Lozano ha sido el último jugador que marcó para el Cádiz en Liga.
Lozano ha sido el último jugador que marcó para el Cádiz en Liga.

Cádiz CF

Diez beneficios de volver tras el parón

El Cádiz CF puede sacar el lado positivo de una situación adversa

Por  13:26 h.

A nadie, a absolutamente nadie le ha hecho gracia este parón obligado en la competición. No obstante, y como tampoco se trata de ir lamentándose de por vida de las circunstancias adversas que rodean a cualquier actividad, el Cádiz CF no tiene otra que poner al mal tiempo, buena cara. Y aunque cueste imaginarse un ascenso sin gente, sin esa visita a las Puertas de Tierra y demás festejos, lo cierto es que el equipo de Álvaro Cervera tiene en su mano regresar a la élite en estas once jornadas silenciosas que se avecinan en el próximo mes de junio.

No todo van a tener que ser aspectos negativos. De hecho, habrá que ponerse el cristal de las gafas del optimismo para reconvertir lo que en teoría son inconvenientes para verlos como ayudas o beneficios en el camino de un Cádiz CF que debe gestionar con maestría y frialdad su distancias respecto al tercer clasificado, que en estos momentos es de seis puntos, que bien podrían ser siete al ser actualmente el Almería, al que los de Cervera le ganan en el ‘goal average’.

Once jornadas son las que le separan al Cádiz CF de la tierra prometida. Once partidos en los que los de Cervera deberán potenciar sus puntos fuertes para reafirmarse en su papel de líder y volver a recuperar el brío y la alegría con la que suele siempre destacar en las primeras vueltas.

Aunque es cierto que no siempre este Cádiz CF de Cervera ha comenzado de la mejor manera posible las temporadas, no es menos verdad que tras esta mini-pretemporada la cosa es bien distinta dado que el equipo ya se sabe la teoría y lo único que tiene que hacer es reactivar una máquina que en el momento de la detención en seco no andaba muy bien engrasada.

1.El parón en sí

Aunque a simple vista nunca es beneficioso un parón de este tipo en ninguna temporada, lo cierto es que esta cuarentena le llegó al Cádiz CF en una etapa de la Liga en la que las cosas le iban mejor en otros campos que en los suyos propios. Y es que los de Cervera, a pesar de despedirse temporalmente del campeonato en la cresta de la ola, no andaban ligando sus mejores partidos pese a esa victoria importantísima en Carranza ante el Almería y con la que volvió a distanciarse de sus perseguidores a pesar de sus dos tropiezos consecutivos ante el Sportig de Gijón en El Molinón y el Málaga en La Rosaleda. También el último empate cosechado en Lugo, en lo que ha sido el último encuentro del Cádiz CF hasta la actualidad, no dejó muy buenas sensaciones en un equipo que seguía sabiendo aprovechar los errores de los rivales directos para abrir brecha en la tabla. Así pues, no puede decirse que este parón le haya venido muy mal a un Cádiz CF que ahora tiene tiempo para actualizar y aclarar las ideas al tiempo que también ha podido resetearse para volver con más energía y fuerzas.

2. Carranza podría convertirse en un hándicap

Puestos a ser positivos y obviando el significado de todo lo que conlleva el peso de la grada de Carranza, los jugadores del Cádiz CF, una vez lamentada la ausencia de su gente en los asientos del estadio, no tendrán otra que ver con optimismo el hecho de jugar en silencio en un campo donde otros años sí que se ha podido comprobar como esa misma afición puede convertirse en arma de doble filo. Aunque este once de Cervera ya ha demostrado en cantidad de ocasiones que se siente de categoría con el aliento de los suyos, no sería descartable que a medida que se acerque el final de la competición aparezca la presión que no pocas veces ha jugado en contra de los intereses del equipo local. Lejos de ello, los hombres de Cervera jugarán en mitad de la tranquilidad de un estadio que se conocen a la perfección y en la que no influirá ningún agente externo que pueda hacer duda a los jugadores con ese ‘run run’ que muchas veces descentra a quienes hacen de anfitriones.

3. Visitas tranquilas

Y si en Carranza no podrá aparecer ese posible hándicap de la presión, en los partidos fuera de Carranza tampoco reinará esa hostilidad que se puede vivir en las rectas finales de Liga donde los nervios están a flor de piel. En total son cinco las salidas que le esperan a un Cádiz CF que jugará con el alivio de encontrarse vacío los estadios del Numancia, Huesca, Elche, Extremadura y Girona en la penúltima fecha de Liga. Estadios donde otros años el Cádiz CF ya ha sucumbido en mitad de una olla a presión que muchas veces se ha convertido El Alcoraz de Huesca o el Francisco de la Hera de Almendralejo, sin olvidar el mítico Martínez Valero de Elche, Los Pajaritos de Soria y Montilivi de Girona.

