La competición en Segunda B comenzará el próximo 22 de agosto.
La competición en Segunda B comenzará el próximo 22 de agosto.

Cádiz CF

Córdoba B 0-2 Cádiz CF: ‘Paseo’ por la Mezquita para perdonar una goleada

Un doble de Airam Cabrera cierra un partido en el que los amarillos no tienen oposición ante un débil rival

Por  20:33 h.
Córdoba CF B
0
Cádiz CF
2
Jon Villanueva, Cristian, Sergio Díaz (Sergio García, 76´), Marc de Val, César, Uxio, Dani Hernández, David Álvarez (Pedro Santos, 85´), Juanfran, Vera (Sebas Moyano, 55´) y José Fran
Aulestia; Andrés Sánchez, Tomás, Arregi, Josete; Navarrete, Garrido, Hugo (Jona, 72´) Migue García (Kike Márquez, 46´); Machado (Villar, 60´) y Airam
0-1: Airam Cabrera (59´). Centro de Andrés y el canario controla y fusila al portero local. 0-2: Airam Cabrera (82´), remata al fondo de la red una buena asistencia de Juan Villar.
David Jesús Pinto Herrera, del colegio tinerfeño. Expulsó con roja directa a Juanfran (62´). Amonestó por los locales a César; por los visitantes a Garrido, Josete
Se guardó un minuto de silencio en homenaje a las víctimas del terremoto sufrido en Nepal. Se abrió tan solo el fondo sur, donde se congreagaron cerca de 1.500 espectadores. Además, el colegiado paró un minuto en el partido durante la primera mitad por la alta temperatura existente.
Nuevo Arcángel.

Ser campeón semanas antes y que los rivales encima te lo hagan ser, sin jugar, puede propiciar que los partidos sean más un entrenamiento que otra cosa. Y aunque del dicho al hecho, hay un trecho, viendo el devenir del partido en El Arcángel pocas conclusiones se pueden sacar de un Cádiz que perdonó una goleada de escándalo (por su excesiva dejadez en ataque) y por un rival bastante débil.

Asimismo, cuando te hacen un pasillo de campeón es normal que se te puedan subir los humos un ratito. Y eso pudo ocurrirle al Cádiz CF, que en sus primeros minutos sobre el buen campo del colista vio como Aulestia sacaba unas manos prodigiosas para mandar a córner un disparo centrado del delantero Juanfran.

La oportunidad cordobesista era una declaración de intenciones en toda regla de un equipo que necesitaba los tres puntos para seguir en la lucha por no descender, tal y como hizo un día después sobre el mismo césped sus mayores tras caer goleado (0-8) por el Barça de Luis Enrique. Pero por muchas ganas que le ponga un filial, que para colmo es colista, el Cádiz CF es capaz de dar un zarpazo en el momento menos pensado. Y ese momento llegó después de que Fran Machado conectase en el centro del campo con Migue García, que condujo a la perfección una contra que acabó en las botas de Hugo pero el disparo del gaditano fue a las manos del portero local Jon.

El Córdoba B no se amilanó y retuvo el control del partido, en gran parte, por la falta de iniciativa gaditana, que no se encontraba mal del todo jugando a la contra. Pero la inexperiencia de la zaga blanquiverde le pudo costar el primero de la tarde de no ser por el egoísmo -inadmisible en un ‘play off’- de Migue García, que se encontró un regalo que desaprovechó, primero al no resolver con rapidez un mano a mano con Jon, y segundo, al no querer ver como Hugo se la pedía más solo que la una y para empujarla. El balón, tras un rechace, acabó en las botas de Airam pero su remate a bocajarro chocó con la oportuna salida de Jon.

Poco a poco, el líder fue marcando terreno y enseñando sus credenciales al mismo tiempo que las enseñaba Airam Cabrera, que con un derechazo y casi sin ángulo estrellaba el balón en el travesaño. El Cádiz CF cercaba la portería del portero cordobesista, Claudio se desesperaba en el banquillo ante tanta ocasión perdida y más que se iba a desesperar después de ver como Nacho Navarrte no salvaba la salida de Jon después de recibir un magnífico pase de Airam tras recibir este de Garrido.

Pasaron esas ocasiones consecutivas del Cádiz CF y llegó lo mejor que le pudo pasar al Córdoba. El colegiado del encuentro detuvo el partido un par de minutos para que los jugadores se refrescasen debido al fuerte calor que estaba haciendo en Córdoba.

Airam toma el mando del gol en el Cádiz CF

Tras el tiempo de asueto, y la entrada en el campo de Kike por Migue García, al Córdoba B le entraron poco a poco las prisas, merced a su clasificación. Por su parte, los de Claudio seguían a lo suyo, intentando no perder el control del partido y creando ocasiones. La primera, en esta segunda mitad, de Machado que, tras un mal entendimiento con Airam, estrellaba su lanzamiento al palo.

Y gracias a todos esos merecimientos amarillos, llegaba el primer gol. Centro maravilloso de Andrés Sánchez al área y Airam controla a la perfección y fusila a Villanueva para adelantar a los gaditanos en el luminoso. El delantero canario regresaba a El Arcángel y lo hacía como mejor sabe, marcando.

El partido se ponía de dulce para el Cádiz pues un minuto más tarde el filial se quedaba con uno menos. Juanfran sacaba el coraje a pasear y el colegiado le sacaba roja directa. Momento justo en el partido se acababa pues el filial bajaba los brazos y el Cádiz hacía del rival su particular títere.

Con el panorama despejado, los amarillos se gustaban y comenzaban a llegar en vendaval al área del filial. Kike Márquez tenía la oportunidad para poner el segundo pero cuando solo tenía que empujar el balón tras un pase ‘de la muerte’ de Airam, el sanluqueño mandó de forma inexplicable el balón a las nubes.

Mientras los amarillos fallaban lo infallable (Kike tuvo otra en la que pensó más de la cuenta), Claudio movía el banquillo dando entrada a Villar y Jona por Hugo y Machado. Tras los cambios, el entrenador protagonizaba una de las imágenes del encuentro yéndose al vestuario con un cabreo descomunal al presenciar como sus jugadores fallaban más que una escopeta de feria.

Y a todo esto, el partido solo tenía el color amarillo de un Cádiz que parecía estaba usando de ‘sparring’ al Córdoba B que otra cosa. De ahí que, como solo mandaba la escuadra cadista, los fallos arriba seguían llegando. Tomás tuvo el gol pero en vez de pasar a un Villar solo (y que se lo recriminó después), prefirió lanzar y perdonar el segundo. No lo haría Airam que veía puerta de nuevo tras una buena asistencia del propio Villar que al final remató el canario ante la permisividad de Jona, que también estaba con la caña preparada.

De ahí al final, más de lo mismo. Villar tenía dos más que mandaba al limbo y el colegiado señalaba el final de un ‘entrenamiento’ en la jornada 36 para los amarillos. Eso sí, los fallos arriba, en El Arcángel y nunca más, ¡Santo Tomás!