El C´diz CF llega a Córdoba en buen momento.
El C´diz CF llega a Córdoba en buen momento.

Cádiz CF

Córdoba-Cádiz CF (Previa) Un buen punto de partida para retomar sueños

El Cádiz CF, con la idea de aprovechar las urgencias del Córdoba para sorprender a la contra

Por  8:00 h.
Córdoba
0
Cádiz
0
Córdoba: Carlos Abad, Fernández, Quintanilla, Aythami, Galán, Vallejo, Jaime Romero, Lara, Aguado, De las Cuevas y Piovaccari.
Cádiz CF: Cifuentes, Correa, Sergio Sánchez, Mauro, Brian, Garrido, José Mari, Álex, Jairo, Salvi y Manu Vallejo.
Árbitro: Pérez Pallas, colegio gallego.
Partido correspondiente a la 14 jornada.
Nuevo Arcángel. 16.00 LaLiga123TV

No se la ha dado nada mal Córdoba al Cádiz CF para emprender aventuras oníricas. En el Nuevo Arcángel fue donde Ortuño y su cuadrilla confirmaron las credenciales de equipo de ‘play off’ y donde Barral y compañía mantuvieron el sueño la temporada pasada aunque fuera en la primera jornada. Hoy toca regresar a un estadio, y ante un rival en urgencias, donde el Cádiz CF acude con la idea de sumar tres puntos que pongan definitivamente tierra de por medio con el barro y sirvan para aproximarse a cotas más reales de lo que se estaba viendo hasta el momento.

El optimismo y la alegría han vuelto al escudito triangular de Hércules y los leones. Lo ha hecho después de ver a la muchachada de Cervera desvestir a un Primera como el Espanyol y, sobre todo, de sumar tres triunfos seguidos en la Liga. Esos que han supuesto salir de las profundidades de una clasificación que había puesto sobre el patíbulo a un entrenador que, tras su magnífica lección ante el Elche, anda por ahí buscando a las plumas que le criticaron para solo recordarles que el camino no debe ser otro que el que él marca. Y no por cabezonería, no, lo es porque el momento actual está demostrando que no lo hacía por puro empeño.

Porque Cervera, a pesar de lo complicado que es en el día a día, tiene sus razones para seguir con el mismo plan. Además, ya ha demostrado que no es un entrenador tan puñetero como para tirarse piedras sobre su propio tejado.Ahí está el caso de Brian, al que no ha tenido más remedio que abrirle la puerta después de ganarse a pulso entrar en el once sí o sí. Le ha costado hacerlo, vale, pero nunca es tarde si la rectificación es buena. Y lo que es más clarificador aún. Cervera renunció durante varias jornadas a sus postulados, esos que le han hecho grande en un club que le debe todo lo que ahora florece en la Plaza de Madrid.

Cambió el modelo y hasta el discurso que nadie osó protestar. Lo hizo después de ver que Aketxe, Álex y Perea parecían tener los mimbres suficientes para sostener al equipo con un amago de tiqui-taca, pero el tiempo da y quita razones y finalmente el entrenador de las gafas negras y rostro impasible ha vuelto a salirse con la suya. Le han regresados los lesionados, ha vuelto Garrido y tiene en defensa a un Sergio Sánchez que le ha dado al equipo un empaque, una casta y orgullo que bien valen lo que el Cádiz CF está pagando por él.

Con todo esto, el Cádiz CF ha comenzado a sentirse cómodo en el mes en el que mejor se encuentra. El noviembre dulce de Cervera sigue su marcha triunfal y hoy se detiene en Córdoba para seguir en la misma dinámica que le ha hecho salir de abajo y mirar con prudencia los puestos de arriba.

Además, todos los condicionantes son alentadores para que el Cádiz CF siga en la misma línea. Se visita el Nuevo Arcángel, un campo donde los amarillos han ganado en sus dos últimas comparecencias desde que han regresado a la órbita del fútbol profesional. No será fácil, no. Y no lo será porque en el club cordobesista se vive una metamorfosis extraña que hace que nada pueda presagiarse en un campo donde en los últimos tiempos pasan cosas raras y cercanas al milagro.

Porque al Córdoba casi que le pasa el año pasado lo que ya sufrió el Cádiz CF de Antonio Muñoz tras su breve periplo por los altares del fútbol español. Y lo que pasó es que disfrutaron su año en Primera pero cayeron en picado a Segunda, donde casi pierden la categoría el curso anterior sino es por la grandeza del fútbol, de la unión y de las dosis de calidad de Reyes, la garra de una afición que hizo piña con un equipo que, con Sandoval de la mano, se empeñó en salir del descenso hasta conseguirlo en una celebración similar a la que puede darse en caso de un ascenso al Olimpo.

Y en esas siguen los blanquiverdes. Pasándolas canutas, con el entrenador con la soga al cuello pero con una afición volcada con las miserias de su equipo. Y eso, eso es bonito. Y eso es tan bonito que hoy deberá sufrirlo un Cádiz CF que, como no, volverá a estar arropado por su gente.

Estando las cosas así, a Cervera se le pasa por la cabeza volver al triple pivote con la idea de coger a la contra a un Córdoba que es muy fuerte en casa y que en su estadio sale como un volcán sin miedo a nada. De hecho, los cordobesistas es de los equipos con más goles a favor en casa aunque todo lo que gana en su feudo lo pierde fuera. Por eso mismo, y por muy bien que le estén yendo las cosas con Lekic y Manu Vallejo arriba, el técnico del Cádiz CF no descarta volver a su maquinaria de seguridad que constituyen en el doble pivote José Mari y Garrido con la colaboración desde la mediapunta del recién renovado Álex Fernández para dejar a Salvi y Jairo unas bandas que salgan disparadas en cuanto al Córdoba se le coja en el primer renunció. Con ‘trivote’ o no, el Cádiz CF debe jugar con mucha prudencia.