la mano es imposible que vuelva Sinergy»

«Es un asunto sin repercusión más allá de la que se quiera dar para confundir a la opinión pública», señala el catedrático en Derecho Penal y exconsejero del Cádiz CF

Por  16:00 h.

Hace algunas semanas atendía Emilio Cortés la llamada de Deportes COPE Cádiz para analizar el ‘Caso Momo’. Ahora el asunto era otro, con Sinergy como protagonista, y este catedrático en Derecho Penal, exconsejero del Cádiz CF y experto en la materia vuelve a estar presente en los micrófonos de esta emisora.

«Con ese auto en la mano es imposible que vuelva Sinergy. Completamente imposible. No salen los números», asegura Emilio Cortés, quien no duda en añadir: «La aparición de Sinergy tiene mucho bombo y platillo, pero poco fondo».

La resolución del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Cádiz obliga a Locos Por el Balón S.L. a devolver las más de 67.000 acciones a Sinergy HG Limited que perdió en la subasta del 3 de diciembre de 2013. Pero Cortés no alarma: «Otra cosa diferente es que alguien quiera delirar con eso, pero el mundo del derecho no se mueve por delirios y sí por masas societarias. Es un asunto sin repercusión más allá de la que se quiera dar para confundir a la opinión pública». En otras palabras: «Es una anécdota en cuanto al funcionamiento de la Sociedad Anónima Deportiva (SAD). No tiene ninguna repercusión ni ninguna fertilidad en ese funcionamiento». Y va más allá: «Es una gota en mitad del océano del Cádiz CF».

«El único problema es que contra esa resolución no cabe recurso ordinario. Supone una cláusula de cierre en la tramitación del asunto, pero insisto en que no tiene ninguna repercusión», añade.

Indefinición

«Sinergy ahora mismo no se sabe lo que es. Es un limbo jurídico. Su configuración jurídica y societaria es una incógnita. Al abogado se le ve, se le escucha y en ocasiones se le entiende», señala Emilio Cortés.

Y asevera: «El interés de Sinergy por el Cádiz CF SAD es nulo. Nunca lo ha tenido. Además, como opinión personal he de decir que también fue así cuando era propietario de la masa accionarial del Cádiz CF, pues no nos fuimos a Tercera de milagro. Lo viví en primera persona y nadie me lo tiene que contar». Por lo tanto, «hay que poner muy, muy en entredicho cualquier interés de Sinergy en hacerse con el Cádiz CF».

E incluso tiene palabras para Rodríguez Zarza, abogado de Sinergy. «Rodríguez Zarza podría reclamar una indemnización económica, pero más que nada por la forma de ser del personaje y no porque sea procedente. Hacer puede hacer lo que quiera, otra cosa es que lo que el plantee tenga sentido jurídico. No creo que tenga demasiado recorrido si quiere conseguir dinero por esa vía». Añadiendo: «Sinergy es un completo desconocido. Vemos la cara de Rodríguez Zarza pero no sabemos si él actúa por su propio interés o por el de Sinergy. Desconocemos los hilos de conexión que existen entre Sinergy y Rodríguez Zarza».

El papel de Antonio Muñoz

En cuanto al papel de Antonio Muñoz, Emilio Cortés puntualiza: «Las acciones tienen valor cero y además pertenecen a un tercero que no ha sido parte en el procedimiento. El auto es bastante desconcertante. Entiendo que su redactor ha ido más allá de lo que las partes le pedían y el sabrá la razón por la que habrá colonizado unas zonas extrañas al debate de ese incidente planteado por Sinergy».

También apostilla sobre las acciones del que fuese presidente del Cádiz CF: «La sentencia juega y manosea unas acciones de alguien que no ha sido parte en el proceso y puede alegar que todo se ha cocinado a sus espaldas. Imagino que él también tendrá algo que decir».

Al tiempo que indica: «El papel de Antonio Muñoz tiene una importancia relativa porque él no ha sido parte en el procedimiento. Por esta vía vuelve y resucita, pero muy de refilón. Él es actor y pasa a tener protagonismo respecto al futuro de esas acciones, pero no tiene ningún recorrido práctico ni tiene trazas de suponer un cambio en la mayoría societaria del Cádiz CF. Ni muchísimo menos».

En resumidas cuentas, Emilio Cortés asegura: «Las ampliaciones de capital se pueden anular, pero en principio no tenemos constancia de que existan. No hay ninguna acción fraudulenta en ese sentido. Las cosas se han hecho bien en el Cádiz CF y el club está totalmente saneado».

Eso sí, no duda en aconsejar: «El Cádiz CF lo que tiene que hacer es inscribir en el libro de socios esa novedad y restituir las acciones a quien se dice que es su legítimo tenedor. Eso dice el auto del juez. Lo que valen esas acciones, que no es mucho».