Claudio el día de su debut con el Elche ante el Hércules
Claudio el día de su debut con el Elche ante el Hércules

Cádiz CF

Claudio se reencuentra con su pasado en el Rico Pérez

El míster valenciano se enfrenta a un Hércules ante el que se estrenó en los banquillos y contra el que fue cesado una temporada más tarde

Por  19:45 h.

El José Rico Pérez de Alicante no es un estadio cualquiera del fútbol español. Para empezar es la casa de uno de los clubes más importantes de este país, el Hércules. Escenario de choques importantes a lo largo de la historia del balompié nacional y por el que ha pasado lo mejorcito de este deporte. No es uno más, no hay duda. Y si no, que le pregunten a Claudio Barragán Escobar, actual entrenador del Cádiz CF.

El valenciano vuelve al lugar donde su carrera como entrenador comenzó y donde dio un vuelco importante una temporada más tarde. El estadio alicantino es un lugar de contrastes para el de Manises pues ha saboreado las miles del éxito y los sin sabores de la derrota. Con el Hércules como testigo y ejecutor, Claudio debutó y fue cesado. Las cosas del caprichoso fútbol.

Se podría decir que su idilio con los banquillos empezó mucho antes de debutar. Claudio Barragán, que también fue jugador del Elche, con el que militó en Primera, Segunda División y Segunda B, se incorporó al cuadro técnico del club ilicitano como ayudante de Julián Rubio. Posteriormente ocupó el mismo cargo con Yosu Uribe, García Cantarero, Luis García Plaza y excadista David Vidal.

Bajo el mando del gallego, Claudio estuvo una temporada y fue al comienzo de la siguiente cuando los malos resultados condenaron al que por aquel entonces era su mentor. Y fue en ese momento cuando llegó su gran oportunidad. Corría la jornada siete de la temporada 2008/2009 con el Elche en Segunda División cuando Claudio toma las riendas del banquillo ilicitano. El lugar de su estreno, el José Rico Pérez ante el Hércules. Derbi alicantino, casi nada. El resultado deparó un empate a cero que permitió poco a poco remontar el vuelo de un equipo tocado y que finalmente logró la permanencia.

La otra cara de la moneda de Claudio

Sin embargo, y a pesar del éxito conseguido y ser un técnico de la casa, Claudio es cesado justo una temporada más tarde por el mal inicio de campaña, tras dirigir al Elche un total de 41 partidos, todos ellos en Segunda División. Sin embargo, las cosas del destino, el técnico cadista se marcha en el lugar donde un año antes se entrenó, el Rico Pérez ante un Hércules que goleó sin piedad al Elche con un ‘hat-trick’ del delantero Delibasic.

Tras su salida del Elche, Claudio no desistió y volvió a conocer las glorias del triunfo en la Ponferradina logrando el ascenso a Segunda. Un logro que espera volver a repetir con su Cádiz esta temporada. Para ello, el camino se inicia en un feudo en el que Claudio espera recuperar la sonrisa del día de su debut.