Cervera, tras una rueda de prensa en El Sadar.
Cervera, tras una rueda de prensa en El Sadar.

Cádiz CF

El rompecabezas de Cervera

El técnico cadista deberá recomponer el once debido a las bajas por sanción de Mauro, Correa y Jairo

Por  11:12 h.

La batalla del pasado sábado ante el Mallorca ha dejado muchas bajas. Comenzando por la del gran general, Álvaro Cervera, que fue expulsado tras tener sus más y sus menos con el entrenador rival Vicente Moreno, que se fue de rositas pese a ser el primero en tirar la piedra. A la sanción al técnico cadista le siguieron varias más. Para empezar la de los dos expulsados por roja directa como Jairo Izquierdo y Marcos Mauro, y para acabar con la sanción por acumulación de tarrjetas amarillas de Rober Correa, que bien pudo haber visto la roja en los primeros minutos de partido tras soltar el codo de manera muy temeraria a Lago Junior. Afortunadamente no impactó con el rostro del jugador bermellón y la sanción se quedó en amarilla, eso sí, la quinta de su ciclo y por la que no podrá estar este domingo en Oviedo.

Así pues, el Cádiz CF va con lo puesto a un estadio que no le trae muy buenos recuerdos. Los primeros problemas para Cervera, que verá el encuentro desde la grada mientras su segundo, Roberto Perera, se encarga de la gestión del partido, se sitúan en la retaguardia, donde pierde a dos hombres titulares. Para reemplazar a Correa todo apunta a que será Carmona el elegido, un jugador que, como Matos, comenzó siendo titular en Liga pero que con el mal arranque liguero y las dudas que se generaban en defensa no pasó mucho tiempo hasta que Rober Correa se hizo con el puesto. Carmona ha jugado las últimas veces, saliendo desde el banquillo, como extremo y de volver al lateral este domingo volverá a tener una oportunidad para demostrar que los buenos informes con los que llegó el pasado verano desde la cantera del Sevilla no son papel mojado.

La otra baja es más sensible si cabe al tratarse de uno de los puestos centrales de la zaga. La sanción de Marcos Mauro deja a Kecojevic como único central disponible al cien por cien y las miradas se centran ahora en Sergio Sánchez, que ha comenzado la semana entrenando con normalidad aunque a un ritmo inferior debido a las molestias que aún arrastra de finales de año, y en el malagueño Edu Ramos, que se encuentra en un buen tono físico tras jugar ante Granada y Almería como mediocentro. En el caso de que Cervera retrase la posición de Ramos, el ex del Córdoba volverá a convertirse en el parche que ya fue en defensa al comienzo de la campaña tras las lesiones de Servando, Kecojevic y Sergio Sánchez. El polivalente del equipo tendrá que volver a la acción.

Y por último, Cervera deberá reemplazar en el extremo zurdo a Jairo, que se fue a la calle ante el Mallorca por una acción tan infantil como absurda al soltar la mano a un contrario después de recibir una tarascada por detrás. A la espera de que se confirme la sanción, Cervera deberá echar los ojos en el recién llegado Darwin Machís, que ocupa, aunque a pie cambiado, la posición del jugador canario. En el caso de que el venelozano no llegue en óptimas condiciones, el técnico cadista deberá coger su puzle y mover de arriba haca abajo a Manu Vallejo con la finalidad de encontrarle un sitio en la mediapunta a  Ager Aketxe.