Álvaro Cervera, en un entrenamiento del Cádiz CF.
Álvaro Cervera, en un entrenamiento del Cádiz CF.

Cádiz CF

Cervera alza la voz sin levantarla

El técnico afirma no tener suerte con los arbitrajes en un tramo decisivo de la temporada

Por  19:24 h.

Álvaro Cervera tiene sus cosas y a veces chifla, pero es un tipo sensato e íntegro dentro de un circo como este del fútbol. Ve cosas, y como observador que es, procura callarse y se encierra en sí mismo. Aunque suele ser franco y no se calla una en sus ruedas de prensa, sí que es un entrenador cauto a la hora de pisar charcos que no debe. Puede perder los papeles en el banquillo en determinadas ocasiones por algún lance del juego y que le suelen costar la expulsión, pero por lo demás no suele ser un técnico polémico en sus declaraciones a la prensa.

El entrenador del Cádiz CF, además, no responde al perfil de ese técnico aburrido y frío que trata todos los temas desde la distancia con tal de no dar titulares. Nada más lejos. Cervera afronta cada tema con muchísima sinceridad y da titulares a espuertas porque es una persona que se moja, que le gusta mojarse, pero todo lo hace desde la franqueza y la más alta educación. De hecho, cuando alguna declaración puede ser malentendida, trata de acordar con los periodistas que no le metan en un lío y matiza o rebaja sus palabras para contener a las masas ante una posible ‘bomba informativa’ que sacuda la normalidad, el estado donde todo buen entrenador desea moverse.

Sin embargo, se acerca el final de Liga y según echa un vistazo a las declaraciones de unos y otros puede percatarse de ciertas cosas que le hacen meditar si está defendiendo bien o mal los intereses del club que le paga por eso de mantenerse fiel a su educación. Como futbolista que ha sido cree que ningún árbitro se equivoca a postas o por razones espurias. Entiende que la labor de los trencillas es de lo más complicada y no suele enjuiciar sus decisiones y cuando lo hace siempre lo realiza desde una perspectiva razonable y alejada de la mentalidad ultra que tanto fluye en este deporte en boca de muchos de sus entrenadores o directivos.

Pero se aprieta la Liga y durante la misma ha visto a colegas que no siguen su mismo discurso. Para nada comparte aquello del que ‘no llora no mama’ y por eso mismo, suele dejar al margen al estamento arbitral. Sin embargo, a medida que se va llegando al final y los partidos se aprietan, la necesidad de puntos es mayor y, claro, todo lo que se haga por arrimar el ascua a la sardina propia es poco. Quien sabe si por ello, decidiera el pasado domingo subir algo el tono aunque sin acusar en ningún momento al estamento arbitral ni construir posibles conspiraciones. Pero el caso es que Cervera fue de lo más contundente el pasado domingo a la hora de señalar una jugada clave en el partido.

Ocurrió en su primera intervención en la sala de prensa del Nuevo Los Cármenes. Al ser preguntado por el análisis del encuentro abrió el melón de primeras. “Si se me pide la valoración del partido lo voy a decir rápido y no suelo hacerlo así. Hemos sido mejores y el gol de ellos es falta. Hemos merecido ganar el partido”. Así de tajante fue en primera instancia. Y no contento con la claridad de sus palabras, volvió a insistir justo cuando abrió la boca la siguiente vez.  “Es una opinión. Hemos sido mejores, en su casa y es falta clarísima.  Esa es mi opinión, es la que se me pide y la doy”, afirmaba visiblemente enfadado.

Lo cierto es que la ocasión para levantar la voz fue única y Cervera no tuvo más remedio que emplearla. “Siempre somos muy respetuosos porque sabemos que es muy difícil, pero llega un momento en que te dices lo voy a decir. Y lo digo porque si ha sido falta ha sido falta.  Se ha equivocado y ya está. Si lo ve, seguro que está de acuerdo conmigo. Y lo digo hoy porque nunca lo he dicho”, manifestó con rotundidad y acierto.

Más allá de que suene o no en Madrid la protesta del entrenador del Cádiz CF, el acierto de Cervera es indiscutible dado la claridad de la falta sobre Lekic y lo bien apuntada que lo dejó el entrenador en su comparecencia ante los medios. Más allá de salvar al club de entrar en la típica política llorica de protesta que tanto prolifera en el mundo del fútbol , Cervera ha acentuado “la poco suerte” que está teniendo el Cádiz CF con las decisiones de los colegiados en el momento más oportuno de la temporada. Y lo que es más importante: lo ha hecho desde la razón.