Aridane y Juan Villar, en un entrenamiento con el Osasuna.
Aridane y Juan Villar, en un entrenamiento con el Osasuna.

Cádiz CF

Dos anfitriones conocidos

Aridane y Juan Villar son dos pilares del Osasuna de Arrasate

Por  21:07 h.

Uno dejó buenos recuerdos y dinero y el otro solo buenos, y además, no tantos. Uno es Aridane y al canario le acompaña en la retina del cadista un ascenso tras un espectacular ‘play off’ y una brillante primera temporada en Segunda. Y por si fuera poco lo anterior, su traspaso al Osasuna lo cobró el Cádiz CF a un millón y medio de euros que se pueden convertir en dos en el caso de que el once pamplonica consiga subir a Primera en la presente campaña o en la venidera. A Aridane lo trajo el tándem Pina-Cordero y lo vendió el mismo. La gestión fue de dulce ya que se le trajo a coste cero del Granada y se le rentabilizó una barbaridad. Aridane estuvo en el Cádiz CF dos años de fábula.

El otro caso es más injusto pues se trata de Juan Villar, un jugador que llegó de la mano de Alessandro Gaucci y que se convirtió en la estrella de un Cádiz CF sumido en la Segunda B durante tres años consecutivos. El onubense, dado su carácter, tuvo de vez en cuando sus más y sus menos con la afición de Carranza, pero es inevitable destacar sus grandes cualidades que se engloban en la velocidad por banda, el desparpajo, el regate y el gol. Virtudes que no pasaron desapercibidas para el Valladolid, que lo firmó justo en el momento en que Juan Villar lloraba con amargura su no ascenso tras caer en el ‘play off’ ante Oviedo y, más adelante, Bilbao Athletic. El presidente Manuel Vizcaíno no tuvo otra que dejarlo salir para que volara hacia Segunda después de haberlo convencido, un año atrás, para que se quedase en el Cádiz CF de Locos por el Balón después de caer fulminados en la primera eliminatoria de ‘play off’ de ascenso ante el L’Hospitalet.

El tiempo ha ido pasando y el Cádiz CF ha ido creciendo sin ellos. De hecho, no es la primera vez que el once amarillo se verá las caras contra dos los suyos que se fueron lejos para seguir triunfando. Pero en este caso sí que lo hará por primera vez ante los dos a la vez ya que Juan Villar llegó al Osasuna esta misma pretemporada tras jugar en el Tenerife, equipo con el que por cierto le marcó al Cádiz CF la pasada campaña.

Y si de Cádiz salieron siendo determinantes en el equipo amarillo, lo mismo son en el Osasuna de Josega Arrasate. Por lo que se ve, el extremo diestro no ha perdido la pólvora ya que hasta el momento ha marcado ocho goles en los 881 minutos que lleva disputado en lo que va de Liga.

Aridane aún no ha marcado pero sigue siendo un central indispensable en los esquemas de Josega Arrasate al igual que lo fue la temporada pasada en los de Diego Martínez. El canario ha disputado mil minutos en este campeonato y se sigue ganando el respeto de una afición muy exigentes como es la navarra.
Tanto uno como otro añoran Cádiz, pero hoy no entenderán de sentimientos y serán unos anfitriones muy duros.