Óscar Arias, Manuel Vizcaíno y Álvaro Cervera brindan durante una copa de Navidad.
Óscar Arias, Manuel Vizcaíno y Álvaro Cervera brindan durante una copa de Navidad.

Cádiz CF

Chitón sobre Cervera hasta final de temporada

Manuel Vizcaíno aplaza al final del curso el tema de la renovación del entrenador

Por  12:00 h.

El pasado fin de semana el presidente del Cádiz CF, Manuel Vizcaíno, tuvo la deferencia de atender a El Desmarque, en donde volvió a hablar sobre un tema candente pero que ha perdido fuerza con el paso de los días una vez que Álvaro Cervera sugiriera en diferentes medios que no se siente parte del proyecto del año que viene en el Cádiz CF, con o sin ascenso.

Cansado, e irritado incluso, Vizcaíno ya dijo días después de que Cervera revolucionara el entorno cadista en plena cuarentena, que no volvería a hablar sobre el asunto de la renovación de un entrenador que tiene a la gran mayoría de la masa social a favor.

Pues bien, han pasado unas semanas y el presidente del Cádiz CF se volvía a mostrar contundente con el tema y repetía más o menos lo mismo que anteriormente dejó dicho en varias emisoras. “Hasta que no acabe la temporada no vuelvo a hablar del entrenador del Cádiz CF en este sentido”, aseguró.

Eso no quita que la relación entre uno y otro siga siendo la cordial entre presidente y entrenador tal y como apunta el propio Vizcaíno. “El contacto semanal lo seguimos teniendo porque él es el entrenador y yo soy el presidente”, dijo a secas y evidenciando que la relación ni mucho menos ha mejorado entre ambos ni tiene pinta de hacerlo a lo largo del próximo mes.

Donde sí se pudo comprobar a Vizcaíno algo menos tajante fue a la hora de marcarse un objetivo a corto plazo y que no sería otro que el ascenso al ser líderes indiscutibles a falta de once jornadas. No obstante, el sevillano prefiere pisar el freno y al menos no traspasar esa presión al equipo de Cervera. “Ascender es un dar paso firme en la consolidación de un proyecto y engrandecerlo, pero no es un vida o muerte. Hoy nadie puede decir que la situación económica es saneada como hace tres o cuatro meses. 0 de los 42 clubes tienen problemas con motivo de la pandemia. Es algo que afecta a las empresas a nivel mundial, cómo no va a ser igual para los clubes de fútbol. Dentro de que estamos todo lo sano que se puede estar en estas circunstancias, el hecho de no subir no supone un drama, pero el zapatazo en todos los sentidos que daríamos sería tremendo si lo conseguimos”, argumenta en clara alusión a que un ascenso de categoría no solo paliaría los costes de la crisis económica y sanitaria que el país ha sufrido sino que incluso sanearía mucho más las arcas del club.