Álvaro Cervera y su cuerpo técnico comenzaron la sesión de este miércoles con una charla con el grupo.
Álvaro Cervera y su cuerpo técnico comenzaron la sesión de este miércoles con una charla con el grupo.

Cádiz CF

Cervera aprieta las tuercas

La derrota en Elche ha servido para que el equipo recuerde que sin tensión e intensidad este Cádiz CF no podrá ser uno de los elegidos para el ‘play off’

Por  19:08 h.

No es que la derrota del pasado en el Martínez Valero se le pueda achacar a una supuesta falta de intensidad porque no fue el caso, pero por si acaso, no está de más que el entrenador recuerde a sus jugadores que sin chispa, sin tensión, sin una agresividad bien entendida, este Cádiz CF no podrá ser uno de los elegidos de esos cuatro equipos que disputen allá por junio los ‘play off’ de ascenso.

Precisamente, en busca de ese recuerdo, el técnico cadista subrayó la importancia de emplearse a fondo en cada minuto de partido. Lo hizo ayer, en el campo principal del Rosal.

Álvaro Cervera hizo activarse a los suyos en un entrenamiento que fue intenso de principio a fin. Consciente de que el encuentro en Elche es un ejemplo claro de lo que no puede volver a ocurrir de aquí a final de Liga, el entrenador del Cádiz CF hizo hincapié en cada lance del entrenamiento de la importancia de jugar como se entrena. Y una vez dicho, la sesión de este miércoles en El Rosal la enmarcó cada jugador como una de las más completas de la temporada debido al esfuerzo realizado al mismo tiempo que los ejercicios distintos de ataque y defensa iban saliendo a la perfección.

Como no puede ser de otro modo, Cervera exigió intensidad en todos y cada uno de los ejercicios realizados, pero se volcó más especialmente en las jugadas de llegada al área contraria por banda después de lo sucedido en Elche.

El clima del entrenamiento fue sobresaliente. El cuerpo técnico no paraba de dar órdenes y animar a los jugadores en la práctica de cada ejercicios y los resultados sobre el terreno de juego iban llegado poco a poco y a medida que se iban ejecutando las jugadas. De hecho, muchos jugadores acabaron el entrenamiento bastante satisfechos por el trabajo realizado.

Cervera es el primero en hacer autocrítica cuando su equipo cae en campos como cayó en Elche el pasado sábado. Pero en el fondo, además de sus posibles fallos tácticos o en la alineación, sabe que en esos tipos de partido, como otros por ejemplo que se dieron en Pamplona, Almendralejo, Oviedo o Málaga, a su equipo le entra una especie de estado depresivo en el que no es capaz siquiera de hacer que sucedan cosas en el partido cuando tiene que tratar de empatarlo.

Ha sucedido varias veces que al Cádiz CF, todo pundonor y garra en la mayoría de las ocasiones, le falta ganas y fe para ir a por el empate con sobradas intenciones. Se desconoce el porqué de este comportamiento por el que pasan los minutos y la sensación es que el equipo puede estar horas jugando que no conseguirá cambiar la situación. Sea estoo no, Cervera decidió ayer recordar a los suyos que sin intensidad no son nada.