Cádiz CF

Cien valientes camino a Galicia

Dos autobuses con aficionados cadistas parten desde Telegrafía para llegar mañana a El Ferrol

Por  20:00 h.

Cien valientes han salido a las siete y cuarto de la tarde de hoy desde Cádiz hacia El Ferrol con la esperanza puesta en un equipo que los mantendrá en vilo durante 90 minutos –quien sabe si más– y que los ha metido en un autobús durante más de veinte horas en un plácido fin de semana de finales de mayo. Cien valientes vestidos de amarillo. Jóvenes, adultos, personas mayores con vidriosos ojos de niño que espera un deseo. Un padre que deja a su mujer y a su hijo pequeño a los pies del autobús mientras le despiden sabiendo que se va a Galicia llevado por otro amor que ni se puede explicar ni hay porque hacerlo.

Juan Berrocal y Pepe Ramírez son los organizadores. Fieles al Cádiz CF, al cadismo,a los cadistas. A su edad, verlos metido en estos tinglados es un monumento al cadismo. Ellos son los padres de una expedición a la que no le importa la ‘pechá’ de kilómetros que le queda por delante para llegar a eso de las diez de la mañana a otra ciudad, a otro estadio donde purgar los pecados de una religión que está trazando su historia a traves de jirones. Ya toca, dice uno. Y cuánta razón lleva.

Dos autobuses de la empresa Rico, la misma que ha roto relaciones con el Cádiz CF, llevarán a estos cien cadistas a los pies de A Malata, allí, en el fondo norte, teñirán una grada de amarillo y harán sonar sus voces como nunca, como siempre.
Ángel Juan Pascual es el responsable de la empresa de autocares que llevará a estos cadistas a El Ferrol.

También lo es del autobús oficial que ya no lleva al primer equipo. Apesadumbrado, afirma a CANAL AMARILLO que la situación con Vizcaíno sigue igual de mal. Su autobús con el escudo del Cádiz CF no llevará al equipo a Malata pero dos de su flota sí que llevan a cien locos valientes ataviados de amarillo y con la esperanza puesta en no saben qué pero es lo que les mueve. Gracias a la colaboración de Cruzcampo, este desplazamiento ha costado a estos cadistas 40 euros. Una millonada para el palizón que les espera o calderilla si a su equipo le da por pasar de ronda y ellos verlo en la grada.