Los jugadores del Cádiz CF de esa temporada, desolados.
Los jugadores del Cádiz CF de esa temporada, desolados.

Cádiz CF

El Cádiz CF vuelve a su infierno

El once de Julián Rubio perdió la categoría en el Rico Pérez el 17 de junio de 2008

Por  17:40 h.

No está habiendo buena suerte para el Cádiz CF en los sorteos de Las Rozas. Si en la primera eliminatoria de campeones las bolitas quisieron cruzar a dos históricos como el Oviedo y el Cádiz CF, en este segundo sorteo que se acaba de celebrar en la sede de la Federación Española de Fútbol le ha tocado el coco, el Hércules, todo un gallito de Segunda B que ayer domingo consigiuó el pase a la segunda ronda de la misma forma que el Oviedo ascendió en Cádiz. Porque los alicantinos cosecharon un empate (1-1) en el Rico Pérez y ganaron el los últimos minutos de partido 0-1 dejando la Nueva Condomina hecha un funeral.

Todo cadista guarda en su memoria esa calurosa e infernal tarde del 17 de junio de 2008 en el estadio Rico Pérez de Alicante. El Hércules no se jugaba nada y al Cádiz CF solo le valía una victoria que tuvo en los pies de Abraham Paz desde el punto de penalti en los minutos de descuento. El triste desenlace es conocido para todos los aficionados del Cádiz CF.

En aquel partido, el Cádiz CF de Julián Rubio se adelantó con un gol del argentino Gustavo López en un partido del que se habló mucho durante la semana previa debido a las primas a tercero, que por lo que pareció en el campo parece que llegaron a algunos jugadores del equipo alicantino, pero no a todos. Las crónicas de allí sugerían un posible amaño que finalmente no se hizo debido a la alegría desmedida del portero vasco Sanzol al detener el penalti del jugador portuense.

Al partido acucieron unos 5.000 aficionados, de los que unos 1.500 eran gaditanos. La cordialidad entre las dos aficiones fue la tónica de un partido que acabó con el descenso amarillo a Segunda División B. Fue la peor entrada de la temporada en el estadio herculano. El delantero vasco del Hércules logró el octavo gol de su cuenta particular, convirtiéndose en el máximo realizador del Hércules esa temporada. Con la renovación en la mano por dos temporadas más, Sendoa demostró que lo suyo es jugar con independencia de la categoría y de qué club se le hiciera tanto daño. Era uno de los pcoos ‘motivadosp de su equipo y su profesionalidad amargó al cadismo.

Con el 1-1 en el marcador, el Cádiz CF se volcó. Cuando pasaban cinco minutos del tiempo reglamentario, en una acción sin ninguna dificultad, el balón tocó en la mano del herculano Manu y el colegiado señalizó un polémico penalti que Abraham Paz, otrora héroe inmaculado, lanzó al palo. El colegiado no permitió ni sacar el córner y los jugadores y aficionados del Cádiz CF se hundieron en la desolación. No hallaron consuelo en el aplauso señor que le brindó el público presente en el Rico Pérez. El Cádiz CF, este domingo a las ocho aunque a falta de confirmación oficial, volverá a un infierno conocido.

Como esa sabido, aquella temporada el Cádiz CF comenzó con Arturo Baldasano como presidente y la acabó con Muñoz. Y por el banquillo pasaron Mariano García Remón, Antonio Calderón, Raúl Procopio y Julián Rubio, que firmó tres empates consecutivos ante el Málaga en La Rosaleda (0-0), frente al Sevilla Atlético en Carranza (0-0) y el ya citado 1-1 en Alicante.

También ese partido tuvo un ‘tercer tiempo’ debido al caso Kiko Femenia, con el que Antonio Muñoz intentó no descender a través de los despachos con un final que tampoco convenció a los intereses del Cádiz CF.

La ficha de aquel partido fue la siguiente: 

Hércules: Sanzol; Kiko (César, m.58), Sergio, Llera, Albacar, Javi González, Rodri, Montenegro (Calero, m.68), Sendoa, Tote y Rubén Navarro (Manu, m.61).

Cádiz CF: Limia; César Caneda, Raúl López, De Quintana, Paz, Enrique (Nano, m.62), Fleurquín, Rivas (Barreiro, m.70), Gustavo López, Natalio y Dani.

Goles: 0-1. Minuto 21: Gustavo López; 1-1. Minuto 31: Sendoa.