El guardameta Cristian Arco, junto a David Hinojosa, antes de saltar al césped.
El guardameta Cristian Arco, junto a David Hinojosa, antes de saltar al césped.

CÁDIZ CF

David Hinojosa: «Me voy después de hacer historia con el filial»

El centrocampista dice adiós en la semana del debut del Cádiz CF B en Segunda B: «Sin ánimo de crear crispación, es una 'putada' salir de cualquier club ahora y sin ser sub 23»

Por  12:51 h.

Llegó, trabajó sin descanso y venció. Venció porque a base de sacrificio y tesón fue uno de los pilares del Cádiz CF B en el histórico ascenso a Segunda B, el primero en la historia del filial. Ahora, sin embargo, tiene que hacer las maletas.

Es la historia de David Hinojosa, uno de tantos hijos pródigos del Cádiz CF. Llegó en el mercado de invierno y se ganó un puesto con el avance de las jornadas. Aguerrido y solidario en la medular, el de Arcos de la Frontera volvía a casa tras su periplo por las canteras de Betis y Levante.

Polivalente futbolista de 23 años, el serrano logró transmitir experiencia a sus compañeros durante un intenso sprint final en el que se consiguió el campeonato del Grupo X de Tercera, primero, y el ascenso a Segunda B, después. De buen golpeo desde media y larga distancia, llegó para reforzar y completar una corta plantilla, y se fue ganando la confianza de Pavón.

Ahora, en la misma semana del histórico debut liguero ante el Real Murcia, su futuro está lejos del Rosal. «El club tiene una nueva política y no quiere futbolistas mayores de 23 años o que piense que no son válidos para el primer equipo», señala el jugador de Arcos de la Frontera, que dice adiós cuando aún tenía un año de contrato en vigor con la entidad del Ramón de Carranza. Por eso señala en CANAL AMARILLO: «Hemos llegado a un acuerdo para la rescisión de contrato. Al final era la salida que me quedaba pues pasaba por eso o por estar todo el año en la grada, y eso es algo que con 23 años no puedo permitirme».

David Hinojosa se marcha agradecido por haber triunfado en su última etapa en El Rosal, aunque dice adiós con una espina clavada. «Todo ha ido sobre ruedas, quitando este mes y medio bastante duro a nivel psicológico. Llegué en enero de una mala experiencia física y psicológica, pero en el Cádiz CF B volví a sentirme importante. El equipo tenía una base muy buena y sus jugadores estaban conectados con el entrenador, aunque con trabajo y dedicación me gané la confianza del míster, me hice un hueco y todo fue de color de rosa. Puedo decir que he tenido un papel medianamente importante en un Cádiz CF B histórico que ha logrado el ascenso a Segunda B por primera vez en su historia».

Y es que, más allá de despedirse de una u otra manera, David Hinojosa se va agradecido eternamente al cadismo. «Yo no quiero crear crispación porque son cosas que suceden en el fútbol. Ahora bien, es reconfortante el cariño que el cadismo me ha demostrado en todo este tiempo. Hasta gente que ni conozco se ha sentido identificada con mi trabajo y mi manera de jugar».

Tampoco deja pasar la oportunidad para demostrar su agradecimiento al cuerpo técnico liderado por Juanma Pavón: «Mi relación con el cuerpo técnico ha sido extraordinaria. Pavón tiene gente por encima y debe respetar las decisiones del club. Yo no sé cuánto tendrá que ver él en esta decisión, pero siempre guardaré un buen recuerdo del míster. Él me ha enseñado muchísimo en pocos meses y siempre le estaré agradecido».

A contrarreloj

Ahora, a 20 de agosto, se abre un futuro incierto para un centrocampista que tiene que ir contrarreloj para buscar su nuevo destino. «A 20 de agosto las plantillas están prácticamente cerradas. Es una ‘putada’ salir de cualquier club ahora y sin ser sub 23, ya que se acortan las opciones de equipos», valora.

¿Posible destino? En este sentido, David Hinojosa lo tiene claro: «Los que nos dedicamos al fútbol siempre tenemos la maleta hecha. Yo voy a valorar mucho que confíen en mí y que económicamente propuesta fiable para salir de aquí, pues yo como de este deporte. En el cómputo global buscaré una mezcla entre la apuesta que se haga por mí desde el nuevo club, el proyecto deportivo con el que cuenta y el factor económico. Si tengo que irme lejos de aquí, pues me iré».

En cuanto al proyecto del Cádiz CF B en Segunda B, el futbolista serrano apostilla: «Ojalá me equivoque pero un filial va a sufrir, pues yo lo he vivido en la categoría. Ahora bien, en Segunda B viene bien un juego defensivo y de transiciones rápidas como el de este Cádiz CF B». Y al mismo tiempo lanza un mensaje de apoyo a los que hasta ahora han sido sus compañeros: «Si mantienen el bloque, tienen hambre, son humildes y se adaptan a la idea del míster, estos jugadores pueden hacer un buen papel en la categoría de bronce».

Él, todo corazón, seguirá desde la distancia la evolución. Se va uno de esos futbolistas que siente el escudo. «Con 12 años me fui porque el Cádiz CF económicamente no podía pagar el fútbol base y acepté la oferta del Betis. Regresé hecho un hombre y me voy tras hacer historia con el filial. Siempre será un cadista más».