Correa, en un partido de la pasada temporada.
Correa, en un partido de la pasada temporada.

CÁDIZ CF

Correa abre la puerta de la esperanza

El lateral derecho pacense es el ejemplo a seguir por los teóricos suplentes del Cádiz CF, que cuentan con menos minutos desde la eliminación copera

Por  8:33 h.

El adiós del Cádiz CF a la Copa del Rey puso fin a una trayectoria brillante de los amarillos en la ‘Competición del KO’. A principios del mes de enero se cerraba la puerta de la ilusión para un equipo que había dejado en la cuneta a Almería, Osasuna, Betis y había dado la cara ante el Sevilla FC. Pero la de la ilusión por seguir haciendo historia no fue la única puerta que se cerró, también se dio un portazo a las opciones de saltar al césped de algunos jugadores de la primera plantilla.

Con un calendario tan apretado entre Liga y Copa del Rey era lógico que las rotaciones entraran en los esquemas de Álvaro Cervera en una temporada tan larga y exigente. Sin embargo, una vez desterrada la opción copera, y con sólo un partido a la semana, las opciones de participación comenzaron a diluirse. Era lo esperado, sobre todo cuando se cuenta con una columna vertebral.

Con un intratable Cifuentes, dueño y señor de la portería cadista en la competición liguera, el gran damnificado con la eliminación copera ha sido Rubén Yáñez. Desde la cita del Sánchez Pizjuán no ha vuelto a defender la portería gaditana el portero catalán. Sus seis participaciones fueron en el torneo copero.

Pero no ha sido el único que ha sufrido esa situación. Otro ejemplo claro es el de Nico Hidalgo. El motrileño únicamente ha jugado desde entonces en Soria ante el Numancia. Fue titular por sorpresa, pero únicamente disputó medio tiempo.

Casi al mismo nivel se encuentra Brian. El lateral izquierdo catalán sólo tuvo 70 minutos ante el Lugo en el Ramón de Carranza tras salir de inicio. En los últimos tiempos aiempre ha estado por detrás de Lucas, pero cuando este último ha sido descartado, Cervera ha sorprendido colocando en esa posición al venezolano Mikel Villanueva, un central readaptado. Sin lugar a dudas, un mazazo para Brian, ausente a veces por problemas físicos, pero fundamentalmente por decisiones técnicas.

Tampoco están siendo demasiado relevantes Aitor y David Barral. El extremo onubense lleva tres partidos sin jugar y su última aparición fue de algo más de media hora en Soria. Minutos de la basura ante el Córdoba, menos de media hora en Alcorcón y la titularidad ante el Lugo completan su hoja de servicios, mucho menos que la del curso pasado.

El delantero isleño fue titular ante el Oviedo, pero sólo jugó medio encuentro. Luego tuvo minutos durante la segunda mitad en El Sadar.

Las lesiones han sido los principales inconvenientes para Romera (aún sigue al margen), Marcos Mauro, Perea y Carrillo, pero Cervera sí cuenta más con ellos.

Y en cuanto a los fichajes de invierno, Jona es el más utilizado en los últimos tiempos, pues Eugeni empezó fuerte con su actuación ante el Oviedo pero lleva dos partidos sin jugar y no es titular desde la visita a Tarragona. Peor es la situación de Fausto Tienza. El mediocentro extremeño necesita adaptarse y sólo ha jugado en tres partidos, aunque en Pamplona sí fue titular.

Moha y sus tres minutos de oro

Con este panorama, la línea a seguir la marca Rober Correa. El lateral derecho pacense es el ejemplo a seguir por los teóricos suplentes. De jugar en la Copa del Rey ha pasado a arrebatarle la titularidad en el flanco derecho de la defensa a un fijo como Carpio. En los tres últimos encuentros Cervera lo ha tenido bastante claro.

Esa línea quiere seguir Moha Traoré. El fornido atacante no tenía opciones desde la eliminación copera, pero tres minutos ante el Sevilla Atlético le han servido para reivindicarse con un buen gol.