Álex Fernández (i) junto a su hermano Nacho (d).
Álex Fernández (i) junto a su hermano Nacho (d).

Cádiz CF

Dos inmortales que se hicieron mayor en Carranza

Álex y Nacho comparten un encuentro virtual en el que el madridista "no descarta" jugar con su hermano en el Cádiz CF algún día

Por  20:27 h.

Los hermanos Nacho y Álex Fernández han amenizado la tarde de este domingo a los cadistas en un encuentro realizado a través de las redes sociales del Cádiz CF y en el que ambos ha compartido anécdotas de su pasado y posibles proyectos futuros que, de momento, no serán muy cercanos. Y es que una de las preguntas que más se repitió fue la de si Nacho se vendría al Cádiz CF, algo que ahora no es factible. “No sé si jugaré en el Cádiz CF, es un club muy bueno, mi mujer es de Cádiz y toda su familia y yo allí estyo muy bien, pero me quedan dos años de contrato. Pero quien sabe en un futuro porque además está mi hermano saliéndose… Es una ciudad bonita y un estado en el que también ascendí. Pero por supuesto antes de retirarme me gustaría jugar con Álex aunque todavía no, en un futuro ya veremos”, contestaba el central del Real Madrid, que formó parte del Castilla que ascendió a Segunda ante el Cádiz CF de Jose González y al que se refirió su hermano. “Aquí nos recuerdan como los inmortales”, le dijo Álex en alusión al calificativo con el que el entrenador gaditano los bautizó tras salir escaldado de aquella eliminatoria (8-1).

Ambos agradecieron a su progenitor la formación que les dio. “Somos futbolistas por nuestro padre, por sus genes. Y también las charlas que nos daba las valoraba muchísimo. Nuestro el padres el mejor”, señalaron. E incluso comentaron que “le duelen más las críticas de su padre que los de la prensa. Es muy exigente”.

Como a todos, le pidieron a Álex que se rape en el caso de ascender, algo a lo que se negó por completo. “No me voy a rapar, me voy a dejar la melena a full”, dijo.

Sobre la vuelta al trabajo, ambos opinan que el fútbol debe ser considerado esencial por varios motivos. Y además, piensan que no solo es lo mejor sino que en breve lo estarán haciendo. “Volveremos a jugar porque el fútbol es importante en este país para que la gente piense en otra cosa y también porque hay mucha gente que trabaja en el fútbol. Al final es un trabajo y si nuestro jefe nos dice que hay que trabajar no te puedes negar porque es un trabajo más. Hay mucha gente detrás que necesitan este trabajo”, inciden ambos hermanos.

Nacho es internacional y sabe lo que es jugar un Mundial, el último en Rusia. Y en pocos minutos sufrió y disfrutó con dos acciones que desde la grada lo vivieron su hermano y su padre. Álex recuerda aquel Portugal 3 España 3 en el que Nacho hizo un penalti a Cristiano y empató con un golazo al comienzo de la segunda parte. “Yo estaba en el estadio, con papá, y estaba nerviosísimo. Sabíamos que jugabas titular. Y toda la primera parte la pasamos con mal cuerpo por ese penalti que hiciste en el minuto 2, pero cuando metiste el gol no saltamos al campo de milagro”, recuerda Álex. A lo que le responde Nacho que “meter un gol con España es de la mejores cosas que te pueden pasar”.

Al igual que Álex elogió a su hermano, al que lo tiene en un pedestal, su hermano también sacó brillo a la temporada que está haciendo. “No es normal que meta tantos goles pero como estoy de mediapunta y somos un equipo que creamos mucha segundas jugadas, estoy leyendo bien la forma de jugar”, explicaba el pelirrojo.

 

Ambos volvieron a coincidir en un jugador que les sorprendió gratamente en sus primer año entrenando con el primer equipo merengue. Y aquí no dudaron en señalar al medioentro Lassana Diarra, “Era alucinante su poderío físico, increíble verlo jugar”, aseguraron.

Ambos hablaron de sus referentes en el fútbol. En la lista de Álex aparecerían Steven Gerard, Kaká y Fernando Redondo, “la elegancia hecha futbolista”. También Modric o Xabi Alonso, mientras que el elenco de Nacho serían “Sergio Ramos, Cannavaro, Maldini y Fernando Hierro”.

Ambos se ven jugar en la televisión y Nacho confesó que va con el Cádiz CF a muerte y que cuando marca Álex lo celebra “como si marcase el Madrid”. Igualmente, el defensa blanco es buen conocedor de la plantilla del Cádiz CF, de la que destaca a Salvi, “que vuela” y Marcos Mauro, “porque lo hace todo muy correcto”

Para terminar, ambos hermanos contaron muchas anécdotas y vivencias de sus años infantes de cuando rompían los farolillos del jardín de su casa. Más mayores también protagonizaron una pequeña tangana en un entrenamiento con el Real Madrid después de que Nacho le diera una patada por detrás a Álex, que lo recuerda así. “Me dio dos empujones en un entrenamiento después de una patada que recibí. Cuando me volví y vi a mi hermano, no me lo podía creer”. Tampoco se le olvida a Nacho, que entre bromas cuenta que “del palo que te pegué y te me pusiste chulito y yo, como soy el mayor, y no podía dejar que me hablaras así delante de todos. Me acuerdo que te pegué un palo como los que te daba en casa. Estaba muy picado. En casa no durábamos ni quince minutos porque nos pegábamos del tirón (risas). Todo el día jugando en casa, La de farolillos que habremos roto en el jardín. Que hermanos no se pegan…”dice con razón Nacho.