El entrenador de porteros Lolo Bocardo, con Cervera.
El entrenador de porteros Lolo Bocardo, con Cervera.

Cádiz CF

Cervera, el crítico más duro con su propio equipo

El técnico cadista achacó a la fortuna la victoria en Las Palmas y 'castigó' a los suyos con mucha autocrítica

Por  8:00 h.

El cadismo puede estar tranquilo porque el vestuario lo comanda un entrenador que no deja que se relajen ni las moscas que puedan aparecer. Cervera, que al igual que se marca unas declaraciones demasiadas duras con sus propios jugadores tras una victoria también es capaz de levantar el ánimo después de una derrota.

En este sentido, el entrenador cadista maneja el apartado psicológico de la mejor manera posible. Al menos, este año en cuanto a las sensaciones del equipo se refiere porque distinto es cuando se refiere, y machaca, con la idea de cómo debe jugar su equipo sí o sí y sugiriendo a sus jugadores que si quieren tocarla vendrán malos resultados. Pueda que tenga que razón, los resultados se la dan, pero desde luego es tan acérrimo a lo que trabaja que no emplea la mano izquierda para endulzar a sus jugadores lo que él tiene claro que debe ser una máxima.

Pero el caso es que las dos últimas victorias del Cádiz CF han venido seguidas de declaraciones muy contundentes de su propio entrenador. Sin ir más lejos, el pasado sábado en Las Palmas acababa el encuentro tremendamente eufórico tras volver a dar un golpe en la mesa pero en la sala de prensa dijo más cosas malas que buenas de su equipo. Para empezar, manifestó que los tres puntos sumados fueron más producto «de la suerte que de otra cosa». Y para rematar criticó que su equipo no hiciera en el campo lo que mejor hace, que no es otra cosa que replegarse para robar y salir a la contra. «Yo veía que no íbamos a ganar, pero como hemos ganado sin hacer un buen partido nadie se acordará de eso. Tenemos que corregir muchas cosas».

Y si duro estuvo en Gran Canaria algo similar pareció después de la vibrante victoria ante el Racing. «Nos cuesta la vida ante un equipo con diez jugadores. No pensemos que todo es bueno, hay que cosas que no lo son», dijo en mitad de un ambiente eufórico.