Correa, en un entrenamiento de esta temporada.
Correa, en un entrenamiento de esta temporada.

Cádiz CF

Correa: “La afición del Cádiz CF debe estar muy orgullosa de su equipo”

El lateral pacense vive su mejor momento desde que llegó a un club al que ve capacitado para aspirar al 'play off'

Por  17:43 h.

Rober Correa es uno de los titulares indiscutibles de Álvaro Cervera. Cumple su segundo curso en el Cádiz CF y lo está haciendo, pasito a pasito, de forma callada y en una espiral muy positiva. El pacense se encuentra en plena forma y es uno de los protagonistas de un Cádiz CF que este sábado juega en Tarragona.

El lateral del Cádiz CF ha atendido este martes a Deportes Cope Cádiz y reconoce estar en su mayor plenitud desde que llegó al club de Carranza. “Al final, uno alcanza un pico de forma que estás mejor o peor y ahora es cuando me siento mejor. La verdad es que cuando uno esta feliz las cosas siempre salen bien”, comenzó diciendo.

Cuando un lateral del Cádiz CF habla es muy común que el tema sobre la mesa sea Cervera, firme defensor del estilo clásico en esta demarcación. Correa no tiene problemas con lo que pide su entrenador, al que no se cansa de elogiar. “Desde que llegué, quizás es ahora cuando he encontrado la compensación porque el míster me da bastante libertad para subir y hacer lo que quiera entre comillas. Yo sé lo que tengo que hacer y eso es trabajar a muerte para ganar y para mis compañeros”.

En el caso de Correa, que también sabe lo que es ser suplente con Cervera, lo lleva bien porque “al final lo que te pide es lo que tiene que hacer un lateral y lo primero que te pide es defender. Si tú haces bien lo que te pide entonces te da la libertad. Si no lo haces y para colmo te sumas al ataque, entonces mal. Lo que te pide fundamentalmente es que seas un rival complicado de superar y ya si te puedes sumar al ataque, pues mucho mejor”.

En resumidas cuentas, “si cumples en tu parcela, te deja subir sin problemas. Lo malo es cuando te complicas en tu función y subes, y mal. Eso es peor que peor”, comenta con naturalidad un jugador al que “desde pequeño siempre le ha gustado subir al ataque”.

Tiene claro que aunque ahora es titular indiscutible no puede relajarse lo más mínimo. “Esto es fútbol y cuando te despistas te quitan el sitio”, dice un jugador que no todo le ha venido de la nada. “Cuando llegué me rompí el dedo pequeño del pie, se me salió el hombro contra el Sevilla Atlético, luego tuve esguince de rodilla que no se terminaba de recuperar y además Carpio era intocable para el entrenador, pero con trabajo y paciencia todo llega. Siempre hay que seguir trabajando”, dice como lema de vida.

Correa, que comenzó siendo suplente por detrás de Carmona, analiza lo que fue el comienzo de temporada y da las razones por los que el equipo no comenzó el curso como era deseable. “Al principio se nos fue Alvarito y fue una baja importante porque nos daba mucho en ataque y nuestro juego se basaba mucho en él. Además, Jairo llegó lesionado, Lekic también llegó de una situación muy complicada y Sergio Sánchez firmó más tarde y se lesionó al inicio. Las cosas no salían y era normal porque todo se tiene que acoplar; una vez que la gente se conoce todo empieza a funcionar; ahora con los refuerzos también nos han dado un salto de calidad. La competencia siempre es buena. Ahora también se han subido al carro Edu Ramos y Aketxe y cuando todo el mundo aprieta todo va mejor”.

Porque para Correa el mercado invernal va a contribuir a que este año el Cádiz CF pueda luchar por todo. “Hemos firmado gente determinante como Machís o Querol, que son chavales bastante humildes y que nos dan trabajo muy bueno en defensa, que al final es en lo que se basa nuestro juego, en estar arropados”. Pero es a la hora de hablar del venezolano cuando Perea se detiene “La calidad que tiene le sale innata y marca la diferencia. Tranquilamente puede estar en Primera pero por cosas que no entiendo esta aquí con nosotros. Tiene que pelear por volver a su sitio, Udinese, mientras nos deja aquí cosas buenas”, dice sin dar tampoco la impresión de estar muy informado de la cláusula de renovación de Machís por el Cádiz CF en el caso de que haya ascenso.