4. Automatización de las ideas

Si algo ha hecho grande a este Cádiz CF de Cervera son sus sencillas y prácticas ideas sobre el rectángulo de juego y que con el paso de las jornadas acaban perdiendo fuerza entre sus rivales. Los de Cervera saben muy bien que el único camino hacia el éxito lo marca esa idea de fútbol pero que muchas veces termina exigiendo demasiado a un equipo que no siempre puede dar lo máximo dado el alto grado de intensidad, solidaridad y compromiso que hay que ejecutar. Por ello, este parón de dos meses ha podido servir más que de sobra para que los pupilos de Cervera no hayan tenido otra que desconectar del fútbol y esa tensión y responsabilidad que debe general jugar a las órdenes de un entrenador exigente y que sabe bien que es la única manera para que el equipo consiga los éxitos que ha conseguido desde su llegada al banquillo. Así que dentro de lo mal que se ha podido pasar en este confinamiento, y aunque resulte paradójico, lo hombres de Cervera han llegado a esta nueva puesta a punto con aires renovados y con las ganas necesarias de volver a activar toda esa intensidad y garra en los once partidos restantes.

5. Nula presión externa

Por descontado que hay muchísimo en juego y que la presión sin duda existirá. Sin embargo, el hecho de que las once jornadas que faltan por disputarse se jueguen a puerta cerrada y en mitad de un atronador silencio en los estadios desde luego que habrá cambiar mucho de lo que se entiende de los lógicos nervios de cualquier final de Liga. La grada, sin duda, es el elemento indispensable de un deporte que afrontará sin la salsa del juego los partidos finales de una competición en la que los jugadores echarán de menos el calor de la grada pero también agradecerán en determinados momentos la carencia de agentes externos que no puedan influir en la toma de decisiones importantes. Aislarse de esa presión, en este caso, no sólo es fundamental sino que en este final de Liga estará a pedir de boca. De la misma forma, la prohibición a los medios de comunicación de seguir el día a día del equipo relajará el ambiente de los futbolistas, siempre tan celosos de su intimidad en la parcela deportiva de la rutina de trabajo.

6. El fondo de armario

Aquí todos los equipos cuentan con jugadores que no ha tenido muchas oportunidades durante el campeonato y que con la acumulación de partidos en este apretado final de Liga sin duda tendrán. Sin embargo, no es lo mismo ser un suplente en un equipo de la zona media o baja de la clasificación que serlo del líder, donde la motivación y la ilusión es mucho mayor por jugar y destacar en un equipo que puede hacer historia con el ascenso a la máxima categoría. Esos bríos renovados con los que cuenta Cervera serán sin duda un punto fuerte de un Cádiz CF que llegará descargado de minutos y con las pilas más que cargadas en el plano psicológico.

7. Partir de cero

Nunca es fácil partir de cero. Ni para el Cádiz CF ni para ninguno de sus perseguidores. Después de tanto tiempo parado, todos los equipos deberán regresar a la competición a marchas forzadas y no siempre esto contribuye a la mejor manera de hacer las cosas. Los puntos por jugar ya escasean y lo que antes se podía gestionar desde la fluidez de una competición en marcha ahora no será posible. Habrá que ver el comportamiento de los equipos que necesitan los puntos como el comer y la manera en que lo trabajen, pero en el caso del Cádiz CF el camino está muy marcado y aunque los hombres de Cervera también comiencen de cero en el plano físico, bien se saben ya la senda que han de coger.

8. Jurado

No todos los equipos pueden tener el privilegio de tener en sus filas al mejor jugador de la categoría, lesiones al margen. Y el Cádiz CF y el cadismo siguen manteniendo la esperanza en un futbolista que hasta el momento no ha demostrado la calidad que tiene nada más que en ciertos entrenamientos. Este parón ha podido servir a Jurado para ponerse en forma, recuperarse de unas molestias que no le han permitido apenas disfrutar de la competición y enfocar su trabajo a una recta final liguera en la que podría ser la guinda para un líder que necesita de su clase y calidad para resolver partidos determinantes.

9. Cervera y su mentalidad de ‘play off’

Cuando Álvaro Cervera llegó al Cádiz CF para disputar los ‘play off’ de ascenso llegó con la mente puesta en preparar unos ‘play off’ al que se llegó con solo una opción. Por fortuna no hubo que buscar un plan B y todo salió a la perfección. Desde entonces, ese plan se ha ido perfeccionando hasta llevar al equipo a la orilla de Primera División. La situación puede resultar similar en este final de Liga de once partidos que Cervera afrontará sin dudarlo con la mentalidad de encajar pocos goles y confiar las bazas ofensivas a sus hombres más rápidos. Un esquema que ya le dio la razón en años anteriores y que en este final de Liga puede volver a perfeccionarse más si cabe.

10. Descanso para los más rápidos

Este parón de dos meses le ha venido de perlas a jugadores eléctricos como Salvi, Alejo u otros que acumulaban cantidad de partidos como Perea o Aléx. Todos ellos, futbolistas de un corte distinto pero que hacen de la condición física óptima algo clave para desarrollar su mejor fútbol. A este grupo queda por apuntarse Jurado, pero sin duda que el descanso obligado ha podido generar que a poco que recuperen la forma y tengan ese puntito de chispa determinante para convertirse en la referencia del ataque amarillo.