Antonio Calderón, exentrenador de Cádiz CF y Huesca.
Antonio Calderón, exentrenador de Cádiz CF y Huesca.

CÁDIZ CF

Calderón: «Si no sabemos quienes somos, se generará una crispación inadecuada»

Exentrenador de Cádiz CF y Huesca, el gaditano explica la clave de un inicio complicado: «Han llegado muchos jugadores fuera de forma»

Por  19:25 h.

Antonio Calderón (Cádiz, 2 de junio de 1967) se convertía en uno de los protagonistas del último Huesca-Cádiz CF, allá por junio de 2010 y en la batalla del Alcoraz. El entrenador, que ha rubricado dos etapas como técnico en ambos clubes, salvaba al conjunto aragonés con la desgracia de dar la puntilla al equipo de su vida; un golpe del que ha tardado seis años en recuperarse.

El gaditano, después de consumar otra permanencia, esta vez en el Granada y junto a Jose González, se ha embarcado hace escasos días en otra nueva aventura, de menor relumbrón pero ya como primer espada. Desde Fuenlabrada, Calderón atiende la llamada de Canal Amarillo para analizar el encuentro entre los dos clubes más importantes de su carrera en los banquillos.

-Cádiz y Huesca se ven las caras. Dos ex equipos. ¿Ha decidido ya a quien animar?

-¿Usted que cree?

-Conociéndole, entiendo que al Cádiz. Pero imagino que el duelo será especial.

-He estado en Huesca y le tengo simpatía, pero soy cadista. No diría que es especial porque no estoy allí en este momento. Eso sí, estuve allí dos años y medio y tengo buena sintonía con el club y la afición.

-¿Cómo es la entidad azulgrana?

-Hace años que estuve allí y ha cambiado bastante. Se ha modernizado y profesionalizado a nivel de instalaciones, estructura, organización. Antes lo dirigía un grupo muy pequeño y en los últimos años ha dado un salto importante.

-Ya estaba por aquel entonces Petón y el Grupo Bahía. ¿Se inmiscuían demasiado en su trabajo?

-No, no. Ellos trabajaban, un poco desde la distancia, aportando jugadores, asesorando, dando opinión. Tienen muchísimos contactos y te abren muchas puertas.

-Pero a la hora de confeccionar la plantilla, poco hay que decir. 

-Como en casi todos los clubes, prácticamente todos. Te piden opinión, pero la línea ya la marca la entidad a través del secretario técnico.

-¿Por eso cada vez es más fácil echar a un entrenador? ¿Por eso caen como moscas?

-Pues no sé si será por eso. Estamos expuestos a los resultados y esa es la realidad. Entiendo que las sociedades tengan que tomar decisiones. Yo he sufrido bastantes ceses y no estoy de acuerdo con esa política, pero no tomo esas decisiones. Me limito a trabajar en lo que puedo controlar.

-¿Se acuerda del último Huesca-Cádiz CF?

-Fue el de hace seis años ¿no? Sí, sí, me acuerdo. Era un partido en el que ambos equipos nos jugábamos la permanencia. El que perdiera saldría muy perjudicado porque en la última jornada los rivales no se jugaban nada. Si el Huesca hubiera empatado o perdido ese choque, habría descendido. Íbamos perdiendo con uno menos, pero apostamos por mantener a los dos delanteros y dio sus frutos. Tuvimos mucha fe y nos ayudó un golpe de suerte en el segundo gol, pero al límite puede pasar cualquier cosa.

Imagen del Huesca-Cádiz en El Alcoraz (2010).

Imagen del Huesca-Cádiz en El Alcoraz (2010).

-Todavía hay a quien le duele su celebración.

-No lo celebré con tanta pasión como la gente puede decir. Sufrí mucho ese año porque nos costaba mucho hacer gol. Me alegré porque ganamos, no porque perdiera el Cádiz.

-Por suerte, el compromiso de este sábado no será tan dramático.

-Los dos equipos se encuentran en Segunda, que era donde querían estar. El Cádiz CF con un proyecto nuevo que está arranca y el Huesca en su línea, creciendo poco a poco. En Cádiz hace falta estabilidad institucional y deportiva, porque hay un potencial tremendo, sobre todo con esa masa social. Entiendo que hay nervios por el comienzo, pero hay que dejar que los profesionales trabajen. El sur es muy pasional, tanto para lo bueno como para lo malo.

-¿Qué partido espera esta jornada en el Ramón de Carranza?

Pues un choque similar a los de Segunda, de una igualdad extrema. Un equipo se adelanta, y el contrario se echa arriba y si no lo matas a la contra, sufres. La categoría es muy igualada. El único que me convence por solvencia es el Levante, y el Getafe que tiene una plantilla de Primera. El resto, son muy parecidos.

-El Huesca ha empezado mejor. Eso dicen los números.

-No lo creo así. Se han recuperado en las últimas jornadas de un inicio dubitativo, con resultados flojos. Es que son claves las rachas. Coges una buena y sales disparado; una mala y te hundes.

-¿Son dos plantillas muy parecidas en cuanto a nivel? ¿Son dos equipos de la misma liga?

-Son parecidos, pero el Cádiz CF tiene mucha más exigencia. ¿Que es un recién ascendido? Eso no importa. Los veo con recursos a ambos para estar en la zona tranquila, por la mitad, sin excesivos agobios.

-¿Qué le parece este Cádiz CF?

-Le está costando un poco porque han venido muchos jugadores fuera de forma. Han empezado con 14-15 futbolistas, y ahora se van encontrando y hay más competencia. El equipo irá mejorando. Es muy solidario, y en cuanto se vayan conociendo los compañeros y mejoren a nivel físico crecerán. Pero la Segunda es muy complicada e influye mucho el estado anímico. Si no sabemos quiénes somos, se generará una crispación inadecuada. Este equipo tendrá que nadar en esas aguas, dará una de cal y otra de arena, y si no se asume ese nerviosismo afectará a la plantilla.

-¿Le sorprende tanta presión pocos meses después de conseguir el ascenso?

No porque conozco el club y es lógico. Sin embargo, confío en la mano firme de los directores para analizar fríamente lo que sucede. No se dejan influir por el entorno.

-¿Qué le despierta Cervera?

-Es un hombre con mucho sentido común. Llegó el año pasado, vio lo que tenía y tomó la decisión correcta. No se anduvo por las ramas, guste más o menos.

-¿Dónde radica el peligro del Huesca?

-Es un bloque y tiene muy claro que todos juegan a lo mismo. Las individualidades sobresalen cuando funciona el colectivo. En Zaragoza, con uno menos durante muchos minutos, dieron la talla y tuvieron opciones en ataque hasta el error final.

-Acaba de firmar por el Fuenlabrada. Y eso que estuvo a punto de quedarse una temporada en Asia.

-Estuve unos días en China para dar una charla con la Federación y vimos algo de fútbol. Justo antes de volver me propusieron el proyecto del Fuenlabrada, tenía ganas de entrenar solo de nuevo y me encontré con una idea ambiciosa, para trabajar de manera tranquila pero con el reto del ‘play off’. En Granada aperndí y disfruté mucho pero quería volar solo.