Y si de Machís habla maravillas, no menos lo hace de Sergio Sánchez. “Es un tío que ha jugado mucho en liga profesional y sabe manejar los tiempos”, señala antes de alabar también a sus demás compañeros de la retaguardia Marcos Mauro y Kecojevic.  “Cuando se complementan bien te dan un plus y te hacen las cosas mucho más fáciles”, apostilla.

Apuesta por la filosofía de su entrenador porque “en la Segunda División no hay que confundirse. Primero hay que defender y luego atacar. Y nosotros, con todo lo que tenemos arriba de potencial (Lekic, Machís…), con alguna tengamos podemos marcar y ganar si dejamos la puerta a cero”.

Para Correa la fórmula para que este Cádiz CF sea un equipo serio y con capacidad para todo está en el grupo. “Como en el trabajo, no todos los días pueden ser buenos. Jugamos ante equipazos como Oviedo o Osasuna y perdimos, pero es cierto que cuando trabajamos todos juntos somos complicados de superar y ese es el Cádiz CF que tenemos que llevar a cabo . Y ahora, con el plus que le hemos metido arriba somos un rival bastante complicado”, señala.

Como enamorado del fútbol que es, Rober Correa tiene sus teorías que explican tal vez muchas de las dinámicas que se dan en los equipos de buenas a primeras. El extremeño se puso a hablar de dinámicas buenas y malas en los equipos. Tiene claro por supuesto que “cuando se hacen las cosas bien pese a estar perdiendo la victoria va a a llegar. Lo malo es no cambiar una mala dinámica y no trabajarlo”, sostiene en primera instancia. Y sigue diciendo que “a diferencia de Primera, al no tener parones por las selecciones, que es cuando a los equipos le dan cuatro días de vacaciones, la gente aprovecha para resetear y cuando llegan de nuevo al trabajo del equipo parece que vienen de nuevas. En cambio, aquí, en Segunda, como es jornada tras jornada, cuando pillas una racha buena, el equipo sigue esa dinámica buena y la autoestima es buena. Lo mismo pasa cuando pillas una racha negativa”.

Tanto Correa como Álex Fernández llegaron al Cádiz CF de un Elche descendido a Segunda B, toda una prueba del respeto que les infunde una categoría como Segunda. “Fue una temporada que se aspiraba a luchar por el ‘play off0 porque teníamos un gran equipo pero la Segunda es muy complicada. Por eso la afición del Cádiz CF tiene que estar muy orgullosa de lo que hace el equipo porque cuando menos te la espera te pegas un bofetón como el nuestro con el Elche”, recuerda.

Agradece el apoyo que recibe de los aficionados, que son los primeros interesados en conocer cómo está su situación actualmente. “Yo estoy muy feliz aquí y que sea lo que sea. Los clubes se marcan plazos y tratarán de cumplirlo. Yo disfruto de cada día y cuando visto esta camiseta procuro hacerlo lo mejor posible y disfrutar de cada día como si fuera el último”, dice un defensa que termina contrato en junio y aún no se ha sentado a negociar con Óscar Arias su renovación.

A Cervera dice deberle “muchísimo porque me ha hecho crecer y me ha dado esa confianza necesaria para progresar e intento devolvérselo en el campo”.

Con lo que le sucedió en el Elche, con un equipo que aspiraba a ascender a Primera y acabó bajando, promete con conocimiento de causa que el objetivo no debe ser otro que los 50 puntos. Para explicarlo, recuerda la milonga que dijo Oltra del Cádiz CF de Cervera. “Milonga no es porque solo hay que fijarse en el Tenerife, que es muy bueno y no arranca. Con el Elche nos pasó lo mismo. Lo primero son los 50 puntos y luego soñar con el ‘play off’ que es muy bonito para la ciudad”.

Y para terminar, confía plenamente en los jugadores, pero no uno por uno. “Por jugadores claro que hay para confiar en el ‘play off’, pero con jugadores sueltos se ganan partidos sueltos; lo que debe prevalecer es el equipo. Todos a la una se pude hacer algo bonito”.