Edu Ramos, en su etapa en el Córdoba, intenta frenar a Álvaro García.
Edu Ramos, en su etapa en el Córdoba, intenta frenar a Álvaro García.

Cádiz CF

Edu Ramos, el nuevo comodín de Cervera

El jugador malagueño llega para cumplir como mediocentro y como central

Por  14:31 h.

El año pasado chirriaba ver que la plantilla del Cádiz CF contaba con cinco defensas en su nómina. La explicación era bien sencilla puesto que uno de ellos salió cojo del último partido que el equipo amarillo había jugado en la anterior campaña. ‘Papa’ Sankaré tenía una lesión en la rodilla que podía ser crónica pese a los esfuerzos del defensa senegalés para superarla. Finalmente, no pudo superarla y el Cádiz CF no tuvo otra que darle la baja en el mercado invernal con el fin de poder reforzar la plantilla de cara a la segunda vuelta liguera.

Junto a Sankaré, Cervera comenzó disponiendo de Mikel Villanueva y los centrales que aún continúan en nómina como son Servando, Kecojevic y Marcos Mauro. Por contra, el centro del campo cadista se antojaba corto dado el tremendo desgaste que una temporada en Segunda División suele tener. Así, Garrido, Abdullah, Álex Fernández y José Mari afrontaban una campaña que a la larga demostraría que cuatro hombres son pocos para cubrir todas las exigencias de una categoría tan dura, larga y competitiva como es la LaLiga123.

Efectivamente, la lesión de José Mari en La Romadera dejaba el doble pivote en cuadros y la dirección deportiva del Cádiz CF no tuvo otra que dar la baja a Sankaré con el fin de traer a tres jugadores, uno de ellos, el mediocentro procedente del Osasuna Fausto Tienza.

Por lo que se ve, Juan Carlos Cordero ha aprendido, y bastante, de lo que supuso la temporada pasada. Debido a ello, si el año pasado sorprendía ver a cinco defensas centrales en la plantilla este curso sorprende tan solo ver a tres como son los ya conocidos Kecojevic, Servando y Marcos Mauro.

Y no, no es que el director deportivo se haya olvidado de fichar a un cuarto hombre en esta demarcación como suele ser lo habitual en cada equipo. Nada de eso, simplemente Cordero ha apostado a última hora por un jugador que puede hacer las veces de central y mediocentro como es el malagueño Edu Ramos. El futbolista procedente del Córdoba, al que se le tendrá que pagar 250.000 euros la temporada próxima si el Cádiz CF quiere que siga siendo de su propiedad, mide 1,77 y responde a un perfil parecido al de un pivote defensivo con buena salida de balón que también puede batirse el cobre en el centro de la defensa dándole la velocidad que  en algunos casos pierde debido a la contundencia de Servando, Keco o Mauro.

Así pues, si la temporada pasada eran cuatro los mediocentros que Cervera tenía a su alcance, en este curso son cinco aunque con la polivalencia de Edu Ramos, que sabe que comparte competencia con tres compañeros defensas y otros cuatro centrocampistas como Karim Azamoum, José Mari, Álex Fernández y Garrido.

La respuesta a este ‘overbooking’ en el doble pivote responde a las dudas que plantea la situación física de José Mari. En realidad, más que dudas, lo que Juan Carlos Cordero prefiere hacer es prevenir antes que curar como tuvo que hacer el año pasado en invierno ante la lesión de José Mari. Por eso mismo, la carta de Edu Ramos, un jugador que llegado el caso de una lesión del roteño, que ha estado sin jugar toda la segunda vuelta del curso pasado, podría ser usado tranquilamente en la misma posición que el jefe de la banda así como abastecer a la defensa llegado el caso.