El mercado de fichajes de invierno se aproxima a un Cádiz que debe abrir las puertas de salida y entrada.
El mercado de fichajes de invierno se aproxima a un Cádiz que debe abrir las puertas de salida y entrada.

Cádiz CF

Distintas situaciones en forma de salidas

Óscar Arias comienza a preparar un mercado de fichajes en los que se le acumula la ‘operación salida’

Por  17:11 h.

Al margen de si llegan o no ofertas por Salvi, los que sí tienen más visos de salir son otros compañeros que en la actualidad no cuentan para Cervera. El primero de ellos es Mario Barco, un delantero que no ha aprovechado los minutos que ha disputado en los comienzos ligueros y que desde hace muchas jornadas apenas aparece siquiera por las convocatorias. El delantero navarro llegó el pasado verano para competir con Carrillo y aunque comenzó jugando más que Lekic y el ex del Sevilla Atlético en estos momentos es el ariete que menos posibilidades tiene de volver a la dinámica de la competición.

Y si la salida de Barco, en el caso de encontrar un destino, parece más que probable, también debería serlo la de Carrillo en el caso de que Arias se decidiera en dejarse los cuartos por un delantero que viniera a competir con Lekic, el único de los actuales que se ha ganado que no se dude de su continuidad.

El caso de Dani Romera es distinto. Y es que el almeriese, una vez recuperado de su lesión en el hombro, ha vuelto a contar para Cervera y en el nuevo sistema del equipo tiene muchas más opciones de aportar que anteriormente cuando siempre se jugaba con un mediapunta puro. Sin embargo, el hecho de que Romera tenga cartel –lo quiere el Almería cedido– facilitaría la opción salida para que Arias pudiese hacer los fichajes que Cervera le ha pedido.

Por último, hay dos jugadores sobre los que se cierne claramente un futuro fuera del Cádiz CF. El primero de ellos es el portugués Agra, que en los últimos encuentro no ha sido convocado tras defraudar con estrépito el día ante el Rayo Majadahonda donde salió de partida para suplir al lesionado Salvi.

Y si en el caso del extremo luso la cosa parece clara en el caso de que algún equipo se interese por él, no así está la situación de Karim Azamoum, un jugador que tiene por delante a tres compañeros (Garrido, José Mari y Álex) pero que sin embargo siempre ha cumplido cada vez que ha jugado. El francés habría pedido salir en busca de minutos pero desde la dirección deportiva se le quiere mantener al considerarlo necesario.