Salvi fue sustituido por Nico Hidalgo en un partido.
Salvi fue sustituido por Nico Hidalgo en un partido.

Cádiz CF

Cervera no quiso cambiar el guion pero se lo cambiaron

El técnico hizo lo que tuvo que hacer la pasada campaña en Oviedo aunque esta vez tampoco le salió la jugada

Por  20:08 h.

Cada vez que se lesiona Salvi Sánchez saltan las alarmas. Primero por lo más obvio, la pérdida de uno de los mejores atacantes del Cádiz CF.Y segundo saltan en el banquillo, donde le toca decidir qué hacer al entrenador.

En el recuerdo de la pasada campaña aún queda aquel polémico cambio en el Nuevo Carlos Tariere cuando el sanluqueño tuvo que retirarse lesionado cuando el equipo amarillo ganaba 0-1, precisamente gracias a un gol suyo. Hasta ese momento, el Cádiz CF dominaba y controlaba el partido gracias, entre otras cosas, a la velocidad por banda de Alvarito y Salvi que estaban llevando mucho peligro al área carbayona. Ante la lesión del extremo, lo normal hubiera sido que Cervera siguiese por la misma vía sacando a Aitor o Nico en una banda para no variar demasiado lo que estaba pasando sobre el césped, pero como se recordará el técnico sacó a Eddy Silvestre para crear un triple pivote con el que acabó condenando a su propio equipo. Tan fuerte fue el cambio de la situación que hasta el mismo Álvaro Cervera admitió poco después que se equivocó con el cambio.

Pues bien, han pasado las fechas y de nuevo a Cervera le tocó sustituir a Salvi por lesión el pasado sábado y cuando los suyos vencían 2-0 en el marcador. En esta ocasión, el entrenador cadista hizo lo lógico metiendo en el campo a otro jugador con perfil similar al sanluqueño como es Nico Hidalgo. Ya en la segunda mitad cambió a Perea por Abdullah en lo que era un cambio de ficha tan sencillo como el posterior de Barral por Carrillo. En esta ocasión, y aunque ha sido también criticado, no se le puede acharcar demasiada culpa a Cervera del empate ‘in extremis’ de la Cultural. De hecho, y pese a que el Cádiz CF echó atrás en la segunda parte, pudo verse varias veces al técnico cadista pedir a sus jugadores que saliesen de la madriguera donde les metió, sin mucho fútbol, la CulturalLeonesa.

Si la temporada pasada fue incomprensiblemente el que le cambió el guion a un partido ante el Oviedo que le iba muy bien, el pasado sábado fue, como es lógico, el entrenador rival Rubén de la Barrera el que lo cambió desde la derrota para llevar a los suyos al empate.