El agente Vigueras, Jona y Cordero, tras el último fichaje del delantero con el Cádiz CF.
El agente Vigueras, Jona y Cordero, tras el último fichaje del delantero con el Cádiz CF.

Cádiz CF

El Cádiz CF de Vizcaíno, otra vez condenado a pagar

El club deberá pagar 40.000 euros a la agencia de representantes de Joaquín Vigueras por incumplimientos de contrato

Por  12:20 h.

La semana pasada le tocó el turno a Juan Carlos Cordero, que ha tenido que ser readmitido por el club después de que el Juzgado de lo Social de Cádiz declarase nulo su despido. Debido a que el Cádiz CF cuenta con director deportivo en la figura de Óscar Arias, el club gaditano se limitará a pagarle las mensualidades que le deben al exdirector deportivo así como a pagarle de aquí a que se celebre el juicio en el Juzgado de lo Social de Sevilla del Tribunal Supremo de Justicia de Andalucía dentro de un año aproximado. Un buen dinero, en definitiva.

Pues bien, condenado a pagar a Cordero, lo atrasado y lo que queda por cobrar al ser declarado nulo su despido de un contrato que realizó cuando Quique Pina era consejero delegado, el Cádiz CF ha conocido recientemente una nueva mala noticia que no por mala no era esperada.

Desde hace un tiempo ya se conocía la mala o nula relación entre el representante de jugadores Joaquín Vigueras, agente de Rober Correa, entre otros, y el presidente del Cádiz CF, Manuel Vizcaíno. El motivo de ello era el incumplimiento por parte del máximo mandatario del conjunto amarillo de los respectivos honorarios que pertenecían a la agencia del representante (JVSports) por gestiones en la compra y venta de jugadores durante campañas anteriores.

En total, y según lo publicado en ‘Diario de Cádiz’, el Cádiz CF de Vizcaíno deberá pagar 40.300 euros más IVA a la empresa de Joaquín Vigueras debido a los incumplimientos antes mencionados y que se habían contraído en los respectivos contratos.

La multa al Cádiz CF proviene del Tribunal Español de Arbitraje Deportivo (TEAD), órgano que ha emitido el laudo a través del árbitro designado, Lucas Osorio, que además ha añadido el abono de intereses de demora en cada uno de los contratos contraídos por lo que deberá pagar otros 16.728 euros divididos entre las costas del arbitraje (10.073 euros por honorarios del árbitro, la administración del arbitraje y demás gastos) y 6.655 euros por los gastos en defensa de la parte demandante.

Todas estas cantidades son reclamadas como consecuencia de los incumplimientos en los contratos de Servando, Garrido, Rubén Cruz, Carrillo y Jona.