Juan Carlos Cordero en rueda de prensa
Juan Carlos Cordero en rueda de prensa

Cádiz CF

Cordero ya gestiona la ‘operación salida’

El director deportivo debe agilizar la marcha de jugadores con los que Cervera no cuenta

Por  16:56 h.

El director deportivo del Cádiz CF lleva remangada su camisa desde comienzos de este mes de junio. Mucho más aún después de que el equipo amarillo finiquitase su temporada en Granada hace unos días. El murciano se enfrenta a los dos meses con más trabajo del año y desde hace una semana su teléfono ya ha comenzado a echar humo. En permanente contacto con su entrenador, al que le pide voz pero no voto, Cordero tiene ante sí la ardua tarea de mejorar lo que hay a sabiendas de que una de sus ideas, con el permiso de su presidente, es vender a sus dos mejores jugadores, Salvi y Álvaro García.

Para mejorar la plantilla lo primero que tiene que hacer es quitarle peso. Hasta 22 jugadores con contrato es una enormidad y bien sabe que muchos de los que han jugado este año tendrán que hacer las maletas a pesar de tener contrato en vigor. Es lo que tiene no haber estado a la altura. Ni de las circunstancias, ni las del entrenador.

Por eso mismo, Cordero no pierde pista de las preferencias de Álvaro Cervera, quien ya ha dado el visto bueno a la salida más que probable al fútbol belga del lateral Lucas Bijker, que incluso llegó a quitarle la titularidad a una de las apuestas más claras de Pina, Brian Oliván, por quien el Cádiz CF pagó medio millón de euros al Granada. El jugador con pasaporte holandés tenía dos años de contrato más con el club gaditano, que ingresará un dinero por el traspaso de un lateral zurdo que llegó el verano pasado del Heerenveen, de la Eridivisie holandesa.

No tiene pinta de que las demás salidas sea tan sencilla como parece estar siendo la de un jugador con cierto nombre en los Países Bajos. A favor de Lucas Bijker, seguro, están los minutos que ha jugado (22 partidos) en la Segunda española, algo que no pueden decir compañeros que han contado mucho menos para Cervera y con los que Cervera tendrá que sentarse para explicarles su situación. Son varios y distintos los casos:

Los que cumplen en 2020

Jugadores como Moha Traoré o Aitor García cumplen contrato en 2020. Ambos han tenido muy poca incidencia este año. Aitor, pese a jugar menos minutos que Moha, ha sido la gran decepción en un año en el que se esperaba continuase con su madurez deportiva después de su gran estreno en la campaña anterior. Cervera quiere seguir confiando en él, pero el onubense nunca ha estado a la altura. Ademas, cuenta con un problema añadido: es diestro y se empeña en jugar a pierna cambiada. Es loable porque, además, todo el mundo lo ve ahí, pero eso mismo le cierra las puertas de una banda donde muchas veces ha habido sitio tras las continuas lesiones de Salvi. Su futuro, en principio, está en el Cádiz CF, pero para nada se descarta que según lo que diga el mercado pueda salir, bien traspasado, bien cedido.

En cuanto a Moha, la dirección deportiva apostó por él pero se ha confirmado que no es jugador para Cervera. La más probable es que salga cedido en el caso de que ningún club se interese seriamente por él.

Más futuro tiene por delante Dani Romera, por el que el Cádiz CF pagó 350.000 euros y que firmó hasta 2021. El ex del Barcelona B es joven (22 años), tiene potencial pero se ha dado de bruces con el rígido sistema de Cervera, que lo ha intentado meter en el equipo varias veces sin llegar al éxito que suele dar la continuidad. Cordero tendrá que hablar con Cervera para conocer la opinión de un entrenador que deberá decidir si podrá acoplarlo o no dentro del Cádiz CF 2018/19. En caso contrario, y a falta de ofertas sorprendentes, saldrá cedido para que no se estanque lo que es una promesa del club.

A quienes sin duda se le ve con otros ojos son a dos jugadores que terminan su contrato en junio de 2019 y que no han tenido la regularidad deseada. Estos jugadores son Fausto Tienza y Nico Hidalgo. El primero fue ‘sentenciado’ tras el partido 45 minutosh en El Sadar y el propio jugador extremeño estaba como loco porque acabase una temporada para olvidar. Lo más probable es que el ex del Osasuna llegue a un acuerdo con Cordero para salir sin mayores problemas en busca de otro destino. Por su parte, Nico Hidalgo es un jugador qye paulatinamente ha ido perdiendo la confianza de todos los hombres que creyeron en él, desde Pina a Cervera, pasando por Cordero, que el año pasado negoció con la Juve su traspaso. El extremo nunca ha brillado y no se entendería que tuviese una oportunidad más.

Por último, Carpio y Correa son los dos laterales derechos y ambos cumplen contrato en 2019. En un principio se confía en ellos para que sigan siendo los carrileros del Cádiz CF del curso que viene.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.