Álvaro García es uno de los jugadores más perseguidos por las defensas.
Álvaro García es uno de los jugadores más perseguidos por las defensas.

Cádiz CF

El Cádiz CF, muy vivo pese a mil disparos recibidos

El once de Cervera ha aguantado en puestos de 'play off' pese a la cantidad de adversidades que ha sufrido en la temporada

Por  19:34 h.

Que el Cádiz CF siga teniendo opciones de conseguir una plaza para el ‘play off’ de ascenso debe ser motivo de orgullo para una plantilla que ha visto como prácticamente semana tras semana ha tenido algún percance con alguno de sus jugadores, y además, jugadores muy importantes dentro del esquema de Álvaro Cervera. Ha tenido lesiones de mil colores y de diferentes niveles de gravedad. Pero lo más importante es que pese a todo, los de Cervera sigue con sus aspiraciones intactas y lo que es más importante, dependiendo de ellos mismos a falta de dos jornadas para el final de la temporada regular.

Los vaivenes que esta temporada está teniendo el Cádiz CF puede motivarse fundamentalmente a varios motivos, pero uno de ellos tiene un peso bastante importante: las lesiones.

Sin lugar a dudas la lesión de José Mari marcó un antes y un después en la trayectoria de un Cádiz CF que desde el encuentro maldito celebrado en Zaragoza anda sin timón puesto que el roteño era básicamente la referencia de todos sus compañeros. Aunque su puesto ha sido bastante bien cubierto por Álex Fernández, sería incierto decir que el equipo sigue pagando muy caro su ausencia. Sin embargo, y gracias sobre todo a esas siete victorias consecutivas que se consiguieron en la primera vuelta, el Cádiz CF ha podido hacer valer ese colchón de puntos para llegar a las últimas jornadas con aspiraciones más que serias para jugar un año más el ‘play off’ de ascenso.

Además de la baja de José Mari, hay que recordar la de otro hombre que ni siquiera ha jugado esta temporada pero al que también hubo que darle la baja federativa después de no poder recuperarse de sus molestias en la rodilla como es el central Sankaré, otro jugador que fue determinante para el Cádiz CF en el curso pasado.

Pero más allá de las estas lesiones de gravedad, al Cádiz CF le han perseguido durante toda la campaña lesiones de jugadores que se han producido durante los partidos. Para el recuerdo, una de Abdullah en el encuentro en casa ante el Rayo Vallecano en la que el jugador francés se fue al suelo al perder el sentido en una pierna. Se encontraba por entonces Abdullah siendo un hombre importante en el once y aquella misteriosa lesión por la que se le quedaba dormida una pierna le apartó del equipo y le truncó su continuidad. Desde entonces, al internacional por Islas Comores le ha resultado muy complicado retomar su mejor dinámica de juego.

El mediocentro francés no ha sido el único que ha sufrido molestias durante un partido y que le han acarreado problemas futuros. Otros fueron los casos de Carpio en El Molinón, Álvaro García y Salvi en varios encuentros (el último en Albacete), Rober Correa ante el Zaragoza, Marcos Mauro en Carranza ante el Osasuna, Kecojevic ante el Sporting, Barral ante el rayo en casa, Alberto Perea ante el Huesca, jugador al que también se le tuvo que operar en pretemporada debido a una apendicitis… Casos y más casos que siempre han atacado a jugadores en los que Cervera estaba confiando dentro de su once. Igualmente, también han pasado por la enfermería jugadores como Carrillo, Nico Hidalgo o recientemente Moha Traoré.

El último suceso ha pasado en la última jornada. Y otra vez, en la línea de flotación del sistema que defiende a capa y espada Cervera, que ha visto como en las últimas jornadas se las ha tenido que ingeniar para cubrir como buenamente ha podido la lesión de Salvi Sánchez o en Barcelona para hacer lo propio con Garrido.

Porque si el vacío que dejó la marcha a la enfermería de José Mari, no es menos el que dejan otros dos jugadores determinantes para que este Cádiz CF tan de sota, caballo y rey pueda resultar agresivo en sus planteamientos.

Ya con la lesión de José Mari se dijo que se iban un 25% de opciones de poder ascender. Era tanto lo que daba el jugador roteño que hasta Cervera admitió tras sumar la victoria en La Romareda (donde cayó José Mari) que la hubiera cambiado incluso los tres puntos por la ‘supervivencia’ de su jugador franquicia. El tiempo le ha dado la razón pese a la laboriosa aportación de Álex Fernández.

Tres nombres claves más tenía Cervera: Álvaro García, Salvi Sánchez y Garrido. Pues bien, pocas han sido las semanas que el entrenador del Cádiz CF los ha podido utilizar todos a la vez. Salvi se retiraba del Carlos Belmonte llorando a sabiendas de que le quedaba por delante, como mínimo, un mes en el dique seco. También Álvaro García ha tenido sus altibajos aunque siempre se ha sabido mantener en la cuerda floja, donde aún está dado la sobrecarga que arrastras en la zona de los isquios desde hace un buen tiempo. Por último, Garrido caía en Barcelona pagando la factura un equipo que sin el vasco perdió buena parte de la intensidad que necesita para sacar sus partidos adelante.

A pesar de todos los disparos recibidos a lo largo de la temporada, el Cádiz CF se mantiene con vida aunque son muchos los jugadores que andan renqueantes. La competición en Segunda ya se sabía que es eterna, pero la cantidad de molestias físicas hace que cada jornada el cuerpo técnico cruce los dedos desde el banquillo al conocer el estado exacto de todos sus jugadores que no por estar jugando están en plenitud física tal y como reconoce en cada rueda de prensa Álvaro Cervera.