Carlos Fernández, delantero del Deportivo.
Carlos Fernández, delantero del Deportivo.

CÁDIZ CF

El Deportivo, a un paso del retorno a Primera

Visita al Mallorca en Son Moix con un 2-0 de ventaja después del encuentro de ida celebrado esta semana en Riazor

Por  14:36 h.

El Deportivo afrontará este domingo la vuelta de la eliminatoria de ascenso a Primera con una renta de dos goles que no intimida a su rival, el Mallorca, que confía en una noche mágica en un Son Moix a reventar para dar un giro al enfrentamiento.

El equipo de Vicente Moreno contará con el respaldo de más de 20.000 aficionados que llenarán las gradas del recinto mallorquinista, pero también se siente apoyado por la estadística, porque ha ganado esta temporada ocho ocasiones con los marcadores que necesita para volver a Primera seis años después.

Por 3-0 ha derrotado al Córdoba, Lugo y Real Zaragoza; por 4-1 al Tenerife, y por 2-0, válido también al final de una hipotética prórroga, a Nástic, Alcorcón, Rayo Majadahonda y Albacete, a este último en la ida de la primera eliminatoria de la fase de ascenso.

El entrenador valenciano no podrá contar con el centrocampista Marc Pedraza, sancionado con dos partidos tras la dura entrada al capitán del Dépor Álex Bergantiños en el partido de ida. Asimismo, en las filas mallorquinistas es duda el también centrocampista Salva Sevilla, auténtico motor de su equipo y que arrastra molestias físicas.

Es probable que Moreno sitúe al ghanés Issidru Baba en el lugar de Pedraza, como ya hizo en Riazor, y que Dani Rodríguez desempeñe las funciones de Salva Sevilla si éste no se recupera.

Con algunas incógnitas en el once

Solo un año después de haber bajado a Segunda, el Deportivo se presenta en el choque de vuelta con una renta en principio cómoda para garantizarse el ascenso. El equipo coruñés sufrió un contratiempo la víspera del partido que alteró los planes iniciales, ya que iba a viajar el sábado por la mañana hacia Palma y trabajar allí por la tarde, pero una avería con el avión le obligó a aplazar unas horas el traslado a la isla y se entrenó en la Ciudad Deportiva de Abegondo.

El preparador deportivista, el balear José Luis Martí, estará pendiente de tres jugadores que arrastran molestias: Michele Somma, con una lesión muscular que se produjo en el partido de ida; Fede Cartabia, que fue sustituido tras sentir una sobrecarga; y Pablo Marí, que podría obtener el alta médica a tiempo para el partido.

 

Por lesión se caerán del partido definitivo Krohn-Dehli y Vítor Silva, además de Bergantiños, que en el partido de ida sufrió una rotura en el labio inferior de la que tuvo que ser intervenido en el hospital Modelo de La Coruña.

También viaja Íñigo López, que está apartado del equipo futbolísticamente, pero no del grupo, tras su presunta participación en una trama de amaños de partidos y unas declaraciones que hizo en prensa sobre el pacto en el Huesca-Nástic de la temporada pasada.

 

La expectación es máxima en una capital balear volcada con su equipo. Las peñas mallorquinistas han preparado diversas movilizaciones antes del inicio del partido, entre ellas, un recibimiento por todo lo alto a sus jugadores, fiesta y concentración en los aledaños del estadio.