Darwin Machís, en un entrenamiento con el Granada.
Darwin Machís, en un entrenamiento con el Granada.

Cádiz CF

Cuenta atrás por Machís

El Cádiz CF está dispuesto a pagar por el venezolano seis millones y medio de euros en el caso de que haya ascenso

Por  20:45 h.

Se acabó lo que se daba. Ha llegado los últimos días de enero y al Cádiz CF tienen que llegar esos refuerzos que le dé la posibilidad al equipo de levantarse en un unos momentos en los que parece estancado. Los de Cervera no ganan desde final de año que lo hicieron ante el Deportivo en Carranza por tres goles a cero.

Desde entonces a ahora, mediocridad unida con seriedad. La seriedad de ser un equipo al que cuesta la vida ganarle. El último que lo hizo fue el Osasuna, el 6 de enero, y a pesar del repaso que los navarros dieron a los gaditanos el resultado fue 2-1 y después incluso que Álex Fernández adelantase a los amarillos con un golazo. Tras aquel tropiezo en El Sadar han llegado los tres últimos empates consecutivos ante Granada, Almería y Mallorca. Tres puntos conseguidos de los doce disputados no es un buen botín como para pensar en grandes cosas. Por tanto, el Cádiz CF, sus directivos, se saben que están en el momento clave para darle al entrenador esos jugadores capaces de desequilibrar un encuentro cuando las cosas, como han estados en las tres últimas jornadas, andan igualadas.

Manuel Vizcaíno lo sabe y morirá en el intento. El presidente cadista negocia desde hace semanas con el Udinese de Gino Pozzo, anterior socio de su archienemigo Quique Pina y dueño del club italiano que tiene a Darwin Machís en propiedad. La operación, de darse, le costará una gran inversión a las arcas del conjunto gaditano.

Desde el lado del presidente cadista se piensa que el murciano está intentando torpedear el fichaje de Machís, un jugador desequilibrante se mire por donde se mire. Detrás del internacional venezolano están siete equipos punteros de Segunda pero el futbolista quiere vestir de amarillo.

Y si por parte del sevillano se piensa que Pina está obstaculizando la cesión, por el otro bando se niega la mayor e incluso se ofrece a intermediar para que la operación no le salga tan cara al Cádiz CF en el caso de que consiga el ascenso. Y es que el Udinese cederá a Machís con la obligación de compra en caso de ascenso de unos seis millones y medio de euros por el jugador ex del Granada. Se haga o no, sea verdad una versión u otra, lo que está claro es que en ambos mandatarios prima la prioridad de reforzar al equipo con un jugador que daría un paso de calidad necesario al equipo amarillo que en estos momentos se encuentra anclado en cuatro jornadas sin conocer la victoria

Querol, a expensas del Reus, y Álex Alegría como opción

Otro jugador que debería emprender viaje a Cádiz es el catalán David Querol, al que solo le ata su contrato con el Reus, un equipo que está a un paso de dejar de competir. Llegado ese momento, Querol –muy querido por Cervera– quedaría libre y llegaría al vestuario cadista tan pronto como fuera.

Otro jugador del que se está hablando que podría venir es el actual jugador del Rayo Vallecano Álex Alegría, un jugador que por su perfil debe gustar mucho a Cervera ya que mide 1,90, juega bien de espaldas. Sus mejores años los dios en el Betis B y, sobre todo, en el Numancia, en Segunda. Del conjunto soriano volvió al Betis y ya en Primera se estanca un poco ya que tanto en el Levante (donde se lesionó el ligamento cruzado de la rodilla derecha) como en el Rayo, ahora, apenas ha tenido oportunidades. Álex Alegría, que empezó en el Cacereño a forjarse un nombre, apenas tiene minutos en elRayo y su nombre está en la cartera de muchos directores deportivos de Segunda. En de Arias, también, sin embargo, ahora mismo no es una primera opción para el Cádiz CF.