Rubén Cruz gana enteros para volver a ser titular en detrimento de Eddy.
Rubén Cruz gana enteros para volver a ser titular en detrimento de Eddy.

CÁDIZ CF

El cambio sobre el cambio de Cervera

El entrenador volverá a variar el sistema y Rubén Cruz se perfila como mediapunta titular ante el Sevilla Atlético

Por  7:00 h.

Álvaro Cervera tiene una espina clavada esta temporada. Su Cádiz CF vuela, se ha alzado a los altares de la clasificación y huyó de los puestos de descenso hasta dejarlos muy lejos de su alcance visual. Carranza disfruta, la afición se engancha cada día y las dudas de los críticos quedan sepultadas bajo llave o bien resguardadas en la mítica cueva de los escondidos.

Todo es maravilloso pero el míster sigue sin hacer realidad uno de sus objetivos: confeccionar un once de gala con el sistema deseado. Resulta reiterativo recordar los problemas del inicio de curso con respecto a las molestias físicas y baja forma de algunos fichajes. Con la irrupción de José Mari tras el duelo de Vallecas, en el inicio de la excelente racha amarilla, Cervera comenzó a dar forma a su equipo preferido, el que todo cadista debe tener en su cabeza.

Sin embargo, a la vez que se producía la llegada del roteño, Jon Ander Garrido se rompía y aguardaba un mes en el dique seco. Ese centro del campo perdía a un efectivo indispensable para el técnico, que valora su capacidad defensiva, su templanza y la fortaleza en el juego aéreo. Abdullah cambiaba simplemente de pareja, uno por otro, y se mantenía el doble pivote con Rubén Cruz en la mediapunta.

La vuelta del centrocampista de Barakaldo coincidía con otro infortunio. Salvi había sufrido días antes un esguince de rodilla, impidiendo que el míster planteara ese juego por bandas con los dos extremos bien abiertos. Cervera comenzaba a introducir el triple pivote con Garrido, José Mari y Abdullah, pero se notaba primero la ausencia y luego la baja forma del sanluqueño. Nico todavía no ha dado el paso adelante y Aitor juega más por dentro, partiendo desde la zurda.

Ante el Zaragoza, por fin, el entrenador ponía en liza su once de gala, con la sala de máquinas bien armada en ese triángulo, los dos carriles bien abiertos y Ortuño como ariete. Y no ha podido darle continuidad a ese deseo. José Mari se rompía, por bastante tiempo. Ocho días después, en Córdoba, Eddy Silvestre le ha demostrado con su rendimiento que ese sistema está condenado al fracaso con la ausencia del roteño.

Rubén Cruz entra en escena

Así que este domingo ante el Sevilla Atlético queda otro cambio. El cambio sobre el cambio. Cervera recupera el doble pivote, con Abdullah en la creación y Garrido como centrocampista defensivo. El francés se desenvuelve mejor en esas posiciones, viendo el fútbol de cara y con metros por delante, pero paga el esfuerzo defensivo de ahí que la figura de José Mari fuera esencial para conseguir el equilibrio. Al vasco le tocará duplicarse en sus labores.

Este movimiento propiciará la entrada en la mediapunta de Rubén Cruz. Su irregularidad le ha mandado al banquillo en el último mes, pues posee la confianza del cuerpo técnico. Además, su buena actuación en el Nuevo Arcángel (aunque partiendo desde la banda derecha) le meten de nuevo en la pomada. El sevillano formará junto a Álvaro, Salvi y Ortuño en el ataque, en el clásico 4-2-3-1. Otro palo para el míster, que sigue demostrando cada semana que maneja las alternativas necesarias. Eso dice la clasificación.