Darwin Machís celebra un gol en Oviedo.
Darwin Machís celebra un gol en Oviedo.

Cuando el problema es la solución

Cervera ha sacado de la banda izquierda a Machís debido a lo que le aporta Jairo

Por  18:27 h.

Álvaro Cervera reconoció la semana pasada que su plantilla está cargada de calidad. El entrenador cadista sabe que tiene a su responsabilidad a, posiblemente, el jugador más desequilibrante de la categoría como es el venezolano Darwin Machís. Y no solo eso, el futbolista cedido por el Udinese está acompañado de más compañeros que también serían titulares en los equipos favoritos para el ascenso. Todo esto suena de maravilla pero hay un problema. A la hora de conjuntarlos en el ataque se produce ‘owerbooking’ y cierto atasco como el vivido el pasado sábado en Elche ante un rival que jugó con un jugador menos casi la mitad del partido.

Curiosamente, el problema arranca desde la solución que ha significado la llegada de Machís. Y es que la presencia indiscutible en el once genera una controversia al entrenador del Cádiz CF. La duda asalta a Cervera, o igual no tiene muchas dudas si se observan sus equipos iniciales, en la posición en la que colocar al internacional venezolano. Como es sabido, donde mejor rendimiento ha dado y donde prefiere jugar el futbolista es partiendo desde la banda izquierda. Fue ahí donde comenzó jugando. Lo hizo por dos motivos pero especialmente uno de peso: la ausencia por sanción de Jairo Izquierdo, un jugador con el que Cervera bebe los vientos. El otro motivo no era otro que la querencia de Machís a jugar en una demarcación donde debutó marcando un golazo en Oviedo y otro en Alcorcón.

Pero el tiempo, de momento, en la banda izquierda de Machís se agotó en el preciso momento en que Jairo cumplió su misión y volvió al once tras entrar desde el banquillo ante el Tenerife en casa. Fue entonces cuando Cervera sorprendió modificando la posición de Machís, que es tan bueno que volvió a marcar un golazo partiendo desde la mediapunta en Tarragona. No obstante, en ambos encuentros a Machís se le vio cayendo demasiado por la banda izquierda, donde a veces se estorbaba con Jairo e incluso con algunas incorporaciones de Matos en los encuentros ante el Nàstic o Elche, por ejemplo.

Cervera es consciente de que Machís es mucho más peligroso desde la banda izquierda que si lo centra, ahora para asociarlo con Manu Vallejo, en la vanguardia. Sin embargo, el entrenador del Cádiz CF hace uso de su balanza y por lo que se ve prefiere lo que le aporta Jairo desde la izquierda a pesar de que resta protagonismo a un Machís que en Elche solo se dejaba ver cada vez que se movía de manera anárquica por banda izquierda.

La ventaja de contar con Machís en banda supone la contraprestación de no poder contar con Jairo por ese perfil. Lo que es incontestable es que el venezolano parte con mayor libertad y espacios cuando juega en la banda que no rodeado de rivales en la mediapunta o en la punta del ataque.