Cifuentes, en la playa Victoria.
Cifuentes, en la playa Victoria.

Cádiz CF

Cifuentes: “Nunca ha habido división entre vestuario y cuerpo técnico”

El portero del Cádiz CF hace una defensa a ultranza de Álvaro Cervera

Por  16:44 h.

Una de las voces más autorizadas del vestuario cadista, Alberto Cifuentes, ha sido el protagonista este martes en las tertulias de Deportes Cope en el chiringuito Potito de la playa Victoria. El meta manchego salvó a los suyos una semana más en el último minuto con un paradón ante el Sporting en lo que cree que fue un buen partido del Cádiz CF. “Hicimos un partido completo pero no pudimos ganar. Se resiste la victoria y eso que hicimos uno de los mejores partidos en casa y pareciéndonos a lo que somos pero nos faltó ese detalle del gol. Necesitamos esa victoria que nos dé ese plus. La estamos buscando pero no llega”, dijo rompiendo el hielo de la tertulia.

Para Cifuentes, pensar en que el Cádiz CF mereció los tres puntos “no es agarrarse, es que fue el Cádiz CF que todo el mundo reconoce. Un Cádiz CF que aprieta arriba, que merodea el área y que en la estrategia hace peligro”, dijo. “A ver si lo conseguimos mantener la dinámica este sábado en Lugo y esperemos que esto en la jornada 30 sea una anécdota”.

La temporada pasada renovó un año y no olvida la fecha. “Renové un 14 de febrero, fue un regalazo”. Aunque este año se centra en seguir disfrutando bajo palos, sabe que cuando llegue nuevo año deberá ponerse en contacto con el club. “Suelo hablar con el club cuando pasa Navidad. Si el club quiere estoy dispuesto a renovar todo el tiempo que sea mientras esté a tono”, dice.

Al Cádiz CF parece que le ha mirado un tuerto en el apartado de las lesiones, aunque en este asunto muchas voces critican la labor del preparador físico, Cifuentes matiza que “son lesiones incontroladas y no estamos teniendo suerte”, manifestó aludiendo a los percances de Servando, Romera, Carrillo o Kecojevic, todos ellos con molestias por lances puntuales del fútbol y no por problemas musculares.

El pasado domingo se estrenó en la defensa Sergio Sánchez, del que Cifuentes ya habla maravillas. “Estuvo bien. Estaba entrenando a buen ritmo y se nota la experiencia que tiene detrás”, apuntó el arquero.

Cerca de los 40 años, Cifuentes dice que “secreto no hay ninguno” para seguir en la órbita. Y sigue diciendo que “está todo en la cabeza y que el día a día sea cómodo. Que se hagan las cosas bien”. En este punto, cree que “ahora los profesionales van a durar mucho más por el tema de alimentación y la preparación actual que hay”.

“La base del equipo es el compromiso”

Como uno de los capitanes del equipo que es, Cifuentes da las claves con las que cree que se debe salir de la situación actual. “Todo es importante. Este Cádiz CF se ha caracterizado porque todos defendemos y todos atacamos. Mientras más comprometidas esté la gente, mejor. La base de un equipo es el compromiso”, resumió.

Una vez que terminó el encuentro ante el Sporting, el meta manchego soltó, casi que molesto, que ‘no había nada raro’. Pasados los días, Cifuentes aclaró sin problemas a qué se quería referir. “Voy a ser claro. Hace unas semanas hubo con el run run de si la plantilla no estaba con Cervera, que si el estilo del entrenador no gustaba en el vestuario, que si otra cosa… No, no. Aquí no hay nada de esas historias. Este Cádiz CF tiene una identidad clara y la plantilla está con el míster y con lo que quiere el míster. Aquí nunca ha habido división entre vestuario y cuerpo técnico ni creo que la haya”, afirmó con rotundidad.

