CÁDIZ CF

Elche 1 Cádiz CF 0 (Crónica) Con el corazón no fue suficiente

Incapaz de remontar el gol del franjiverde Dani Calvo, el equipo cadista no aprovecha su superioridad numérica desde el minuto 39

Por  23:09 h.
Elche
1
Cádiz
0
Édgar Badía; Alexander González, Gonzalo Verdú, Dani Calvo, Juan Cruz; Manuel Sánchez; Josan (Borja Martínez, 65'), Javi Flores, Nino, Iván Sánchez (Xavi Torres, 84'); y Carlos Castro (Neyder, 43').
1-0: Dani Calvo (32'): Falta lateral botada por el Elche, Gonzalo Verdú la deja con la testa y Dani Calvo engancha el cuero desde el punto de penalti y la coloca en la mismísima escuadra.
Cifuentes; Rober Correa (Salvi, 46'), Sergio Sánchez, Kecojevic, Matos (Álex, 61'); José Mari, Edu Ramos, Querol (Aketxe, 46'), Machís, Jairo; y Manu Vallejo.
Soto Grado, comité riojano. Expulsó con roja directa al franjiverde Juan Cruz en el minuto 39. Mostró cartulina amarilla a los locales Édgar Badía y Alexander González; y a los visitantes Rober Correa, Salvi, José Mari y Aketxe.
Encuentro de la 29ª jornada de LaLiga 123. Fue televisado en directo y en abierto por Gol TV.
Martínez Valero.

El corazón no fue suficiente para un Cádiz CF que se marchó de vacío del Martínez Valero. El equipo de Cervera jugó más de media parte con un jugador más por la expulsión del franjiverde Juan Cruz, pero fue incapaz de poner en serios aprietos a Édgar Badía.

Un gol de Dani Calvo dio la victoria al Elche (1-0), la remontada cadista no fue posible y después de un mes de gloria tocó perder

Y eso que con los deberes hechos y la ilusión por bandera se presentaba el Cádiz CF en el Estadio Martínez Valero de Elche. No era para menos después de conseguir la permanencia en LaLiga 123 por tercera temporada consecutiva y con muchas jornadas de antelación, las suficientes para mirar con optimismo al futuro y soñar con hacer algo grande. Y es que esta vez sí hay mimbres para ilusionarse. Sin la presión de otros ‘gallitos’, eso sí, pero con licencia para hacer vibrar al cadismo. Tal es el nivel de la plantilla que ver en el banquillo a Álex, Salvi y Aketxe, entre otros, deja claro que no se trata de una utopía.

En liza puso Álvaro Cervera un once idéntico en la zona defensiva y con las variaciones esperadas en ataque. Sin el sancionado Lekic, el ya recuperado Machís jugó de inicio y lo hizo compartiendo la zona más adelantada junto a Manu Vallejo, dejando a Jairo en la izquierda. Por la derecha estuvo la otra novedad: Querol entraba por Salvi.

Ni cinco minutos se habían cumplido cuando el Cádiz CF avisó. Manu Vallejo, que fue ante el Elche en verano cuando tiró la puerta de un porrazo, provocó un córner y Kecojevic, habitual en esta faceta en los últimos tiempos, se encontró con un brillante Édgar Badía. En los dos saques de esquina posteriores también remató el balcánico (en uno dando el susto tras un golpe). Los de Cervera ponían su carta de presentación sobre la mesa. Su último mes plagado de victorias estaba ahí.

A continuación, Machís no lo dudaba a la hora de enfilar el marco franjiverde y probaba con su disparo tras una jugada individual. Ahí estaba el guardameta catalán del Elche para impedir el tanto.

Todo parecía un espejismo minutos después. Los amarillos dejaron de merodear el área ilicitana ante el empuje de un Elche que llevó el duelo a su terreno. Lo hizo con balones colgados al área y llevando su fútbol al límite. Y en esas llegaron los peores minutos del Cádiz CF.

Del mazazo a la esperanza

Pasado el 25′, Carlos Castro (sustituto de Yacine Qasmi este sábado) pedía un penalti inexistente de Rober Correa, que ya tenía amarilla. De inmediato, Alexander González, bastante activo por su banda, la enganchaba y el lateral cadista, otrora franjiverde, la sacaba con la testa antes de cruzar la línea.

No pintaba bien el panorama y el Cádiz CF acabó pagándolo muy caro. Poco después de la media hora de juego, una falta lateral botada por el Elche acababa en la red de Cifuentes. La estrategia ilicitana surtía efecto gracias a los centrales locales, ya que Gonzalo Verdú la dejaba con la testa y Dani Calvo enganchaba el cuero desde el punto de penalti para colocarlo en la mismísima escuadra. De zaguero a zaguero. Mazazo.

Pero el negro horizonte parecía tornarse en esperanza poco antes del intermedio. Fue entonces cuando Juan Cruz, algo pasado de revoluciones, cazaba el tobillo de Rober Correa. Roja directa y expulsión. Soto Grado no lo dudaba y mandaba al vestuario al lateral madrileño, sin temblarle el pulso y más allá de lo que podía comentar Pacheta, indignado con el estamento arbitral esta temporada.

Cervera busca soluciones

Algo más de media parte tuvo el Cádiz CF para revertir la situación con un hombre más sobre el césped. Si Pacheta había reforzado la damnificada zaga con Neyder dejando al ariete Carlos Castro en el banquillo, Cervera también movió pronto sus piezas. Tal fue así que a la hora de partido ya había llevado a cabo sus tres sustituciones: Salvi y Aketxe entraron por Rober Correa y Querol en el descanso. Álex entró por Matos en el 61′.

Sin embargo, el dominio del Cádiz CF no terminó de incomodar al Elche. Sin los laterales sobre el césped, Salvi y Jairo se encargaron de las bandas. Así, con una incursión del canario, llegó la oportunidad más clara al rematar un recién entrado Álex desde la segunda línea. Su chut no encontró portería.

El madrileño, pitado por su antigua afición, lo buscaba desde la distancia. También lo intentaba Aketxe. En ningún caso pusieron a Edgar Badía en serios aprietos. Ni siquiera Machís, la gran esperanza cadista, hacía acto de presencia.

Tal era la búsqueda de soluciones que Cervera optó por la heroica. El míster puso a ‘Keco’ de 9, a lo Alexanco y el balcánico, como si de un especialista de área se tratase, fue el que tuvo el empate en sus botas en las dos últimas aproximaciones.

Al final no bastó con una insistencia sin claridad de ideas y el tercer asalto del curso (después de uno de pretemporada y otro liguero) terminó del lado franjiverde. No fue la noche del Cádiz CF. El Carnaval acabó en la lejanía y sin nada que celebrar.