Álvaro Cervera, Manuel Vizcaíno y Óscar Arias.
Álvaro Cervera, Manuel Vizcaíno y Óscar Arias.

Cádiz CF

Donde hay patrón, no manda marinero

Cervera asume la plantilla que tiene aunque le gustaría contar con más de lo que tiene y de su gusto

Por  19:02 h.

A poco menos de una semana y pico para que se acabe el periodo de fichajes, Álvaro Cervera no termina de ver con claridad cuál va a ser su plantilla definitiva de cara a esta temporada, al menos, hasta el mercado invernal en el que todos los equipos ponen los parches adecuados según las circunstancias.

El caso es que, como se viene viendo desde prácticamente el comienzo del verano, las directrices del director deportivo Óscar Arias no son las deseadas por el entrenador Álvaro Cervera, que, prudente como nunca, no para de morderse la lengua sabedor de que esta temporada no iba a ser tan consensuada como las que tuvo anteriormente cuando Juan Carlos Cordero era el que confeccionaba la plantilla.

El propio Arias, siempre que ha podido, lo ha dejado claro. Y es que el onubense siempre ha dicho que el técnico tendrá voz e incluso voto, pero la decisión final, como es lógico, la tomará él en todos y cada uno de los fichajes que se realicen, Y así está siendo.

El primer tema que se puso sobre la mesa en la rueda de prensa previa al encuentro de este sábado en Miranda de Ebro fue la posible salida de Salvi Sánchez, un jugador que hoy por hoy es el único extremo natural con el que cuenta un entrenador que hace de las bandas la razón de ser de su juego ofensivo. Así, es lógico que Cervera se muestre rotundo en el asunto sobre su hipotética salida. “No me lo planteo, si tuviese que salir de aquí porque han salido los mejores que hemos tenido aquí. Ya es cuestión de lo que sale y lo que llega”, dijo en clara alusión a salidas pasadas como las de Alvarito o más reciente Machís, Jairo y demás. Dicho esto, la marcha del sanluqueño se puede descartar después de que el Girona hara firmado a Gayar, un extremo que buscaba Quique Cárcel, que ya no querrá meter en la operación del Choco Lozano al jugador cadista.

Lo que tiene claro Cervera es que espera más fichaje porque le “gustaría que viniesen más jugadores para tener alternativas en los partidos”. Algo que, aquí sí, concuerda con la idea de Arias.

Este año, con la excusa del ascenso del filial, la primera plantilla contará con solo 22 jugadores profesionales, algo con lo que debe comulgar el entrenador pese a sus preferencias. “Yo creo que la mejor plantilla es la que tiene dos jugadores por puesto y que sean competitivos para que uno lo haga mejor que el otro”. En este sentido, Cervera apuntó que “no puede haber un jugador en un equipo que sepa que vaya a jugar siempre porque ese jugador se acaba relajando”.

Precisamente, se refirió al lateral derecho, donde Akapo, que llegó lesionado, aún sigue siendo baja. “Yo creo que Iza es competencia del lateral derecho, que está firmado y lesionado”, en alusión a la sensación de que el jugador portuense es más ofensivo de lo que él desea en un jugador con el ‘2’ a la espalda.

Puestos a hablar de nombres propios, dijo que “Querol está mas cómodo jugando en punta, con más libertad” y que la posible llegada de un extremo zurdo es para “que sea competencia de Jurado”.

Como no, Brian salió a la palestra. Su salida se da por hecha pero no un refuerzo que cubra su baja. “El club es el que manda y el que hace; yo creo que se necesitan dos jugadores por puesto y en el caso del lateral izquierdo yo creo que debería venir otro, pero si el club piensa que está cubierto con lo que hay y con el filial me adaptaré”.

En la misma línea, siguió diciendo que él trabajará con lo que tiene. Y contó cómo están siendo las negociaciones de los fichajes. “En algunas cosas me preguntan y en otras el club lo tiene claro. Yo tengo que trabajar con lo que hay y ser lo mas ambicioso posible. Yo no pido, yo lo que hago es hablar, discutir, dar mi opinión de lo que creo. Yo tengo mi visión y ellos tienen la suya. Ellos escuchan que ‘al míster le gusta este tipo de jugador; vamos a intentarlo’. Y ya el club hace lo que puede porque el club es el que maneja las opciones de mercado”.

Marcos Mauro, otro tema espinoso

Otro tema espinoso es la continuidad o no de Marcos Mauro, un jugador al que Arias no ha podido (o querido renovar) pese a ser muy importante para Cervera en las dos últimas temporadas. En este punto, el técnico cadista mandó un claro mensaje reivindicativo. “El club sabe que para mí Marcos me parece un jugador importante; ahora tenemos cinco centrales y yo creo que es un jugador de equipo que hace mejores a sus compañeros. Lo que ya el club haga con un jugador que acaba contrato o lo que sea no puedo entrar. A mí me parece un jugador importante”.

Como no, se volvió a sacar el tema del juego del equipo, que fue pitado en el descanso del encuentro ante la Ponferradina por un grupo de seguidores importantes a pesar de ser la primera jornada de Liga. Fiel a sus principios, Cervera no dobló sus valores. “El equipo tiene que tener jugadores para jugar de otra manera. Es verdad que eso lo dije así la temporada pasada, pero fue en un momento de frustración. Yo creo que las personas no cambian. Yo tengo un concepto y hacer otra cosa solo la voy a hacer porque la haría peor. Que el equipo tiene momentos que tiene que jugar de otra forma puede ser…, pero el equipo no va a cambiar la forma de jugar. Que yo cambie la forma de jugar va a ser muy difícil. ¿Que pueda jugar Perea en banda izquierda? sí, pero…2, meditó en alto.

Y es que para jugar a otro estilo, para Cervera se necesita a más ‘jugones’ de los que tiene. O eso al menos se le puede entender con o sin acierto. “El equipo son once y puedes tener seis jugadores que la manejan fenomenal, pero en cuanto tengas dos que son más veloces pero no la manejen igual que los otros, la cosa se atasca. Hay que buscar el equilibrio entre todos”.

Para ir acabando se refirió a un jugador que ha salido a escena como posible fichaje en caso de que Lozano, de quien también habló, no venga finalmente. Se trata de Blanco Leschuk y Choco: “Los dos son buenos futbolistas, son diferentes. Yo tengo mi prioridad… Los dos jugadores son buenos futbolistas para el Cádiz CF, pero no son tan parecidos como parece”. Si es que lo parecen…

A falta de extremos, es posible que Cervera tenga que reconvertir a jugadores con los que cuenta en nómina. Es el caso de Nano Mesa, al que ve también como extremo “los días en los que el equipo vaya ganando. Con Jurado pasa lo mismo”, dijo.

El domingo pasado comenzó la que es su quinta temporada al frente del Cádiz CF. “Es un orgullo de verdad; además, siendo aquí en Cádiz porque estoy muy a gusto. Yo me siento muy valorado y  me veo ocho temporadas, pero tengo la sensación de que lo mismo siempre cansa. Aunque consigas 64 puntos cansa siempre lo mismo. Pero yo creo que es bueno para el fútbol darle continuidad”, remató