El presiente del Cádiz CF Virgili, Pablo Isorna.
El presiente del Cádiz CF Virgili, Pablo Isorna.

Cádiz CF Virgili

El Cádiz CF Virgili pide ayuda a su hermano mayor

Pablo Isorna cree que el equipo panadero necesita el empujón de la entidad que preside Vizcaíno para "hablar de metas muy altas"

Por  10:32 h.

Pablo Isorna es el presidente del Cádiz CF Virgili y un año más no tendrá fácil eso de cuadrar los números, pero para la próxima temporada el cuadrante del Excel se le ha venido abajo literalmente después de la crisis sanitaria que ha azotado al país y que lo va a dejar económicamente realmente mal.

Por eso mismo, el empresario gaditano ya pide toda la ayuda que puede. Y la pide claramente al Cádiz CF, su hermano mayor. Lo ha hecho en Deportes Cope el propio Isorna, que hace unos días veía como se confirmaba la marcha de su entrenadora Déborah Fernández. “Siendo sincero yo lo sabía hace tres meses. Ella vino a paliar un problema que teníamos cuando se marchó el anterior entrenador y se sintió tan bien que quiso quedarse un años más pero los problemas familiares le han obligado a marcharse. Le estoy intentado convencer para que se quede de asesora porque sus conocimientos son de los mejores que he conocido”, dice Isorna, al que le une con Déborah un “vínculo más personal que deportivo”, tanto con ella como con su marido.

La entrenadora gaditana ha dejado muy buenas huellas en su camino en el club panadero. Y lo atestigua su gran valedor. “Yo no dudaba de ella en absoluto por la la profesionalidad que siempre ha demostrado. La gente se adaptó a ella, que dio un cambio radical en los entrenamientos, a los viajes y a la rutina del día día; la gente se ha sentido muy a gusto con ella”.

Pero Déborah ha dejado marcado el camino ya que ha sido directamente ella la que ha elegido a su sucesor en el banquillo del Cádiz CF Virgili. “Nos ha hecho la gestión de un nuevo entrenador, que lo presentaremos la semana que viene”, comenta Isorna, que protege la identidad del mismo “ya que tiene aún contrato con su anterior club y se ha pedido que no se diga hasta la semana que viene”.

Eso sí, promete. “El perfil es similar al de Déborah, que ha apostado muchísimo por esta persona. Ha entrenado en Primera División. Será una sorpresa por los equipos que ha entrenado”, avisa un presidente ilusionado con el futuro a pesar de que este se presente negro.

Plantilla 2020/21

Un verano más, Isorna se prepara para la confección de una plantilla que ya adelanta será la misma en un 70%. Por supuesto, un club humilde como el Cádiz CF Virgili no podrá cerrar las puertas a algunos jugadores aunque lamenta que lo puedan hacer. “Sabemos que hay tres o cuatro jugadores a los que ya le están tocando por todos lados; yo les digo que no se cieguen por esos motivos”. Y da sus razones, más como padre que como presidente incluso. “Económicamente lo vamos a pasar muy mal y no será una crisis de tres o cuatro meses sino de tres o cuatro años. Iremos saliendo poquito a poco siempre y cuando los políticos se entiendan porque la crisis va a ser dura. El club lo va a pasar mal, pero a nivel de sociedad lo va a pasar muy mal mucha gente. Y ojalá me equivoque. Todos los despidos, los ERTEs y esta crisis repercutirá obviamente en los contratos de los jugadores, los patrocinios…”, dice.

Y puestos a combatir lo que se avecina, Isorna le echa un guante a su homólogo en el Cádiz CF, con el que guarda una buena relación. Por eso mismo, le pide un trato de favor a Vizcaíno y no por nada, sino porque ambas entidades pueden salir beneficiadas. Y tiene un ejemplo. “Espero que si el Cádiz CF sube sean capaces de darse cuenta que el segundo equipo de la ciudad es el Virgili aunque sea a mucha distancia. Nos pueden echar un cable; yo no quiero dinero, solo necesitamos que los chavales, que demandan llevar ese escudo; puedan vestir igual que su primer equipo”.

Todo está pendiente de una reunión con Vizcaíno, al que le pide “que marque alguna pauta y que sea positiva”. Y los tiros no van por lo económico “porque nosotros sabemos buscar dinero”, asegura Isorna.

El ejemplo de este acuerdo conjunto es el Betis Futsal, que “parecía ser flor de un día y ya llevan seis años. El Betis apostó por fútbol sala, lo cogió en Tercera y lo ha metido en Primera. Todos pensaban que solo era imagen y llevan seis años. Va a ser el segundo club andaluz en Primera junto con el Córdoba. Y yo creo que el Cádiz CF y Cádiz se lo merece tener un equipo en Primera”.

Isorna cree sinceramente que merecen “tener más ayudas” y eso que tanto con el Ayuntamiento como con Diputación el trato es fabuloso, pero “nos falta ese puntito del Cádiz CF, ese sentimiento que necesitamos del hermano mayor que si lo obtenemos podemos estar hablando de metas muy altas ya que nosotros estamos apostando fuerte en el equipo”.

El presidente del Cádiz CF Virgili, por último, asegura que el 70% de la plantilla se va a quedar “porque están ilusionados con el proyecto” y lamenta que otros chavales “necesiten buscarse la vida por otro lugar”. A estos les aconseja de la siguiente manera y de paso lamenta que no sea como años atrás en los que el Cádiz CF Virgili ingresaba algo por los traspasos de jugadores como Aicardo o Jesulito. “Me da pena porque el momento del país no es para ir dando vueltas y salir de casa”.