Manuel Vizcaíno, presidente del Cádiz CF, habla por teléfono en El Rosal.
Manuel Vizcaíno, presidente del Cádiz CF, habla por teléfono en El Rosal.

Cádiz CF

El caso Invercaria también planea sobre el Cádiz CF

La querella de Pina alude al procesamiento de Vizcaíno y al riesgo de que sea administrador de Locos por el Balón

Por  15:42 h.

Si Manuel Vizcaíno no ha dudado en arrojarle a Pina su imputación en la Operación Líbero para defenderse siempre que le da porsoltar un comunicado, el murciano ha hecho lo propio a la hora de querellarse contra el administrador único de Locos por el Balón basándose en el proceso legal que el sevillano mantiene pendiente por su implicación en el caso Invercaria. De hecho, que el presidente del Cádiz CF esté procesado por dicha cuestión es un motivo de peso para pedir la entrada de un administrador judicial en Locos por el Balón según se atiende en la prolongación de la querella criminal admitida a trámite por el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla.

Los temores en torno al futuro del presidente del Cádiz CF en esta trama ha motivado que Quique Pina haya pedido la intervención judicial, además de una fianza de un millón de euros, para evitar cualquier alteración en las cuentas de la entidad tal y como se puede leer en la querella. “El Sr. Vizcaíno va a ser juzgado por la comisión de delitos de malversación de fondo públicos, tráfico de influencias y prevaricación en el asunto denominado Invercaria/Own & Spa Desarrollos S. L. en relación con el denunciado quebranto de dinero público citado en más de 304.000 euros. En dicho procedimiento la acusación particular solicita para el citado tres años y medio de prisión y el Ministerio Fiscal, dos años y medio de prisión. Sin perjuicio del resultado de dicha causa, lo cierto es que la existencia de un procesamiento firme y apertura de juicio real no suministrará confianza alguna en la conducta esperada o previsible del Administrador Único de la entidad demandada”.

Y es que, sigue la querella, “es muy intenso el riesgo de que el Sr Vizcaíno venda o disponga en algún modo de las acciones del Cádiz CF SAD que posee la entidad demandada y constituyen su único activo aprehensible”. Ante esto, Pina, expone que en las cuentas de Locos aparecen “en detalle las maniobras y artificios contables realizados” por Vizcaíno a los que este nunca dio explicación alguna a su socio por lo que la falta de estas provocó que el murciano pueda pensar “en la probable hipótesis de que Vizcaíno responda a la querella disponiendo de las acciones del Cádiz CF SAD a su favor o a favor de un tercero o testaferro, lo que solo puede evitarse ordenando la Administración Judicial de la sociedad”.

Aunque las acciones de Locos por el Balón ya fueron embargadas como consecuencia de la deuda que Vizcaíno tiene con Pina a cuenta del pago de Doyen, resulta interesante como el murciano ha reforzado su querella incrementado la cantidad que supuestamente adeuda Vizcaíno, al que acusa de manipular la contabilidad de Locos por el Balón a través de distintas cuentas bancarias y de otras sociedades metiendo, además, al Cádiz CF dentro de un enredo donde, a juicio del querellante, no debiera estar.

Según las Cuentas del 30 de julio de 2017, el Cádiz CF “debe 485.431 euros a Locos por el Balón, deuda que desaparece el 30 de julio de 2118. Pero examinando el primer extracto bancario reproducido parece haberse efectuado en julio de 2017 la devolución, por parte del Cádiz CF, de 385.431, 23 euros. Sin embargo, faltan precisamente 100.000 euros (la diferencia entre lo que se elimina de la contabilidad del Cádiz CF y lo que parece que se paga), ignorándose su perceptor o destinatario ya que la deida de 485.431,23 euros se extingue.

Entre medias, la querella presenta importantes incógnitas en varios traspasos de dinero que van de unas cuentas a otras y en las que además de las del Cádiz CF y Locos por el Balón aparece otra bajo el nombre de Todos los Ladrillos son Buenos, una cuenta compartida con sus familiares. Por todo ello, “todo parece indicar que el Sr. Vizcaíno, en el que coinciden las facultades de las tres cuentas anteriormente citadas, pudo apropiarse de otros 100.000 euros debidos a Locos por el Balón por el Cádiz CF, así como de todo o parte de los 266.000 euros prestados a esta sociedad, debiendo investigarse en particular los traspasos de dinero producidos entre Locos por el Balón y Todos los Ladrillos son Buenos S. L.”.

Concluye Pina que a los 405.404,78 euros “defraudados por el querellado a los que se refiere el primer escrito de la querella, “han de sumarse ahora al menos 100.000 euros y otra cantidad no determinada, pero que oscila entre los 266.000 y los 375.000 euros produciéndose en definitiva un perjuicio total de aproximadamente 780.404 euros”.

Es por ello por lo que se pide la suspensión total del querellado y actual administrador único de Locos por el Balón y el nombramiento de un administrador judicial. Y es que en el caso de que Vizcaíno siga siendo el responsable de las cuentas de Locos por el Balón existe, a juicio de Pina, “el riesgo cierto de que continúe la actividad delictiva del querellado si mantiene su condición de administrador único hasta el completo vaciamiento  patrimonial de dicha entidad ya que sus antecedentes fácticos abonan seriamente la posibilidad de que pueda despatrimonializar dicha entidad o venda las acciones del Cádiz CF, que son eñ único activo de la sociedad, a una persona interpuesta.