Cádiz CF

Cádiz CF-Sporting (0-0) Pasito a pasito

Reparto de puntos en Carranza en un partido serio en los que a los de Cervera le faltó el gol que no tienen

Por  22:57 h.
Cádiz
0
Sporting de Gijón
0
Cádiz CF: Cifuentes, Correa, Sergio Sánchez, Kecojevic (Marcos Mauro, 33'), Brian Oliván, José Mari (Karim, 79'), Garrido, Álex, Aketxe, Jairo (Salvi, 71') y Manu Vallejo.
Sporting: Mariño, Molinero, Álex Pérez, Babin, Canella, Cofie, André Sousa, Carmona, Álvaro Jiménez (Pablo Pérez, 76'), Lod (Traver, 81') y Djurdjevic (Neftali Mamzabi, 60').
Árbitro: Cesar Soto Grado, de Toledo aunque adscrito al colegio riojano. Amonestó con cartulina amarilla al cadista José Mari, que la vio desde el banquillo, y a los sportinguistas Cofie, Pablo Pérez y Neftali.
Incidencias: Partido correspondiente a la décima jornada.
Estadio Ramón de Carranza.

Cuando se están pasando malos ratos no hay lugar para la alegría, menos para el cachondeo. Y mucho para la seriedad. Por mucho que se ponga un once alegre, la querencia es irse a la responsabilidad. Y cargado de responsabilidad salió un Cádiz CF que hizo todo lo posible para ganar pero desde el sentido común para no suicidarse ante su parroquia. Y así las cosas, y ante un rival también atemorizado por el resultado, lo más lógico es que Cádiz CF y Sporting firmasen tablas sin goles.

Cervera se dejó convencer por las críticas y por las sensaciones y este domingo acudía a su juicio en Carranza con los argumentos que mejor se entienden en una afición que ya no comulga al cien por cien con él. El técnico cadista sabe que su crédito es limitado y no quiso, al menos, seguir agotándolo con sus firmes posiciones. Por eso mismo, se dejó querer por los buenos pero breves momentos que su equipo ha dado este año haciendo todo lo contrario que él quiere que se haga, es decir, jugar sin un ‘9’ de referencia o asociarse por el interior. Eso sí Cervera fiaba a su guardia pretoriana la sala de máquinas.

Entre las novedades destacaba Sergio Sánchez, que no había dejado pasar ni un minuto cuando le pitaban una falta escorada y cerca del área que detuvo sin problemas Cifuentes. Fue el Sporting el que comenzó pisando con más fuerza y en solo ocho minutos Cifuentes tuvo que aparecer en dos ocasiones, la segunda para repeler un disparo centrado de Álvaro Jiménez tras una jugada de ataque bien dominada por el once del también cuestionado Rubén Baraja.

Espoleado por la grada, el Cádiz CF despertó y a punto estuvo de adelantarse en el marcador tras un saque de esquina forzado por Correa tras una combinación con Aketxe. El vasco puso la bola en la cabeza de Garrido que remató de cabeza solo con fuerza aunque no con la suficiente para evitar el puño de Mariño, que sacó el balón de la línea de gol en una genial estirada.

Después de unos aparatosos minutos en los que los centrales del Cádiz CF tuvieron que ser atendidos (Kecojevic por molestias en el codo y Sergio Sánchez por una hemorragia en la nariz por un golpe), Aketxe lo intentó desde lejos con un disparo desviado.

Ni Cádiz CF ni Sporting lograban la posición ni el control del encuentro, que tenía un dominio incierto. Igual se acercaba por impulso el bando amarillo como lo hacía el rojiblanco. Precisamente, en una de las llegadas del once asturiano llegaba un gol anulado a Djurdjevic por un fuera de juego muy pero que muy ajustado en el caso improbable de lo que fuese.

Salvado el Cádiz CF por el banderín, lo intentaba con jugadas elaboradas desde atrás pero a medida que se acercaba al área rival se agotaban las ideas, como si faltase una pieza, esa pieza que aclara el panorama en el punto clave. Porque había veces que aparecía Álex como mediapunta, otras Aketxe y Vallejo se perdía en carreras sin terminar de aparecer o tapado literalmente por un Babin de lo más estricto en la marca. Total, que el Cádiz CF dibujaba un panorama algo desordenado en un ataque recién inventado. Pese a ello, los últimos minutos del primer tiempo fueron territorialmente ganados por el once amarillo.

No parecía disgustarle a Cervera lo que estaba viendo durante los primeros 45 minutos porque en la reanudación dio continuidad a los mismos, que salieron con ímpetu y decisión. Fruto de ello, en el 52′ llegó una oportunidad clarísima que Jairo no supo ejecutar tras recibir de Álex y quedarse completamente solo ante Mariño, que tapó bien el disparo con la diestra del extremo canario.

Seguía el once amarillo llevando el mando aunque sin mucha profundidad. De botas de un pase de Jairo, interceptado por la defensa asturiana, apareció Manu Vallejo para forzar un córner con el que Aketxe intentó un gol olímpico impedido por Mariño.

Se quería animar el Cádiz CF y en esto era Aketxe el que más lo intentaba porque el vasco igual aparecía por la banda que por la mediapunta como en su propio campo. Definitivamente, Cervera dio vía libre a Aketxe y a Álex para que capitaneasen un ataque en el que Jairo y Manu Vallejo también tenían mucho que decir. Poco a poco, el Sporting se metía atrás y el Cádiz CF acechaba el marco de Mariño aunque con las reservas lógicas del miedo a perder.

Pese al temor a sentirse desarmados, era el Cádiz CF el que seguía llegando. A diez para el final, Brian metía un balón al corazón del área que conectaba un Salvi enchufado, pero el zurdazo del sanluqueño fue a las manos de Mariño.

Sin embargo, el Sporting no estaba muerto ni mucho menos. Como prueba un voléon que se sacó desde la media luna André Sousa al que tuvo que responder milagrosamente Cifuentes, que con las yema de los dedos enviaba a saque de esquina con todo Carranza recogido en un suspiro. Ya en el descuento, el veterano arquero tuvo que intervenir de luego para evitar un remate a bocajarro de Pablo Pérez.

Un punto que sirve para avanzar desde la esperanza del que confía en que se tenga que ir a mejor a medida que se vayan enchufando a la causa los Sergio Sánchez, Salvi, Karim y tantos otros que aún están cogiendo la forma adecuada para ponerla al servicio de un entrenador que tendrá una semana más para seguir trabajando la salida de un túnel que el sábado que viene llega a Lugo.