Al hilo de lo anterior, se le preguntó en la tertulia si quizás los recién llegados son los que más trabajo le cuesta entrar por el aro del técnico. En este caso, Cifuentes también simplificó de la mejor manera. “Desde que vinieron saben a lo que vinieron y el míster ha trabajado con ellos como con todos. La gente que llega nueva igual no sabe lo que es la presión de Carranza y pueden aparecer nervios pero no lo creo. El míster pide unas cosas concretas y es lo que hacemos”.

Otro tema candente que le suele tocar como veterano de guerra que es no es otra que la lucha intestina entre Pina y Vizcaíno. Aquí, Cifuentes se expresa con claridad y generaliza lo que pasaría en todos los vestuarios. “La inestabilidad institucional no nos llega. Tenemos una capacidad muy grande de aislarnos de esos problemas y en ese sentido Servando, José Mari y yo intentamos centrarnos en el día a día”, dice como portavoz del grupo. Y añade. “Si soy sincero a los futbolistas lo que le importa es que no haya impagos y de eso no hemos tenido nada de ellos. La gente conoce la situación pero no llega al día a día para estar preocupados”.

Por supuesto que el despido de Cordero “fue una sorpresa por lo rápido que se dio” para el vestuario. Y Cifuentes lo explica. “Teníamos s una relación muy directa con él, pero esto es fútbol y la gente se marcha o te despiden y hay que seguir”, dice con profesionalidad.

Lo que tiene claro es que “este club ha tenido otros problemas más grandes que los de ahora y aquí sigue. No creo que sea determinante a la hora de jugar. Lo que al futbolista le preocupa es el día a día; tener unas buenas instalaciones para trabajar y cobrar y eso no nos afecta. No hemos dejado que esas cosas entren en el vestuario”, asegura tajante.

A lo largo de lo que va de temporada, Cervera ha expresado con claridad que la actual plantilla no es mejor que las anteriores que ha tenido. Dichas palabras han podido molestar en el seno del equipo, sin embargo, Cifuentes niega la mayor. “Son mensajes hacia otro lado, no hacia nosotros. No creo que nos esté devaluando. Los lanza para las personas que mandan más que a nosotros porque cuando está con nosotros nos traslada confianza y no nos hace inferiores al resto. Ese mensaje no es para nosotros”, opina con vehemencia.

Y si se le pregunta a él, lo tiene claro. “Espero que haya plantilla para ganar el sábado en Lugo y respirar. Somos un vestuario que se une muy fácil pero necesita también respirar con una victoria. Tenemos una plantilla madura para afrontar estos dos próximos partidos. Hay gente madura para hacer un buen partido y sumar los tres puntos”, destaca el portero.

Servando, José Mari y él forman un triunvirato de capitanes, al que se une a veces también de Garrido con una política clara a la hora llevar el vestuario. Por eso mismo, ninguno de ellos es partidario de reuniones imprevistas ni nada por el estilo para analizar una situación que prefieren llevarla con calma y buen ambiente a pesar de los pesares. “Intentamos llevar esto para que no parezca una crisis. No queremos dar la idea de llevar al límite nada, sobre todo con la gente nueva. Queremos llevar las cosas con normalidad y por eso no nos hemos puesto a sentarnos para hablar ni nada por el estilo. Hacemos grupo en el campo y en los entrenamientos y se ve un grupo fuerte, intenso y comprometido. No ha habido esas reuniones que puedan hacer pensar que se quiere dar toques de atención porque no creemos en eso y sí en la dinámica positiva  que tanto trasnmiten dirariamente gente como José Mari y Garrido”.

Tuvo palabras, otra vez, de elogio para Manu Vallejo. “Es lo que debe ser un canterano en cualquier club. A pesar de ese salto de categoría que ha dado no se nota esa presión añadida. Seguro que acertará mucho más en la toma de decisiones en cuanto el tiempo vaya pasando. Si sigue con esa evolución tendremos esa pelea que hemos tenido con otros jugadores que interesan a otros equipos”. Y de exigencias, nada. “No estamos creándole la responsabilidad de que sea él el que tenga que marcar los goles aunque sea un jugador importante para nosotros”, comentó Cifuentes, que espera sumar los tres puntos en Lugo, que “para eso es un sitio para nosotros que es un punto de inflexión”.