'Pacha' Espino es fijo en el lateral izquierdo del Cádiz CF.
'Pacha' Espino es fijo en el lateral izquierdo del Cádiz CF.

CÁDIZ CF

Un charrúa jamás se rinde

El uruguayo 'Pacha' Espino está cuajando una notable actuación en el lateral izquierdo, puesto del que ya es amo y señor

Por  9:52 h.

«La entrega nunca me va a faltar». Con esas palabras comenzó el pasado mes de enero Luis Alfonso Espino su andadura como cadista. Así comenzaba la primera experiencia europea de ‘Pacha’, un lateral izquierdo uruguayo que se convirtió en el primer fichaje de invierno del Cádiz CF.

Procedente de Nacional de Montevideo, Espino llegaba libre y firmaba por tres temporadas con una más opcional. Una auténtica incógnita a mitad de temporada y en una demarcación en la que ya pugnaban dos futbolistas: Brian (que no era del agrado de Álvaro Cervera) y Matos (irregular durante el pasado ejercicio).

Apenas cinco encuentros de amarillos no fueron suficientes para demostrar el nivel que el ‘Pacha’ podía aportar al Cádiz CF. Escasas aportaciones y apariciones más que discretas las de un lateral izquierdo que en ningún momento parecía estar adaptado a un reto como el europeo. El tiempo jugaba en su contra.

Con 27 años recién cumplidos, ‘Pacha’ Espino necesitaba tiempo y minutos en un equipo que no tiene todo el tiempo del mundo para experimentos. «Me vengo sintiendo mejor. Ahora me estoy adaptando a los compañeros, así que en esta semana o en la siguiente ya estaré a tono», señalaba a principios de febrero. Sin embargo, la evolución no la contemplaba el aficionado desde su asiento.

De menos a más

Finalizada la temporada con la decepción, que no fracaso, al no consumarse la clasificación al ‘play off’ de ascenso, Espino comenzaba la cuenta atrás. Quedaba un verano por delante para ganarse la confianza del míster.

Primero se fue Matos cedido al Twente holandés (posteriormente se lesionó de gravedad), luego llegaron los partidos de pretemporada y el ‘Pacha’ no terminaba de despuntar. Y con un Brian descartado por Álvaro Cervera a la espera su salida, su única competencia era la de Franco, un futbolista que había sido el suplente de Braganza en el Cádiz B del ascenso a Segunda B. Todo eso sin olvidar la apuesta en algún partido veraniego por Sergio Sánchez o Javi Navarro en ese puesto.

Así hasta que llegó el inicio de la competición. El uruguayo no desentonó ante la Ponferradina, fue ganando confianza ante el Mirandés, no lo hizo nada mal frente al Extremadura y, definitivamente, brilló con fuerza ante el Racing en El Sardinero.

«Me gusta ir y venir por la banda, y físicamente creo estar bien. La entrega nunca va a faltar y lo otro ya se verá con el fútbol», señalaba a su llegada. Ahora, meses después, empieza a demostrar sus virtudes. E incluso se anima con acciones de ataque.

Ahora, con el recién llegado Luismi Quezada como competencia (Álvaro Cervera sólo apuesta por Rhyner como central, aunque llegaba con el cartel de jugar también en el lateral izquierdo), ‘Pacha’ Espino quiere que el flanco izquierdo de la zaga sea suyo y nada más que suyo. Un charrúa jamás se rinde.

Ahora sí, Espino, la apuesta de Óscar Arias, ya va conociendo al Cádiz CF, ese club del que había hablado con su compatriota ‘Cacique’ Medina. «Él me dijo que el Cádiz CF era un gran club. Lo tuve de compañero y de técnico», señaló.