Alvarito observa la tanda de penaltis del pasado Trofeo.
Alvarito observa la tanda de penaltis del pasado Trofeo.

Cádiz CF

El ‘caso Alvarito’, a punto de estallar

El Cádiz CF vende el 50% del jugador al Huesca por tres millones de euros pero se desconoce la respuesta del extremo utrerano

Por  19:02 h.

Mamoneo. Y del gordo. La venta de Álvaro García ha sido el tema del verano y por lo que se ve no consigue agradar a todas las partes en este su presumible final, que no lo será. Enfrentados como están desde hace ya un tiempo Manuel Vizcaíno y Quique Pina, todo lo que está pasando en torno al jugador utrerano hiede a intereses enfrentados y, con la mala fortuna, de que en medio está el de siempre, el Cádiz CF.

Informaciones sobre los intereses de equipos sobre Álvaro García ha habido hasta la saciedad. Noticias, rumores, bulos… De todo. Ha habido de todo. Y por supuesto, a cada una de ellas le seguían desmentidos, confirmaciones y un sinfín de explicaciones que en nada han ayudado a que la venta del jugador haya sido sota, caballo y rey. Qué se le va a hacer, esto es el Cádiz CF.

La última información oficial ha sucedido este lunes. El Cádiz CF ni tan siquiera vendía bien el fichaje de su jugador franquicia y lo anunciaba en su web como el que anuncia una aburrida y cansina junta de accionistas. A través de un comunicado tan frío como extraño y dubitativo, la entidad que preside Manuel Vizcaíno anunciaba que el Huesca se quedada con el 50% de los derechos del jugador, con el que ahora le tocará negociar su contrato. En el caso de que Alvarito le diga ‘nones’ a la entidad oscense, se quedaría en el Cádiz CF… comiendo pipas.

En concreto, el comunicado del Cádiz CF era el siguiente: “El Cádiz CF y la Sociedad Deportiva Huesca han llegado a un acuerdo sobre el jugador Álvaro García. La entidad oscense ha adquirido el 50 por ciento de los derechos económicos del jugador por 3 millones de euros, con una cláusula adicional que puede elevar la operación en 1 millón de euros más. Ahora deberá ser el Huesca el que llegue a un acuerdo con el futbolista cara a su fichaje. En caso contrario, el jugador permanecería en la entidad cadista manteniéndose el acuerdo entre los clubes”.

De ese 50% que se queda en teoría el Cádiz CF, la SD Huesca se haría con el 25% pagando un millón más, por lo que el montante de la operación sería de 4 millones de euros.

Como se ve, ‘raro, raro, raro…’. El caso es que la operación no se acaba de entender. Hay muchos que la aplauden y la ven como una gestión que puede resultar interesante en un futuro. En cambio, otros no terminan de tirarse de los pelos. Y no es para menos porque pueden hacerse las siguientes preguntas. ¿Cómo es posible que hace un mes el Cádiz CF rechazase una oferta de cinco kilos del fútbol chino por el utrerano y ahora le entren las bullas vendiendo por tres el 50%? Y lo más sangrante. ¿Cómo se puede entender que se le dijera al Huesca hace quince días que no vendía a Alvarito por seis millones y lo haga ahora por la mitad aunque reservándose el 50% de un posible traspaso o lo que vaya a hacerse? Sí se entiende, la negativa del Cádiz CF a aceptar los tres millones de euros que el Rayo daba por el sevillano.

Noticias enfrentadas y rumores a mansalva

Pero claro, no todo es tan fácil. Para empezar, aquí nadie da la razón a la otra parte. Sin ir más lejos, desde Huesca se asegura que dicha oferta de seis millones nunca llegó a producirse porque la entidad oscense estaba detrás del jugador del Östersunds sueco, el iraní Shaman Ghoddos, cuyo intermediario es Pina. Por dicho jugador se llegó a un preacuerdo pero finalmente no se concretó, aunque el club sueco indemniza al Huesca por ello por, ¿adivinen?, sí, tres millones. Y con esos tres millones de euros, ‘vualá!’, se ha pagado el 50% de los derechos de Alvarito, con quien desde la ciudad Alto Aragón se dice que ya se han llegado a un acuerdo.

Y si desde Huesca se afirma que hay acuerdo con Álvaro García, fuentes consultadas por CANAL AMARILLO y muy próximas al jugador aseguran que no jugará en el Huesca a no ser que le ofrezcan algo imposible de rechazar. De hecho, ya Alvarito dijo que no le gustaba la opción de irse al Huesca cuando el club recién ascendido a Primera habría ofertado seis kilos al Cádiz CF. Por eso mismo, Alvarito está que trina y prepara junto a su representante, Rafita, un comunicado que no será más que un capítulo más dentro de un culebrón que ha entrado en su parte de suspense más agria y al que no se le ve un final feliz para todos.

Sobra decirlo que la negociación con el Huesca y la decisión ha sido gestionada y tomada por el presidente Vizcaíno, quien también habría rechazado en los últimos días una oferta del Udinese por tres millones de euros.