Cervera da instrucciones en el partido en Almería.
Cervera da instrucciones en el partido en Almería.

Cádiz CF

Cervera, el conservador valiente

El entrenador del Cádiz CF no para de sorprender a sus rivales con unos planteamientos que desbordan a sus rivales cuando menos se lo esperan

Por  8:00 h.

Este Cádiz CF ha cambiado una barbaridad respecto al del año pasado. O no tanto, quien sabe, el caso es que ahora los resultados están acompañando y puede que los movimientos estratégicos del entrenador cadista reluzcan mucho más.

Álvaro Cervera, no hace falta que se lo llame nadie porque ya se lo llama él, es un entrenador defensivo, conservador, rácano y que hace de los errores del contrario su mejor activo. Dicho eso, al técnico cadista no se le puede reprochar en absoluto que eche a su equipo hacia atrás en cuanto se adelanta en el marcador.

Ya el año pasado comenzó a sorprender con cambios ultraofensivos cuando se trataba de buscar el empate o la victoria en el partido de turno. Cervera solía acabar con Aketxe de lateral, cuando no Salvi y fueron bastante los encuentros en los que acabaa de con una defensa de tres y hasta tres delanteros. Pero cosas del fútbol, no solía encontrar la respuesta que buscaba,

Este año ha cambiado sutilmente sus planteamientos. Y los cambia cuando, además, su equipo se pone por delante. Y no, aquí Cervera no hace honor a sus apelativos de ‘amarrategui’, conservador y similares. Todo lo contrario. El ejemplo está en los tres últimos encuentros.

En Almería, con un jugador menos, su equipo no le perdió la cara al partido y los cambios que realizó no fueron más que para reponer la expulsión de Marcos Mauro. Que Espino, un lateral izquierdo, marcase el gol de la victoria estando el Cádiz CF en inferioridad numérica lo dice prácticamente todo.

Llegó el Huesca, el mejor equipo que ha pasado por Carranza. El Cádiz CF aguantó el tipo como pudo en la primera mitad y debido a esa buena defensa llegó al segundo tiempo en empate y se dio la circunstancia de la gran jugada de Alejo ratificada por Lozano. Quedaba mucho por delante y se suponía que el Huesca encerraría a los de Cervera, pero no fue así. Tan pronto como el Cádiz CF se adelantó, el técnico cadista hizo un movimiento táctico que descolocó a Míchel, su colega en el banquillo rival de ese día. Sentó a Bodiger y sacó a Nano Mesa para pasarse los siguientes diez minutos con una dupla atacante obligando al Huesca a mantener sus reservas. El resultado fue increíble. Y es que el Cádiz CF apenas sufrió oportunidades de gol y pudo marcar un par de goles a la contra.

El último ejemplo ha sucedido este domingo en Zaragoza, donde se ha dado otro encuentro al gusto de Cervera. El Cádiz CF supo sufrir y esperó y esperó a su momento, que llegó con el gol de Lozano. Tras ese tanto, Cervera, a sabiendas del empujón maño, adelantó de nuevo las líneas para robar antes el balón. Y así fue como llegó el segundo de Nano Mesa y hasta pudo llegar un tercero tras otro robo en la medular.

Se desconoce si Cervera ha aprendido de errores pasados que fastidiaron los ‘play off’ de ascenso de las dos últimas campañas, lo que está claro es que se trata de un entrenador inusual. Y es que es más defensivo con el empate que cuando su equipo se pone por delante. A sus colegas los tiene totalmente desorientados.