Theo y Carlos Vargas.
Theo y Carlos Vargas.

Cádiz CF

Carlos Vargas confía en la recuperación de su padre

"Estamos viviendo un infierno pero seguro que seguirá cantando los goles del Cádiz", dice el hijo de Theo Vargas

Por  11:59 h.

Nada más conocerse la noticia, el cadismo al completo se paralizaba. Theo Vargas, la voz que durante más de 25 años ha ido acompañando al equipo amarillo por todos los campos de Dios, ingresaba de urgencias debido al coronavirus y dejaba en el ambiente una sensación de preocupación que aún a día de hoy no ha pasado.

Su hijo atendía este pasado viernes a El Larguero de la Cadena Ser, esa casa donde su voz se hizo famosa de Cádiz al mundo. “Esto lo ves en la tele y ves que la cifra sube y sube y nunca piensas que te tocará. Estamos viviendo un infierno, porque mi padre está en la UCI y estamos en casa mi madre y yo y no podemos ni abrazarnos porque estamos aislados y esperando unos días para ver si no damos positivo”, contaba Carlos Vargas.

“Llevaba unos días con molestias en el cuerpo, sin apetito y durmiendo mucho. Los síntomas más típicos y la tos no fue hasta el final. No quería ir al médico y en los últimos días que se estaba medio ahogando lo obligamos a ir”, cuenta Carlos de su padre, poco amigo de visitar los hospitales.

Hay margen para la esperanza y Carlos se agarra a ello, como a buen seguro se está agarrando su padre, que ya ha salido de más de una. “Los médicos nos dicen que encuentra estable y que las patologías previas no le han afectado. Pero es una situación delicada y grave y hay que esperar”.

Fiel a su padre, Carlos no puede dejar de ser optimista y cree en su mejoría. “Seguro que sí y seguirá cantando los goles del Cádiz”.