José Mari se marchó lesionado del Nuevo Arcángel.
José Mari se marchó lesionado del Nuevo Arcángel.

Cádiz CF

Dos jugadores casi imprescindibles

Las bajas de José Mari y David Barral se notaron más de lo esperado ante el Alcorcón

Por  17:37 h.

El Cádiz CF sufrió dos bajas de peso el domingo ante el Alcorcón en el Ramón de Carranza, de dos jugadores que, a día de hoy, parecen imprescindibles.

Álvaro Cervera no pudo contar con dos hombres que son clave en su esquema: José Mari y David Barral. Se trata de dos jugadores que, además de ser clave en lo futbolístico, son de la provincia de Cádiz y están muy comprometidos con el club a nivel emocional. No fueron dos bajas más, fueron dos bajas que hicieron que el equipo no tuviera el mismo espíritu que el que mostró en la primera jornada en el Nuevo Arcángel de Córdoba.

El problema de las bajas no es que no tuvieran sustitutos de garantías, es que sustituir a dos hombres de la experiencia y la categoría de Jose Mari y Barral resulta francamente complicado.

Sin control del juego

Más allá de no tener la pelota, algo que para el Cádiz CF de Álvaro Cervera no es imprescindible, en muchos tramos del choque del pasado sábado entre el equipo amarillo y el Alcorcón los locales estuvieron perdidos en el campo. Abdullah y Garrido no supieron en ningún momento darle un poco de orden al juego del equipo. No lograron subir la presión de sus delanteros ni organizar el juego desde atrás superando la presión de los rivales. Es cierto que el Alcorcón, con tres centrales y varios centrocampistas, atascó la medular, pero no lo es menos que los dos medios del Cádiz CF perdieron algunos balones que pudieron acabar en goles alfareros.

José Mari jugó 35 minutos antes de lesionarse en Córdoba. Hasta la fecha, han sido los mejores minutos del Cádiz en la competición liguera. El roteño le da a los de Cervera una tranquilidad y una salida de balón que hace que su juego sea más fluido. Lo más complicado que hace un centrocampista es saber dar el pase indicado en el momento justo sin equivocarse, y eso es lo que suele hacer José Mari. El roteño es especialmente importante en los partidos de casa, donde los de Cervera se ven algo más obligados a controlar la pelota en diversos momentos de los partidos.

La mala noticia es que el de Rota estará de baja al menos una semana más. Abdullah ya demostró el año pasado que está más que capacitado para liderar la medular amarilla. No lo demostró frente al Alcorcón, pero en sus pies hay mucho fútbol y deberá seguir intentándolo. Álex Fernández también debe dar un paso adelante. Ha tenido minutos en los dos primeros partidos de liga, pero ha pasado completamente desapercibido.

Adaptarse a lo que pide el técnico del Cádiz no es fácil, pero ya lleva tiempo entrenando y ha disputado suficientes minutos como para que empiece a mostrar su nivel. No hay otro José Mari, pero sí dos jugadores de garantías que deberán ofrecer mientras el roteño esté de baja su mejor de su repertorio para sustituirle con garantías.

Dominio del ataque

David Barral sí tiene alguna opción de llegar a jugar el sábado frente al Lugo. Si se recupera, lo normal sería que entrase en la convocatoria, pero no que jugara de titular, más tras el buen partido que firmó Dani Romera ante el Alcorcón el domingo. Eso sí, a pesar de las buenas sensaciones del almeriense, el equipo notó la baja de Barral.

El isleño es un delantero experimentado, con muchos tiros dados, y con una amplia experiencia en Primera División. Y, claro, eso se nota en el campo. Ante el Córdoba, más allá de firmar el tanto que abrió el marcador, conectó con sus compañeros una y otra vez, y ganó la mayoría de duelos individuales que disputó con los centrales. Inició las jugadas de los goles tocando de primeras y finalizó sin dudar la primera que tuvo.

La diferencia entre Romera y Barral a día de hoy tiene que ver, sobre todo, con la experiencia. El almeriense se movió bien y tuvo oportunidades ante el Alcorcón, pero no logró hacer olvidar al de San Fernando.

En resumidas cuentas, que pese a que los sustitutos son buenos, Barral y José Mari parece que hoy día son imprescindibles para el buen funcionamiento del Cádiz CF y que los amarillos no juegan igual sin ellos en el campo.