Álvaro Cervera, durante un entrenamiento.
Álvaro Cervera, durante un entrenamiento.

Cádiz CF

Carranza como pasaporte a Primera

"Sabemos que los partidos de casa te hacen llegar al objetivo", asegura Álvaro Cervera de cara al duelo ante el Elche de este domingo

Por  16:51 h.

Por desgracia, la lacra de lesiones que sufre el equipo amarillo está siendo uno de los temas que más veces se suele poner encima de la mesa en cada comparecencia del técnico Álvaro Cervera, que este jueves volvía a tener que referirse a ellas tras las bajas últimas de José Mari y Nano Mesa aunque con las felices noticias de la vuelta de Salvo e Iván Alejo, aunque este último no podrá estar este domingo al estar sancionado tras su papel en los últimos minutos en Fuenlabrada.

Más allá de eso, el técnico cadista espera poder contar con alguno de ellos el domingo, aunque con otros aún tiene dudas. “Estamos a jueves y todavía quedan días por delante para poder seguirlos. Parece que podemos recuperar a algunos. Marcos Mauro parece, aunque hoy que se ha resentido un poco pero ayer (por el miércoles) hizo el entrenamiento, Salvi creo que lo recuperamos y estamos pendientes de algún otro. Edu Ramos ya entrenó la pasada semana y no jugó porque era cuestión de ritmo. También Perea que jugó algo el otro día. Perdemos esta semana a José Mari, que lo operarán no sé si hoy o mañana y Sergio Sánchez no ha entrenado hoy también por un problema muscular”, recapitulaba Cervera.

Igualmente restaba importancia a la ausencia sobre el césped de Cala este jueves y descarta ningún tipo de recaída. “Hace diez días entró, pensaba que estaba mejor y se tuvo que retirar. Ahora va haciendo las cosas progresivamente y que hoy no estuviera no significa que vaya a peor, sino que hay cosas que puede hacer y otras es mejor que no las haga”.

Evidentemente no le queda otra que buscar soluciones a la falta de esos futbolistas, pero no deja de reconocer que a veces es un problema y no solo para conformar el once. “Como dije el otro día, a ver si podemos recuperar a cuatro o cinco porque con tantas bajas es difícil. Si no, pues a tirar hacia adelante con lo que haya. Es normal en cualquier equipo tener entre tres y cuatro bajas con lesionados y sancionados, pero es que hemos llegado a tener nueve. Y eso ya no es algo que solo notas en el once sino también en la convocatoria, en el equipo y en todo”.

En el centro del campo, ante la baja de José Mari se abre la posibilidad de dar entrada a Bodiger, que en las últimas fechas ha contado poco. “Comenzó jugando. Sí es verdad que por aquí han pasado muchos mediocentros y al final han acabado jugando José Mari y Garrido, cuando no ha estado Edu Ramos. Él entrena bien, se siente bien, pero es verdad que nunca ha bajado los brazos; que hayan podido salirle mejor o peor las cosas y estamos contentos con lo que hace”.

Sobre el rival de esta jornada, opina que “el Elche es un buen equipo y muy bien dirigido. Tiene la tendencia a no perder que otra cosa y es un equipo peligroso si no haces las cosas bien. Me gustó cómo terminó la pasada temporada y cómo ha empezado esta campaña”.

Como no puede ser de otra forma, Cervera desea que Carranza siga siendo un fortín porque determinante para cubrir los objetivos, los que sean. “La clave siempre ha estado en los partidos de casa. Con la marcha que llevamos sabemos que si mantenemos regularidad en Carranza estaremos arriba pero sabemos que es difícil y entender que fuera también hay que sumar. No obstante, sabemos que los partidos de casa te hacen llegar al objetivo”.