Nacho Navarrete se lamenta de una ocasión malgastada.
Nacho Navarrete se lamenta de una ocasión malgastada.

Cádiz CF

El vestuario, satisfecho pese al cabreo de su entrenador

Nacho Navarrete y Tomás, dos suplentes que se gustaron en el campo

Por  19:01 h.

Cuando se es campeón tras semanas antes de que acabe la temporada y se gana a domicilio con tranquilidad, pocas cosas habrá que molesten a los jugadores. Ni siquiera -al menos hasta que Claudio hable con ellos en el autobús- el cabreo de un entrenador al que le molestó el excesivo individualismo que hubo a la hora de rematar las jugadas. El chileno Navarrete fue el primero en restar importancia al asunto.

Nacho Navarrete: «Egoísmo no, había ansias por marcar»

Nacho Navarrete reemplazó a Espinosa en el once, que ni siquiera entró en la convocatoria, y el jugador sudamericano no ocultaba su satisfacción por el partido realizado. «Estuvimos concentrados e intensos desde el pimer minuto. Y eso que el calor hizo que fuera un partido lento y que las piernas respondieran menos». También destacó el potencial del Córdoba B, al menos hasta que estuvo con once sobre el campo. «El rival, de mitad para arriba, era peligroso y nos llegó por la derecha, pero estuvimos concentrados. Lo importante es que sumamos los tres puntos, que es lo que queríamos».

Volvió al doble pivote con Jon Ander Garrido y se dio un aprobado por el trabajo realizado.«Me gusta mucho llegar. Con garrido hablamos que él se queda y yo tengo más libertad», comentó en alusión a la oportunidad de la que gozó en la primera mitad. Precisamente, habló de la cantidad de oportunidades fallidas por sus compañeros. «Tuvimos muchas ocasiones, sobre todo en el segunda parte, tras la expulsión. Hay que estar más concentrados y finiquitar los partidos en esas ocasiones». Pero de ahí a que crea que hay egoísmo en sus compañeros, no. «En estos partidos, los de arriba, todos quieren marcar. No hay egoísmos, sino ansias de hacer su gol. Hay que dar la vuelta a la página y pensar en el siguiente encuentro».

Tomás: «Si llego a ver a Villar, se la doy»

Tambièn Tomás gozó de una magnífica ocasión que falló en vez de dársela a Juan Villar, que entraba solo en el segundo palo. El algecireño bromeó con la jugada y aseguró que no vio a su compañero. «Hay que seguir afinando un poco más», dijo en primera instancia debido a su mal disparo, que fue al muñeco teniendo toda la portería para él. Pero concretó más. «Eso es normal», dijo al notorio cabreo que dejó su acción en Villar, que le estaba solo para marcar a placer. Y prometó que si lo llega a ver se la hubiera dado. «Son cosas que pasan y es normal. Estamos calientes y todos queremos ganar el partido. son cosas que pasan en el campo y quedan ahí», dijo restando importancia a los gestos y enfados que se vieron en varios compañeros en jugadas parecidas a la suya y a la de Villar.

Regresó al once ante el Córdoba B y aunque admitió empezar no del todo bien, se fue satisfecho. «Estoy contento por la nueva oportunidad del míster. Cada minuto que juegue tengo que aprovecharlo y dar el máximo para saber que puedo tener un sitio aquí».

En su análisis del encuentro, destacó que el Córdoba era «un equipo que se estaba jugando la vida y sabíamos que no iba sser fácil. Superamos los momentos difíciles del primer tiempo supimos controlar el partido. Quizás, tuvimos que meter un par de goles en las ocasiones que tuvimos». En la misma línea, admitió que le costó entrar en juego. «La primera parte me costó entrar en el partido, pero al paso de los minutos me encontré como el equipo, fisícamente mejor. No sé si me veo (jugando el ‘play of’) porque son cosas del míster. Toca esperar», finalizó el lateral zurdo.