El césped del Ramón de Carranza, el pasado cuatro de agosto.
El césped del Ramón de Carranza, el pasado cuatro de agosto.

CÁDIZ CF

El césped de Carranza, nuevo capítulo de la guerra Pina-Vizcaíno

El consejero delegado del Cádiz CF ataca: «La mala gestión del cuidado del césped por parte del presidente perjudica a la parte deportiva»

Por  12:31 h.

Parece imposible que la tranquilidad reine en el Ramón de Carranza. Después de una ligera tregua, la batalla entre Pina y Vizcaíno y continúa. Ahora con un invitado inesperado: el césped del estadio gaditano.

CANAL AMARILLO apuntaba al término de la pasada edición del Trofeo Carranza que un hongo había sido el causante del mal estado que ha mostrado el terreno de juego del estadio amarillo. Poco después, Quique Pina, consejero delegado de la entidad cadista, no lo dudó y acusó al presidente del Cádiz CF desde ‘Diario de Cádiz’. «La mala gestión del cuidado del césped por parte del presidente perjudica a la parte deportiva», señaló. Sin tapujos. Un ataque más en una guerra que no termina.

Asimismo, Pina fue más allá: «Tal y como está el césped eso es dar ventajas a los rivales. De saber que íbamos a tener tan mal el terreno de juego, nosotros hubiésemos hecho otro tipo de equipo. Hemos traído jugadores de calidad y nos encontramos con un césped donde no se puede jugar al fútbol».

Finalmente, Pina lanzó otro dardo a Vizcaíno. Para el consejero delegado del Cádiz CF, la solución es comprar césped con urgencia en tierras portuguesas, traerlo y colocarlo. El coste tendría que asumirlo el Cádiz CF. Y avisó: «El club ha traído jardineros y Vizcaíno gestiona algo tan importante como es el césped con amigos suyos cuando la solución sería más rápida y eficaz de otra manera».

A falta de escasos días para el inicio de la competición en el Nuevo Arcángel de Córdoba, y con la plantilla aún por completar, la batalla se reaviva. La temporada puede ser muy larga en los despachos y, por consiguiente, sobre el césped. Una guerra civil que sigue su curso. Por ahora, ni treguas, ni ofrendas florales, ni llamadas a la calma pueden pararla. El esférico será más importante que nunca para que las explosiones no sean mayores.